HTC, la antítesis del sector empresarial

htc

A estas alturas creo que a nadie se le escapa que HTC es una empresa con serios problemas empresariales. Sus estrategias comerciales lo están llevando al abismo, tanto es así que se estima que han perdido el 80% de los ingresos de la compañía. Y los datos no hacen más que empeorar, y no hace falta ser un genio empresarial para saber dónde reside el problema. Año tras año los números son peores, cierto que tienen puntas donde consiguen maquillar un poco los resultados, pero en el cómputo anual, la compañía es un desastre, y lo triste es que la empresa no escucha a quienes les dan de comer, los usuarios. Se sabe perfectamente que los usuarios responderían positivamente ante unos precios más ajustados, recordemos que este tipo de empresas inflan el precio situándolos en un precio de venta tres veces superior al precio de fabricación.

¿Porque la empresa no se baja los pantalones y asume su posición? Sin que nadie se me enfade…, son chinos, y como tal, bastantes cabezas cuadradas. Prefieren hundir la compañía a llegar a asumir su fracaso y posicionarla donde debe estar. Está claro que si sus terminales se vendieran mucho más baratos, teniendo igualmente margen de beneficio, los usuarios responderían, pero sin embargo ellos prefieren seguir posicionados entre los grandes como Apple y Samsung pese a no estar a la altura, al menos tal como está la empresa, y quizás intentar estar un escalón por debajo, luchando con empresas como Xiaomi, que son el ejemplo en el cual se tendrían que fijar, grandes productos a precios muy económicos y de buena calidad, el resultado es evidente, lo venden todo y más. HTC tiene buenos productos, es más, normalmente suelen salir como los más potentes, pero sin embargo los siguen queriendo colocar a precio de oro y eso no puede ser.

Veremos qué táctica eligen con él HTC 10, un terminal que apunta maneras, pero como es lógico, si siguen con el mismo planteamiento no van a conseguir nada, seguirán siendo una empresa que se dedica a tener teléfonos interesantes, con un interior top, pero a precios que la gente no quiere pagar, y no porque no lo merezca, simplemente porque si se llama Samsung lo van a pagar, pero si se llama HTC no lo quieren pagar. Hay que asumirlo, entender que si eso pasa es porque se lo han buscado y saber dar un paso atrás e intentar volver a ser la empresa que un día fue, porque recordemos que Android sin HTC no se entiende, y es una pena que exista un riesgo real de que dejen el sector por sus números desastrosos, quizás va siendo hora de que demuestren que no todos los chinos son cabezas cuadradas. Xiaomi ya lo hizo con Hugo Barra, ¿porque no demostrarlo bajando radicalmente los precios?, no creo que el mundo lo viera como una deshonra, más bien se vería como algo lógico incluso admirable.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner