Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Necesitamos impuestos tecnológicos

2 octubre, 2020
impuestos miserables

 

La vida va demasiado deprisa, y si pestañeamos, nos perdemos algo. Hoy quiero hablaros de un problema que nos encontramos en nuestro día a día y que sin embargo, no le prestamos atención Me refiero a muchos sectores que se están aprovechando de lo que es de todos, sin que eso les repercuta en sus negocios propios. ¿Por ejemplo? Los riders de sitios como Deliveroo, Just Eat y similares, los que usan patinete, y así uno tras otro varios sectores, gremios o como queramos llamarlos. Creo que es elemental que se apliquen impuestos tecnológicos a estos sectores y a continuación, voy a argumentar los motivos que me conducen a este pensamiento.

Ir a descargar

Situación preocupante.

Nuestras calles están cada vez más transitadas por todo tipo de vehículos con batería que están haciendo cada vez más complicada la movilidad. Acabaremos teniendo ciudades sin apenas coches o eso es lo que se pretende. Pero a costa de que la calle ha pasado de ser de todos a ser de algunos. Empezamos con las zonas verdes y azules, que cambiaron la política de la calle es de todos y todos tenemos derecho a aparcar, a que aparcan solo los que pagan. Ahora nos encontramos con que un tanto por ciento enorme de calles, no están con las aceras adaptadas para patinetes. Ellos tienen o tendrían que ir por un carril habilitado. No existe como tal y por eso, van por donde quieren. Peligros, accidentes y otras movidas ocurren a diario por una falta de regulación y legislación. Es una locura lo de los patinetes, y la suerte que tenemos es que pocos o ninguno muere para como se ha descontrolado.

¿Impuestos necesarios?

Yo soy de los que piensa que si. Poner impuestos tecnológicos a cosas como los patinetes, significaría poder aliviar un poco el gasto que supone tenerlos. Los ayuntamientos se van adaptando a esta nueva necesidad, y va convirtiendo calles en sitios para que transiten. Retiran normalmente un carril de los dos que solemos tener en las grandes ciudades para circular y lo convierten en carril bici. Es lo que está ocurriendo en Barcelona, por ejemplo. Y esto supone un desembolso económico muy importante que acaba saliendo de nuestros bolsillos. Los que tienen el Bicing, pagan por tenerlo, los que cogen transporte público, pagan por hacerlo, los que tienen un patinete eléctrico y se aprovechan de la infraestructura que todos les estamos preparando con nuestros impuestos, no pagan. Eso si, pueden ir por donde quieran.

 

¿Qué deberían pagar los impuestos?

Implementar impuestos tecnológicos debería servir a mi modo de ver, para subsanar un hipotético gasto de vigilantes de seguridad. Es decir, gente que se dedique a controlar el tráfico de estos vehículos. Como digo, cada vez es más complicado caminar tranquilo por la calle, y en caso de accidentes, como le ha pasado a un familiar, normalmente el del patinete se va de rositas. Es una vergüenza que no les pase nada. No tienen permiso de circulación, no están regulados, nadie los controla. Son un peligro público y hay que controlarlos. Lo mejor sería un equipo especializado de personas que se dediquen a ello. De igual manera que tenemos controladores de parquímetros, porque no tener controladores de este tipo de vehículos. Quizás es exagerado el tema de los impuestos tecnológicos, pero menos exagerado es ver como nuestras ciudades se inundan de estos aparatos sin que nadie los regularice.

 

La policía no da abasto.

Otro inconveniente que nos estamos encontrando con este gremio, es el de la policía. Teóricamente ellos son los que lo “regulan”. Y de hecho, vemos como en Barcelona hay patrullas en bici. Se supone que están para controlarlos, pero al final…, son muy pocos o casi ninguno y poco hacen. No creo que destinar esfuerzos del cuerpo para controlar el tráfico de estos vehículos sea la manera, y por eso, creo que los impuestos tecnológicos paliarían todos estos gastos extra que nos están llegando a causa de tener que adaptarnos a ellos. Es una pena que nosotros tengamos que adaptarnos a los patinetes y no a la inversa. Pero tal como estamos viendo en nuestro día a día…, hace tiempo que nos han ganado la batalla.

 

El patinete es el futuro, pero nadie pilla cacho.

Es curioso como los gobiernos han dejado pasar la posibilidad de sacar tajada de todo esto. Lo digo porque normalmente a la hora de recaudar, son los primeros. Y no descarto que llegue el día que les hagan sacar un seguro obligatorio, o cobrar esos impuestos tecnológicos que digo. Creo que sería lo justo. Que pagaran un seguro para circular, y que los ayuntamientos, recuperen parte de esa inversión de la que hablábamos para adaptarnos a ellos. Si las motos y coche pagan por circular por una ciudad cada vez más limitada…, porque no van a pagar los que están causando esas limitaciones. Creo que sería justo que tanto bicis como patinetes, pagaran un impuesto anual obligatorio por usarlo. Si no, lo que están es fomentando el uso de patinetes, y de paso, colapsando todavía más nuestras ciudades.

La lógica manda.

Me centro en mi ciudad natal, Barcelona. Ir de mi trabajo a casa me supone un gasto mensual de 41 euros. En tiempo, cada día me supone desde que salgo de la puerta del trabajo hasta que llego a casa, 25 minutos. Con un patinete, si dejamos de lado la inversión en él, estamos hablando de que cada mes me costaría 0 euros, y en tiempo estaríamos hablando de unos 10/15 minutos. Es evidente que salgo ganando. ¿Por qué no lo hago? Pues porque de momento me es imposible por tema niños. Uno de los viajes lo hago con ellos, así que tengo que ir en transporte público y por ende, me quedan tres viajes lo que me imposibilita poder dar uso de un patinete eléctrico todo el día. Cuando mi situación cambie, y los niños vayan por libre…, tengo claro que iré en patinete o en moto. Seguramente la segunda opción a no ser que se pongan muy estrictos con impuestos extra.

 

Ahora es tarde.

Lo del impuesto para este tipo de vehículos, la verdad es que tiene buena pinta. La recaudación que se podría llegar a hacer es brutal. Pero como siempre, se llega tarde. Con los drones ya nos pasó. Por suerte la cosa no se desmadró y el uso que se le ha dado a estos aparatos ha sido limitado. Suerte hemos tenido, porque el peligro que suponen es brutal y en ciudades grandes podrían ser un problema gordo. Intentar regular ahora los patinetes, es algo más que complicado. Primero, porque una gran masa social ya lo tiene, con lo cual…, difícil gestionarlo. Y segundo porque el descontrol con la entrada y salida de estos aparatos al igual que su venta, es imposible regularlo. Así que me da que ni impuestos tecnológicos ni mandangas, estamos abocados al desastre con los patinetes y a cambiar nuestras costumbres. Cuando salgas del portal de tu casa o de tu trabajo…, mira a ambos lados porque te puede arrollar uno de estos artefactos.

 

¿Qué cambiaría en todo esto?

Sin lugar a dudas, siempre he sido de la creencia que el transporte púbico, debería ser gratuito para todos. ¿Y como consiguen ingresos? Pues con los impuestos. Estoy cansado de ver como yo pago mensualmente mi abono de metro (41 euros) y cada día veo a ninis colándose sin vergüenza alguna. Incluso he llegado a vivir experiencias desagradables como ir a salir y que uno entre por esa puerta apartándote. Es brutal el poco control que se tiene sobre esta situación. Y la única manera de revertirlo es o poniendo controles a mansalva, algo que no hacen porque es inefectivo ya que ni tienen oficio ni beneficio y son denuncias que caen en saco roto, o impuestos. Poner un impuesto de transporte público, podría suponer nada y menos, y para el metro, seguramente sería ingresar mucho más que ahora. Porque ahora mismo el metro no tiene unos ingresos mensuales estables, con impuestos a esto si que los tendría. Prefiero pagar 1 euro más en impuestos (es una cantidad que sería mil veces menor), que tener que pagar 41 euros para ver como cada mes un 20% de viajeros se cuelan.

 

Lo del patinete eléctrico es de locos.

No entiendo como se ha permitido comercializar este tipo de aparatos sin que nadie lo regule. Primero de todo, cada uno de ellos debería tener una especie de matrícula identificativa que lo asocie a un usuario. Segundo, el impuesto tecnológico del que hablaba. Que paguen una especie de seguro anual que permita en caso de accidentes, que alguien se haga cargo de las costas del accidente. No puede ser que al final, tu seguro de vida tenga que responder por algo de otros. Se están vendiendo maquinas de matar a gente que ni está preparada. Y no exagero. Un choque frontal entre dos patinetes que pueden alcanzar los 30km fácilmente…, lo convierte en 60km sin protección alguna. Porque esta es otra, ni casco necesitan. Vamos, que les dejan hacer lo que les venga en gana. Y lo de la velocidad…, no estoy exagerando ya que multitud de estos aparatos, superan fácilmente la velocidad, ya que las limitaciones que se ponen por región, se saltan con fáciles tutoriales que se encuentran en la red.

 

¿Hay salida?

Por supuesto que la hay, pero dudo que se vaya a aplicar. Mi solución pasaría por obligar el casco a los que vayan en patinete eléctrico. Y el motivo, aparte de la seguridad, es porque en el casco se puede incorporar una especie de matricula o identificativo que permita a los agentes de seguridad, comprobar que ese “vehículo”, está correctamente registrado y validado. Y además, en caso de accidente, por hablar de alguna de las situaciones, ya que cada vez más, podemos atribuir robos a estos vehículos, donde se usan para robar y salir corriendo sin poder ser alcanzados, gracias a la identificación en el casco, se podría dar más fácilmente con el ladrón o al que ha provocado el accidente y se ha ido por patas. Al final se trata de convivir y hacer la convivencia lo mejor posible. Y está claro que a día de hoy, esa convivencia es desigual y lo peor es que no se regula.

 

Conclusión sobre los impuestos tecnológicos.

Dudo que lo vayamos a ver. También dudo que alguien vaya a mover ficha al respecto. Ni vamos a ver controladores de tráfico, ni vamos a ver impuestos tecnológicos para compensar la situación que se da por culpa de ellos. Al final nadie hará nada y tendremos que convivir cada vez más en minoría con un gremio creciente y muy peligroso. El día de mañana tendremos los hospitales llenos, eso si, y no precisamente por accidentes. Los tendremos llenos porque la gente está cada vez más acostumbrada a los patinetes eléctricos y están dejando de lado el mayor valor que tenemos los humanos, caminar. Lo sano que es y las ventajas que nos supone, se están perdiendo. La gente está dejando de caminar y acabaremos todos idiotas. Haciendo distancias de nada con el patinete porque no sabremos hacerlo sin ellos. Es muy triste, pero es una realidad. Jóvenes que no son capaces de darse un paseo porque ya están cansados a no usar las piernas más que para subir al patinete. Tienen muchas ventajas, pero desde luego, existen unos inconvenientes que ni se están diciendo, ni se están valorando.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts