¿Seremos humanos cibernéticos?

Este fin de semana, he enterrado a otro familiar que se nos va por la misma causa, cáncer. En mi familia esto se está repitiendo más de lo normal, seguramente, aunque estamos ante una situación más habitual de lo normal y es raro encontrar a una familia donde la tragedia del cáncer no haya entrado en sus vidas. Paradojas de la vida, directamente relacionado con el cáncer va la vida que llevamos, lo que comemos y como vivimos. Las ciudades, la contaminación, los aditivos de los alimentos…, todo está enfocado a que ese tanto por ciento de posibilidades de tener un cáncer, crezca. ¿Qué tiene que ver esto con los humanos cibernéticos? Vamos paso a paso. 

Los nanobots.

Son una auténtica revolución. Y el futuro apunta a que muchos o alguno de estos diminutos dispositivos, formen parte de nuestro organismo. Y aquí ya vamos entrando al tema de los humanos cibernéticos. Se habla sobre la posibilidad de que, en pocos años, menos de una década incluso, los nanobots puedan llegar a ayudar, diagnosticar o curar algunos tipos de cáncer. ¿Cómo? Pues los detalles técnicos son muy aburridos, pero ,por ejemplo, alguno de estos nanobots podrían introducirse con medicamentos concentrados y acceder al sitio exacto donde está detectado el tumor y atacarlo de manera directa. Eso es posible técnicamente, con lo que todo es tema de tiempo.

¿El futuro pinta bien?

Si y no. Estamos hablando de evolución gracias a la tecnología. Se habla de que posiblemente vivamos mucho más, algo que a mí me preocupa porque el espacio es pequeño y no hay sitio para tantas generaciones. Pero por otro lado…, tiene su encanto. Se dicen muchas cosas, entre ellas que el día de mañana habrá granjas de órganos artificiales y simplemente se estropeará uno y pondrás otro. Veremos cómo va el tema. Lo que, si estamos viendo que hay una evolución continua y que, a día de hoy, encima en nuestro país, y más concretamente en mi ciudad, se ha realizado con éxito el primer trasplante de pulmones con invasión mínima al hacerlo mediante una pequeña incisión y desinflando los pulmones. Esto pinta bien, por supuesto, pero lo de ir con nanobots dentro…, entiendo que pueda darle cosa a más de uno.

¿Aceptamos los nanobots?

Es un tema complejo. Siempre he defendido que no debemos jugar a ser Dios, salvo en casos muy concretos y extremos. Poner nanobots en mi organismo para que puedan adelantarse a problemas físicos o solucionar problemas internos, mola, pero estaríamos jugando a ser Dios. Nos saltaríamos el proceso de la evolución. Quizás yo estoy destinado a morir para que mis hijos sean anímicamente más fuertes porque son débiles de mente. Por poner un ejemplo ficticio. Si me pongo nanobots y eso hace que una patología destinada a complicarme la vida, no evolucione, supondría que me estaría saltando el ciclo de la vida, y quizás esos hijos de moral débil (ficticio), seguirían siéndolo y eso desencadenaría problemas futuros.

Las bases del futuro.

Implantes en los ojos o manos para hacer procesos informáticos, tener visión nocturna, ver datos de las cosas que vemos o cosas similares…, creo que es un punto que no deberíamos sobrepasar. Se sabe que es posible ponerse implantes para usar nuestros ojos a modo ordenador, pero eso entraría en las cosas que no permitiría. El uso de nanobots para solucionar problemas…, en principio lo rechazaría porque estaría sobrepasando los límites que acepto como normales o aceptables, pero seguramente esta afirmación cambiaría porque estoy seguro que en no demasiados años, se normalizará. No me preocupa el concepto de que nos veamos como humanos cibernéticos, me preocupa que sea por afición o comodidad que no por salud. Siempre y cuando sea por salud…, supongo que podría aceptarlo.

¿Miedo a la muerte?

En absoluto. Miedo a morir sufriendo, es algo que no me gustaría. Pero morir por un cáncer, cuanto más tarde mejor, habiéndome encontrado mal unos días y luego morir, donde haya tenido tiempo a despedirme de los míos y que asimilen mi muerte…, me parece la mejor de las maneras. Irme a dormir y ya no despertar, es chulo, poco doloroso, pero muy egoísta. El que se queda recibe un golpe demasiado duro. Por “suerte”, en los casos familiares, todos han sido por cáncer y con aviso previo y proceso similar al expresado. Pero sí que me sorprende que algo tan habitual como es el cáncer, todavía no tenga una solución clara, aunque es cierto que los avances son muy grandes.

Conclusión.

Acepto a los seres humanos cibernéticos, pero no a cualquier precio. No entiendo la evolución humana hacia ese punto de querer vivir más y más. Creo que podría ser incluso aburrido. Vivir 80 o 90 años, es algo que creo que está bien. Vivir unos 140 o 150 años, como es más que probable que suceda en no demasiadas décadas, puede resultar aburrido y peligroso para el propio planeta. Y tal como va encaminada la tecnología…, todo apunta a que todos los avances nos llevarán a ser muy artificiales a nivel órganos repuestos cuando fallan, por muy reales que puedan ser. Pero…, que diferencias hay con lo que tenemos actualmente, donde se trasplantan órganos como corazones, o se ponen “maquinas” (marcapasos) en ellos para en caso de fallos, lo solucionen.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner