El control del horario laboral es un disparate

 

Hoy es el día en el que voy a poner verde a la empresa que represento. Y voy a ser comedido porque no tengo total certeza de hasta donde llega su metedura de pata, pero que la hay, es indiscutible, y que tirando del hilo, me consta que a nivel general, las empresas de nuestro país, el tema del control del horario laboral, se lo pasan por el forro de los pantalones. Vamos al tema, pero antes, como siempre, mención especial para el usuario colaborador solidario de la semana, Rafael Muñoz, que con sus aportes económicos sin invertir un solo euro, consigue que la web siga adelante. ¿Cómo? AQUÍ TE LO CUENTO. Arrancamos.

 

El caso.

Hoy he ido a las oficinas centrales de mi trabajo para recibir una formación del procedimiento del control del horario laboral que han instaurado. Pese a que hace dos años ya se nos comunicó que debíamos hacerlo, entre pandemias y que somos un país de pandereta, no se había hecho. Pero ahora, toca ponerse al día, y la manera, realmente me sorprende, me indigna, me abruma y me deja desconcertado. Cada empresa puede adoptar el método de control que crea conveniente, dentro de los parámetros que se exigen. El método de papel y firma en cada día me parece que queda descartado, puesto que es el que teníamos implantado pero sin cumplir y según me han dicho, es ilegal y no se contempla. Pues bien, mi empresa ha optado por una de las muchas aplicaciones que entiendo que gestionan esto, y la verdad…, me ha producido entre rabia, risa y vergüenza.

 

La aplicación.

En mi caso, la empresa ha optado por una aplicación que se llama Factorial. Entiendo que es una especie de Dinantia, donde la aplicación pone a la disposición de las empresas, un montón de funcionalidades y que la empresa, según sus necesidades, contrata más o menos. Dinantia, es la que usamos para el colegio, y creo que es una de las más extendidas, al menos por la zona catalana, de donde son sus creadores. Pues bien, no se hasta que punto han gestionado o programado bien mi usuario, que lo que tengo es sencillamente surrealista. Primero, no me sale la posibilidad de introducir la jornada laboral, paso imprescindible en la app. No se sabe donde está, ha desaparecido. Pero eso es lo de menos. Lo fuerte es que para activarla se pone un correo y una contraseña previamente configurada. En nuestro caso, se nos recomienda no modificarla para en caso de problemas, desde la central hacer cualquier arreglo.

 

Empieza el show.

Perfecto, con esa premisa…, arrancamos la app. El comentado problema de que no sale lo fundamental. Bien. Seguimos. Hay una pestaña donde pone empleados. Le doy y ojo al dato, me aparecen todos los trabajadores de la empresa, con los sitios donde trabajan y su correo electrónico. Vamos, que tengo acceso a todos los usuarios y como la contraseña es la misma para todos, puedo acceder a todos los perfiles. Pero esto no acaba aquí, y es que hay otra pestaña donde ponen documentos. En ella, encontramos (de momento vacía) diferentes carpetas como Ausencias, contratos, nóminas… Vamos, una oda a la violación del RGPD. Esto es una auténtica locura. Si esto se llena de documentos…, yo que soy un tanto avispado, tendría acceso a todos los datos de todos los trabajadores. Es un disparate que obviamente, pondré sobre la mesa llegados el día que se confirme hasta donde llega el error, puesto que el 2 de enero tenemos que usarla obligatoriamente. Si para entonces no han corregido este error grave, lo notificaré. Esto es un error muy grave, puesto que aparte de que se salta el RGPD, está comprometiendo la integridad de los trabajadores.

¿Y tú?

Este es mi caso, un desastre por todos lados, por no hablar de que la aplicación no tiene geolocalización ni registro de movimientos, es decir, puedo apuntarme las horas cuando quiera. ¿Qué sentido tiene eso? Pues ninguno. Sencillamente se adaptan a la ley, pero de una manera absurda. Es como cuando te hacen ir con el absurdo papel de responsabilidad, que no es otra cosa que decir que ellos ya te han dicho que hay y si pasa algo, se limpian las manos. Pues esto es lo mismo. Un “papel” donde pones que trabajas 8 horas. Da igual cuando las pones, y si realmente las haces, todo queda en casa. Y lo chungo es que tirando un poco del hilo, he consultado a diferentes personas, y curiosamente todos tienen sistemas similares. Mayoritariamente son gente que no se adaptan a la normativa tal y como es. Si que he contactado con muchos que trabajan en fabricas y almacenes, donde al entrar fichan con huella, que sería el método más razonable para controlar el tema horarios, pero en el círculo que me muevo a día de hoy, la mayoría usan métodos podríamos llamar, poco claros.

 

La picaresca.

El sistema implantado se lleva a cabo para el control del horario laboral, y evitar el abuso por parte de las empresas. Pero sin embargo, no se establece un método universal y se deja en manos de las empresas, el control del método elegido. Esto es un disparate, porque la mayoría de empresas que se saltan el horario laboral establecido, usan métodos que son absurdos. Que marcan 8 horas y no reflejan los excesos de tiempo que usas. Tengo casos cercanos donde se está trabajando 10 y 12 horas y el propio sistema, establece 8 horas y deja de contar. Vamos, que es un sistema inútil ante los posibles abusos. Por no hablar de quien ficha, los “soldados”, porque no he visto ni un solo “comandante” que tenga que fichar. En mi propio caso, tengo acceso a todos los trabajadores, “soldados” todos. Ni un solo “comandante”. Curioso, ¿no? Vamos, que esto es un despropósito lo mires por donde lo mires.

 

¿Me parece bien?

Pues sinceramente…, si. Primero porque no creo en esto de un control del horario laboral. La explotación como estamos viendo sigue ocurriendo. No se va a controlar, ni a frenar. Simplemente queda un registro de lo que supuestamente has trabajado, totalmente manipulado y manipulable. Vamos, que es como un pacto entre empresa y trabajador de que cumplen con los horarios laborales y que todo está en orden. Pues bien, para eso, se firma un documento privado donde si firmas es que tu empresa cumple con los horarios, y si no lo firmas es que no lo cumple, todo totalmente anónimo, y listo. Para que andar con este paripé de estar firmando cada día algo que no se cumple. En mi caso por suerte, como el de una gran parte de los trabajadores, se puede cumplimentar de golpe, cuando quieras. Como si lo haces una vez al mes. Vamos, un disparate.

 

Esto puede ser muy peligroso.

Este tipo de errores, como el de mi app, donde tengo acceso a demasiado, no se si por mala configuración o porque son así de torpes, es un peligro evidente. Por querer llevar un control del horario laboral, están comprometiendo información privada de trabajadores. Y dudo que aunque pueda cambiar algo, que vaya a ser demasiado. Diría que voy a seguir accediendo a datos como sitio donde trabajan, correo y nombre de la persona. Esos datos son muy graves porque imaginemos a un trabajador indignado o expulsado. Con esos datos podría comprometer la seguridad del trabajador, ya que en caso de acceder a las nóminas, en ellas aparecen todavía más datos personales como DNI, dirección, cuenta bancaria y otros muchos datos. Vamos, un follón importante. Creo que las empresas, deberían preocuparse por este tipo de cosas, porque son graves, y sobretodo, porque les pueden buscar un problema legal grave.

Conclusión.

El control del horario laboral es un disparate. No se a quien se le ocurrió esta elegante manera de tomarnos el pelo, pero se ha lucido. Es como poner en un prostíbulo un papel que diga… “aquí se trata con respeto a las mujeres” y que todas las que trabajan, lo firmen. Es absurdo. Una burda manera de limpiar las conciencias de empresarios que luego explotan a sus trabajadores con horarios indiscriminados. Y ojo, que no es mi caso, para nada. Es más, mi puesto de trabajo es uno de esos que debería haber quedado exento de usar este tipo de control, porque es del todo innecesario, absurdo y sin sentido. Pero bueno, que hay que hacerlo…, pues se hace. A mi perfecto. Esto es una absurdez que no tiene sentido, pero se hace y listo. Como dato decir que en mi puesto de trabajo, en 55 años ha pasado dos veces el inspector para ver que todo estuviera en orden. Así que me da que esto de “fichar”…, va a ser una auténtica perdida de tiempo.

 

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

 

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner