Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Impresoras 3D para armas, mal asunto

21 abril, 2021

 

Seguramente en más de una ocasión me habréis oído hablar maravillas de las impresoras 3D y de su importancia futura (y ya presente) en nuestro día a día. Hoy, lamentablemente, os tengo que comentar una noticia muy negativa, y que tiene a España como eje de la misma. Han usado impresoras 3D para fabricar armas o partes de ellas. Ha sido en Tenerife, y como siempre, pasan las cosas que pasan porque la ley no es implacable, como más adelante comentaremos. Hoy toca hablar mal de las impresoras 3D, pero que no se nos olvide ni un solo instante, que son el futuro, que por cada cosa mala que hacen tiene quinientas buenas, y que al final, por desgracia, lo malo siempre acaba haciendo más ruido que lo bueno por muy superior que sea lo bueno. Vamos al tema.

 

Primer taller ilegal en España.

Que sea el primer taller ilegal donde se usan impresoras 3D para hacer armas, no quiere decir para nada que no existan más. Simplemente no se ha dado con ellos. El propietario de la nave donde se ha desmantelado el taller, es un español de 55 años que ejercía como administrador de un geriátrico. Empezamos con las cosas fuertes de este caso. El administrador del geriátrico fue detenido en septiembre por tenencia ilícita de armas y deposito de explosivos. Septiembre, quedaros con la fecha porque esto aparece ahora porque se ha levantado el secreto de sumario, pero el caso viene de lejos. En el registro policial, se toparon con la propia impresora 3D a pleno rendimiento acabando una de las piezas de un arma. Se incautaron multitud de dispositivos de guerra como miras telescópicas, armas varias y, en definitiva, muchísimas cosas ilegales.

 

Problema mayúsculo.

Las armas fabricadas en impresoras 3D tienen un enorme problema, no dejan rastro. En internet se pueden encontrar manuales para su fabricación, con lo cual, estamos expuestos a que cualquiera con nociones básicas pueda fabricarse una. Y el peligro es que, si están hechas con materiales como las que se hacen, plásticos y derivados, no se pueden detectar en los escáneres, con lo cual, pueden ir libremente por el mundo con las armas sin que nadie los detecte. Por no hablar de consumar un delito de sangre. No existe pruebas de registro del arma que se ha usado porque no está controlada. No tiene numero de serie, es decir, que no se sabe quien la ha disparado, algo que si sucede con el resto de armas de fuego. Estamos ante un problema de dimensiones descomunales, que como siempre, tienen una respuesta que no está a la altura.

Una ley lamentable.

Yo entiendo que debe ser difícil para los jueces aplicar las leyes, y que en muchas ocasiones les culpamos por como aplican la ley cuando en el fondo, son simples interpretaciones que se ajustan al marco legal. Pero no entiendo como los dirigentes de este país, que no se ponen de acuerdo para nada, menos cuando tienen intereses comunes que cambian las leyes rápidamente, no son capaces de ver lo que se avecina. Acaban de clausurar el primer taller ilegal de armas hechas con impresoras 3D, pues bien, está claro que no es la única. ¿Tanto cuesta estar ya sentados para presentar una propuesta de ley que sea contundente contra el que pillen haciendo esto? Ahora viene cuando me decís que soy un exagerado, pero a este malnacido que han pillado, yo le ponía la cadena perpetua, o como se llama por aquí, la prisión permanente revisable. Que no pise más la calle. ¿Motivo? Está haciendo armas que sirven para matar a otros, que son ilegales, y que esquivan cualquier sistema de seguridad para evitarlas, y para colmo no tienen registro. Es decir, su uso es claramente para acabar con vidas. Así que porque narices tiene que estar en libertad o pasar pocos años de cárcel alguien que actúa para acabar con vidas humanas. No tiene sentido. El gobierno de turno es lamentable. Multa de 5 millones de euros y prisión permanente revisable para aquel que sea interceptado teniendo o fabricando armas de fuego impresas en 3D. Sin más. Ni una veríamos. Y a ver que partido es tan idiota de salir diciendo que es una pena exagerada y fuera de toda lógica (que los habría). Si defiendes que es una pena exagerada, es que defiendes que se haga.

 

El tío es un perla.

En el registro también se incautaron 30 manuales de todo tipo. Desde la fabricación casera de explosivos, pasando por manuales terroristas de guerrilla urbana y también de fabricación casera con impresoras 3D de armas de fuego. Vamos, un manual de como fabricar armas indetectables para matar a gente y sembrar el caos. Sinceramente…, no entiendo como se puede defender o entender esto. Es inaceptable que alguien sea capaz de ponerse de lado de alguien que es capaz de tener todo eso. Esta persona debe estar apartada de la sociedad, no tiene sentido tener en la calle a alguien que es capaz de manejar semejante arsenal de dolor. Aparte se ha incautado mucho material de simbología extremista.

 

Las autoridades, desbordadas.

Lo más lamentable de todo esto es que tenemos unos cuerpos del orden que son muy buenos. Trabajan sin cesar para intervenir y desmantelar sitios como el comentado. Siempre están anticipándose o intentándolo a los que quieren sembrar el caos. El éxito de los cuerpos de seguridad del estado es enorme, pero por desgracia, no van acompañados de una justicia rápida y justa. Ahora se levanta el secreto de sumario, de una operación que recordemos, tuvo lugar en septiembre. Hace más de medio año y ahora estamos así. Lo que para mi hubiera sido normal, es que ahora se levantara el secreto de sumario, y se dijera lo que ha sucedido y que al acusado (ya juzgado), se le condena a una multa de 5 millones y prisión permanente revisable por todo lo comentado. Pero no, ahora se levanta el secreto de sumario, se hará un juicio público, se le dará bombo y platillo, y luego se le condenará a una multa irrisoria y a 2 años de cárcel que sin antecedentes no la pisas. O quizás a 5 años de cárcel que en menos de dos ya estás fuera por buena conducta. Esa es nuestra ley y como se suele interpretar.

Las impresoras 3D.

Por último, quiero hacer un alegato a favor de las impresoras 3D. No quiero que este lamentable suceso, empañe ni por un segundo, todo lo bueno que pueden hacer las impresoras 3D. Van a cambiar el mundo, eso que lo tengáis claro. El que tenga una impresora 3D, por ejemplo, podrá diseñarse sus propios complementos, gafas, carcasas de móvil, muebles, de todo. Saldrán manuales para hacer casi cualquier cosa y la venta de las impresoras hará que acaben siendo asequibles para cualquier ciudadano. Tengo muy claro que si me dicen ahora mismo que puedo montar un negocio de lo que quiera que tendré todo lo mejor en productos y un local situado en el mejor sitio de la ciudad, el negocio sería de impresoras 3D. Están empezando a asomar la patita, pero su uso será brutal en no demasiado tiempo. Ya estamos viendo casos donde médicos fabrican prótesis en tiempo record para un paciente que lo necesita. Órganos internos fabricados en impresoras 3D. Muchísimas cosas buenas se están haciendo con ellas. Se harán muchísimas malas, por supuesto. La policía tendrá muchísima faena desmantelando talleres clandestinos de todo tipo. Esto va a ser una revolución como nunca antes hayamos visto. Y lo tenemos a la vuelta de la esquina. La industria hace tiempo que las usa, y ahora el paso será a nivel usuarios. Lo que me jode es que las autoridades y los dirigentes, no sean capaces de adelantarse a lo que está viniendo, y cuando explote todo, empiecen a intentar tapar heridas kilométricas con tiritas. No tiene sentido. Estamos ante una nueva revolución que se va a gestionar de la peor de las maneras. Que dios nos coja confesados.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts