Impunidad de las grandes empresas

 

Es lamentable como nuestro día a día tiene que basarse en un sistema que claramente nos perjudica frente a las grandes empresas. Hoy quiero hablaros de algo que por desgracia, hemos adquirido como algo habitual y lo llevamos con naturalidad, cuando en realidad, deberíamos estar escandalizados de ver como se nos manipula, y se hace con nosotros lo que les viene en gana. La impunidad de las grandes empresas es terrorífica. Concretamente lo queremos centrar en como las grandes empresas, no tienen un sistema común de registro de modificaciones de contrato, o de aceptación de condiciones. Todo lo basan en un sistema de grabación, que a ti, como cliente, no te da ningún tipo de garantía.

 

El problema.

La impunidad de las grandes empresas a la cual me refiero es por ejemplo, a cuando contratas algo con un operador. Te “venden” unas condiciones que en muchas ocasiones, no se corresponden a lo que te han vendido. Eso pasa mucho, demasiado, y lamentablemente, el cliente, está totalmente expuesto y no tiene nada que hacer, o poco que hacer. Es cierto que todos estos trámites se hacen mediante una grabación. Pero claro, eso les cubre a ellos, porque a ti…, no te sirve casi de nada. En caso de estar disconforme con lo contratado respecto a lo que te vendieron, la empresa te dirá que no encuentra la grabación. Si lo llevas a juicio, la empresa llegará a un acuerdo contigo antes de llegar al proceso. Al final, como usuario, estás totalmente vendido ante lo que quieran hacer contigo.

 

¿Se puede luchar contra ellas?

Lamentablemente…, no se puede, o en el caso de poderse, no te sale a cuenta. Os voy a contar una anécdota personal. Fue con Jazztel, hace un porrón de años. Me tuvieron más de medio año sin servicio de internet ni teléfono en casa. Reclamaciones continuadas, llegando a tener una carta firmada por un alto cargo de ellos, asumiendo que habían cometido un error y reconociendo su culpa en la resolución de mi problema. Seis meses sin servicio y pagando religiosamente porque si no, me cancelaban la línea. Con todas las pruebas recopiladas durante esos largos seis meses, incluyendo la carta donde asumían la mala praxis del caso, ya que habían más de 50 reclamaciones sobre lo mismo sin resolución pese a existir un problema confirmado por ellos, me voy a un abogado y le presento toda la documentación. Me mira, y me dice…, tienes todas las de ganar, todo está muy claro y bien argumentado. ¿Vamos adelante? Le digo…, ¿vale la pena? Y me dice…, NO. Vas a perder el tiempo. La parte contraria ni se presentará. Asumirá lo que toque y eso será muchísimo menos de lo que te vas a gastar en el juicio y en el tiempo que pasará hasta que exista la resolución. Vamos, que las leyes están preparadas para que no les toques la moral.

 

Un registro oficial.

La impunidad de las grandes empresas se demuestra desde el momento que tú, como cliente, no tienes acceso a documentación clara sobre lo que tienes contratado. Te lo mandan por mail o lo que sea, pero al final…, es papel mojado. Debería existir un archivo oficial donde cualquier tipo de modificación, quede perfectamente reflejada y aprobada por el cliente. No es normal que te cambien de tarifa móvil porque simplemente has llamado para consultar algo. O que te pongan una permanencia sin que la hayas aceptado. Tienen el hándicap de la grabación, cierto. Pero como al final, ese método es para que ellos se cubran las espaldas…, no hay nada que hacer. Esa grabación les sirve para que en caso de que el cliente les denuncie por engaño, poder ir a la grabación y confirmar si les has expuesto la oferta. Para nada más. Vamos, que se cubren las espaldas de una manera brutal. Las operadoras se llevan la palma en este tipo de gestiones, pero se puede trasladar a cualquier otro tipo de negocio. Al final, sin un sitio claro y oficial donde ver todo contrato y modificaciones que se produzcan…, estamos vendidos.

 

 

Experiencia propia.

Os voy a contar otra batallita personal. He trabajado de comercial durante mucho tiempo para empresas como Telefónica o Gas Natural. Con Telefónica la experiencia fue maravillosa en la parte donde yo, como amante de la tecnología y conocedor de los aparatos y funcionalidades de los mismos, me ponía las botas haciendo altas y portabilidades. Era como un juego de niños. Sabía que decir o hacer en cada uno de los casos con sólo decirme, soy de Vodafone, soy de Orange, soy de tal. Conocía a la perfección cada oferta comercial y cada punto débil de cada compañía que usaba para mi beneficio. Como siempre he defendido, vender mi producto sin pisar el de al lado. Pero si conociendo donde destacaba el mío para conseguir el objetivo. Fueron meses maravillosos, lo contrario que en Gas Natural. Mi experiencia allí fue desastrosa. Hasta el punto de hacerme querer firmar contratos de clientes falsificados. Con datos de tarifas de meses antes que eran mejores, un escándalo. Que vaya por delante que no es Gas Natural como tal, sino subcontratas que tienen. Pero lo que llegan a hacer…, es terrorífico. Duré muy poco allí, y el motivo es simple, me negué a firmar un contrato de un cliente que estaba falsificado. El encargado abiertamente me dijo que o rellenaba el contrato o que posiblemente no habría más lunes en la empresa. Evidentemente no lo firmé ya que hubiera cometido un delito, y ya no por eso, porque me niego a engañar a la gente para un trabajo de mierda mal pagado y que actúa de esa manera.

 

Otro caso vivido.

Hace poco, un colega tuvo una gorda con Vodafone. Se fue uno o dos días después del plazo máximo para irse sin penalización por el cambio de tarifas. Se durmió en los laureles y llegó tarde. Pese a ello, hizo el cambio. Pues bien, Vodafone, le quería cobrar una penalización escandalosamente alta. No se correspondía al tiempo que tenía de permanencia. Penalización creciente le decían. Más de 350 euros por una permanencia restante de apenas 1 mes. Obviamente eso no es legal, pero pelea si quieres. Entre que lo llevas a un abogado, OCU o FACUA, ellos ya han tenido tu dinero un tiempo. Porque obviamente tienes que pagar, ya que de no hacerlo, incurres en delito y te pueden incluso cortar o cancelar la línea. Vamos, un despropósito en toda regla. Al final, tuvo que luchar un poco pero no demasiado. Vodafone asumió que no podía hacer eso y se lo regularizaron.

 

Pagos y errores.

Una de las cosas que más me preocupa y que me deja clara la impunidad de las grandes empresas, es el tema de los errores administrativos. Hace años que no los padezco, y no se si ya se han solucionado pero me temo que no. Estás con una operadora, cometen un error de factura, y te lo regularizan para la siguiente factura. ¿Como es posible eso? Me tienes que cobrar 40, me acabas cobrando 70, asumes que te has equivocado, pero ya te lo soluciono para la siguiente factura. Factura que en muchos casos viene mal de nuevo porque no lo han arreglado bien y sigues con la deuda a tu favor. No entiendo como no se impide que las empresas hagan eso. No he visto sitio alguno donde pase eso y se queden tan anchos. Al final, con todos estos errores, consiguen aunque sea temporalmente, un motón de dinero que les sirve para inversiones o maquillar números. Si cometes un error y desde facturación lo ven claro, se te tiene que hacer el abono de inmediato. Nada de esperar. Yo me he llegado a encontrar varios meses seguidos con una deuda a mi favor que no se salda porque no les da la gana y su sistema de ajustes no funciona correctamente. Es de chiste.

 

Conclusión.

A lo que quiero llegar es que la impunidad de las grandes empresas es total. Casos como el que comento, pasan porque las leyes son una basura. Las grandes empresas no trabajan directamente con el cliente. Son subcontratas que trabajan en nombre de esa gran empresa. La gran empresa aprieta todo lo que puede, y la subcontrata ejecuta la presión. Les da igual las herramientas que empleen para conseguir el objetivo, lo tienen que conseguir. Simplemente miran a otro lado y no quieren saber nada. Ellos se cubren las espaldas haciendo grabaciones de voz, contratos escritos ilegibles para cualquier usuario por lo complicados que son pero que legalmente a ellos les excusa, y así vamos. Luego en caso de querer reclamar algo, te salen con una grabación donde das tu consentimiento sin apenas haber entendido nada por todo lo que dicen y lo complejo que es, o un papel con quince hojas llenas de clausulas que les protege ante casi cualquier cosa. Así son las empresas.

¿Quieres ser colaborador/socio?

Necesitamos tu ayuda y por suerte, colaborar nunca fue tan sencillo. Comprar en Amazon nos puede dar alas tal como Aquí te lo cuento. Anímate y forma parte de la familia de LaTeclaTec, serás socio y te beneficiarás de muchas ventajas como usuario premium,  contacta con nosotros por  correo  comentarios , Telegram.

 

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner