influencers

Fin del chollo de los influencers

Todo va a cambiar con los influencers.

Seguramente habréis oído hablar de ellos. Una nueva profesión del cual, muchísima gente vive a cuerpo de rey. Tener muchos seguidores puede ser sinónimo de ganar dinero el Instagram, al menos hasta ahora. Todo puede cambiar y es que con la medida de Instagram de no dejar ver los likes, todo podría estar cerca de cambiar. El motivo es simple. Las marcas pagan a los influencers por promocionar sus artículos. Si no se ven los likes, no saben la repercusión que tienen sus publicaciones, por lo tanto, no pueden valorar cuanto deben pagarle al influencer de turno. Quizás no van a dejar de ganar dinero, pero seguro que lo que cobren muchos de ellos, no será lo mismo. Irán a la baja, y quizás, incluso muchos de ellos dejan de vivir a renta de empresarios con ganas de promocionar sus productos.

 

La cosa se iba de madre.

La verdad es que espero que todo se relaje un poco porque estábamos llegando a un punto peligroso. influencers de medio pelo que publicaban chorradas, y por el simple hecho de ir con una chaqueta concreta, o un complemento, ya estaban facturando. Todo falso. Y la gente cayendo de cuatro patas. Me da mucha pena ver como la gente se deja llevar por las modas, por lo que un supuesto ti@ guay lleva, y luego todo es fachada. No concibo la vida por el numero de likes que tenga alguien, y por suerte, esto va a cambiar. Y esperemos que esto se traslade a otras muchas redes sociales, porque hay que dejar atrás estos clichés absurdos. Deberían quitarlo, todo, numero de seguidores y números de likes, que no se vea nada. Estoy muy cansado de ver a gente que sigue a otra por el simple hecho de que tiene muchos seguidores. Esto no es serio ni bueno para la salud mental de nadie.

 

Un número no te representa.

Mi canal de Telegram tiene 414 personas. El de XXXXX 20 mil personas. El otro es mejor que el mío. Esa es la mentalidad de muchos de los que siguen según que sitios. Y eso es triste y equivocado. Ni el mío es peor por tener menos gente, ni el otro es mejor por lo contrario. El número no representa nada. Puedes haber comprado cientos o miles de seguidores y estar reflejando algo que no es. Y con esto de los influencers, que vayan con cuidado los que se dedican a vender likes y/o seguidores, porque quizás también dejan de tener negocio. Porque señores, en todo esto de la fachada, muchos ganan pasta con ello. Puedes comprar paquetes de seguidores por precios razonablemente bajos, y eso te da repercusión. Yo nunca me he planteado hacerlo, pero conozco a muchos que lo han hecho. Yo prefiero tener pocos que muchos y que no sean reales. Nunca me he movido por los números. Así me va (para bien y para mal).

 

¿Estamos ante un cambio de tendencia?

No sabría que decir sobre si realmente estamos ante un cambio de tendencia. Instagram es de Facebook, y todos van de la mano. Veremos cuanto tardan en Facebook en hacer lo mismo, porque es de esperar que tarde o temprano también metan mano. Si han desaparecido los likes de Instagram, es de esperar que pueda pasar lo mismo o parecido con las veces que se comparte o gusta algo en Facebook. Y de rebote, a ver si Twitter, que es la tercera en discordia, toma el mismo camino. Así que en poco tiempo, podemos ver como el negocio de los influencers, se va a la basura. Aunque esto no tiene porque ser así y es que el tema de lo que cobran los influencers no está del todo claro. Los hay que tienen una burrada de seguidores y no ingresan nada. Otros que reciben “regalos” sin haber pedido nada. Otros que no tienen demasiados e ingresan mucho. Todo es muy relativo y con esto de los likes, seguramente no se acabe el negocio de los influencers, pero si que se estabilizará un poco. Dejaremos de ver verdaderas salvajadas de ciertos personajes que están ganando una burrada de dinero por el simple hecho de salir con un reloj o complemento de cierta marca.

 

Seguidores compulsivos.

Tenemos a influencers que ponen una foto mirando una piedra, y ya tiene medio millón de likes. Esto no es normal. La gente se está volviendo idiota con esto de seguir y adular al personaje de turno. En mis viajes de metro, que me dan para ver muchas conductas del ser humano, siempre veo a alguien haciendo likes compulsivos a gente, sin pararse siquiera a ver que ponen o que enseñan. Por no hablar de l@s influencers frustradas que no paran de subir fotos haciendo posturas absurdas o pensándose que salen súper mon@s cuando en realidad es una foto patética, con la finalidad de que sus “amigos” le digan lo guapa que está o lo bonita que es la foto. Todo tan patético… Es una más de las muchas locuras del ser humano. Dejamos de serlo para ser robots que dan a botones, que no saben caminar porque solo saben ir en patinete eléctrico y suma y sigue.

 

Conclusión de los influencers.

No tengo nada en contra de como evoluciona la vida. Los influencers de hoy son los Ronaldinho o Coronado de antaño. Las marcas dejan de pagar spots carísimos con caras conocidas porque en las redes tienen más repercusión invirtiendo muchísimo menos. Y es de cajón que sale rentable para todas las partes. Haces un anuncio que te cuesta 2 o 3 millones de euros entre caché, publicistas, escenarios y demás movidas y luego lo que te cuesta ponerlo en las cadenas. Porque evidentemente tienes que pagar para que la cadena lo emita, y no es poco. Todo eso para que luego la gente cuando llega la publicidad se va a mear o cambia de cadena y adiós publicidad. En Instagram, Facebook, Twitter…, tienes una publicación de la cosa que quieres promocionar, sin haber invertido más que el coste del producto o el caché que del influencer de turno, lo ven 10 mil personas que son reales, no datos o aproximaciones. Eso es la publicidad que funciona hoy día. Con esto de los likes, quizás las marcas incluso salen ganando y la inversión que hacen es mucho menor y se ahorran costes. Veremos como va y como se interpreta el nuevo escenario.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

follow us in feedly

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner