Historia del almacenamiento

 

Hoy os quiero exponer un tema de esos que a mi me apasionan, pero que por desgracia, no suelen ser de los que más ganchos tienen en la web. Es una pena, porque al final, es de los temas que más me gusta escribir. Repasar la historia de las cosas, darle cabida a las cosas que nos han marcado en el pasado para tener lo de hoy. Creo que es importante tenerlo presente, y que en muchas ocasiones, nos olvidamos de cosas que han sido realmente muy importantes. Hoy quiero hacer un repaso a la historia del almacenamiento porque es noticia de actualidad, como veréis luego. Vamos al tema, pero antes, destacar a Cris, que es la patrocinadora de esta semana. Gracias a ella (como a muchos otros), con sus aportes económicos sin poner un solo euro, consiguen que la web siga existiendo y sea más potente. ¿Cómo? AQUÍ TE LO CONTAMOS. Súmate a la marea de patrocinadores que sin pagar nada, nos están dando dinero.

 

La evolución de la MicroSD.

Seguramente, la evolución en la historia del almacenamiento la podemos resumir con las tarjetas MicroSD. Seguro que muchos de vosotros habréis visto la típica foto que sale una MicroSD de hace unos 15 años que tenía 8mb de almacenamiento, comparada con una actual de 1 o 2gb (1/2000mb) y nos damos cuenta del salto cuantitativo que hemos dado. Pero eso se queda corto con los 400gb que tenemos en la actualidad en las tarjetas SanDisk de Western Digital, que actualmente, son las que obtienen el record de almacenamiento. La transición de las MicroSD, pasando de 8, 16, 32, 64, 128, 256, 512MB a 1gb y 2gb hasta los actuales 400gb, lo tenemos que ver como una gran evolución que ha marcado el cambio de tipos de almacenamiento que hemos ido necesitando. Una foto de las actuales, en un almacenamiento de hace 15 años o incluso de hace 10 o menos años, ni entraría. Hemos pasado fotos de unos cuantos kilobytes a las actuales que te ocupan 3/7 megas sin problemas.

 

Nuestros almacenamientos.

Las MicroSD han marcado el camino de los móviles (principalmente). Pero a nosotros, nos han marcado el camino del almacenamiento otras muchos métodos. Vamos a darle un repaso en esta historia del almacenamiento, a aquellos que han marcado nuestro camino. Seguramente nos tendremos que centrar en el disquete. No es ni mucho menos el primero, ya que los que como yo, venimos de Spectrum, entre otros, teníamos como unidad de almacenamiento las cintas de casete de toda la vida. Parece mentira que en esas cintas, tuviéramos juegos que tardaban una eternidad en cargar. Pero bien, nos centramos en los disquetes. Seguramente los que seáis más mayores habréis estado entre dos aguas, los de 5 ¼ y los de 3 ½. Esos dos han marcado prácticamente todo el camino de la historia del almacenamiento en los ordenadores. Muchas capacidades han tenido estos discos, pasando de los 110kb de los primeros 5 ¼ hasta los 1,44mb de los 3 ½ que ha sido la capacidad que más tiempo ha durado. Luego fueron superados por unos que se hacían llamar SuperDisk cuya capacidad era de 240mb, una locura para la época.

 

Gratos recuerdos.

Si eres de los 70/80…, recordarás como yo aquella época con mucho cariño. Cuando poníamos juegos que ahora serían cutres no, lo siguiente, y que nos ocupaban la friolera de entre 4 y 6 disquetes de 3 ½ perfectamente numerados y que tenías que ir cambiando a medida que avanzabas. Que tiempos. Ahora, eso es impensable, y casi se están eliminando todos los sistemas de almacenamiento físico. Todo va a la nube y hemos cambiado nuestra manera de consumir datos. No voy a entrar, de momento a determinar si es mejor o peor en profundidad, pero desde luego, si tenemos en cuenta los datos que manejábamos y como los manejábamos, a como se manejan ahora…, está claro que hemos evolucionado a mucho mejor. Pero para nosotros esos bonitos recuerdos de los discos de 5 ¼ que eran finos no, lo siguiente, los de 3 ½ con su banda protectora magnética con el muelle que en muchas ocasiones se rompía o lo rompíamos para quitar la placa. Su botón deslizable para protegerlo y que no se pudiera borrar la información. Los que venían con esa muesca quitada y que algunos habilidosos manipulábamos para hacer que se pudiera escribir. Tantos buenos recuerdos…

 

El CD-ROM.

Mató literalmente a los disquetes. El CD-ROM forma una parte importante de historia del almacenamiento y es, seguramente, el máximo protagonista por tiempo e importancia. El CD ha estado entre nosotros un motón de años, y nos ha proporcionado un motón de buenos momentos. Seguramente en la música tuvo una importancia muy especial ya que se pasó de los vinilos a los CD y la posibilidad de pasar canciones sin tener que levantar la aguja, por no hablar de la introducción del sistema digital y su mejor calidad de sonido. A nivel almacenamiento…, a nosotros también nos supuso un cambio importante puesto que veníamos de los disquetes de 1,44 megas a un disco muy fino que era capaz de almacenar 700 megas. Los ordenadores dieron el salto a esa nueva unidad, se empezaron a vender grabadoras, que al principio y durante mucho tiempo, eran lentas de narices. Seguro que recordareis vuestras primeras y como la siguiente que tuvisteis ya era una x2, x4, x6, x10…, fueron evolucionando y mejorando el sistema de grabación en cuanto a velocidad.

 

El DVD.

Ahora, viéndolo con perspectiva…, menuda castaña lo del DVD, especialmente por como se expandió. No se como no nos volvimos locos con lo mal expuesto que estuvo ese método de almacenamiento. Y lo digo porque la aparición del DVD, que supuso una nueva revolución, esta vez especialmente en el de las películas, ya que pasó lo mismo que los CD a la música, ya que si en la música el CD sustituía al vinilo, con los DVD se sustituía a las cintas VHS, la aparición de diferentes modelos y diferentes funciones que cumplían, fue un poco caótico. Especialmente para los que grabábamos DVDs, ya que teníamos los DVD+R, DVD-R DVD-RW y DVD+RW entre otros. Y encima, entre los que eran + y -, existían diferencias, siendo unos mejores para grabar datos, otros para grabar música, y en definitiva, una locura generalizada.

 

La piratería su gran bastión.

A nivel piratería, hacerte una filmoteca y demás…, fue una evolución brutal. La gente bajaba imágenes de películas originales y las grababa en los DVD. O se alquilaban las películas para hacer copias de seguridad en esos discos. Se de buena tinta que algunos, hacían colecciones de películas, teniendo cientos, incluso miles de ellas. Pero seguramente, con lo que no contaban, es que ese método de almacenamiento es degradable, y que con el tiempo, se acaba estropeando. Pero durante los años que vivió con nosotros…, se puede decir que la piratería, tuvo un papel fundamental en su duración en el tiempo. La venta de grabadoras, de discos vírgenes y todo lo que se llegó a mover con los DVD…, fue increíble. Queriendo o sin querer, los DVD fueron el pilar de la piratería, tanto para películas como para juegos de consola. A día de hoy, siguen habiendo sitios donde te pasa el negrito de turno vendiendo películas en DVD. Durante mucho tiempo era una locura, te sentabas a comer y te pasaba el de las rosas, y el de las películas. Que tiempos aquellos.

 

El Blu-ray.

En la historia del almacenamiento, no podía faltar el Blu-ray. Seguramente el patito feo de los almacenamientos. Es seguramente el que menos aceptación ha tenido. Los motivos no os los sabría decir, seguramente uno de los principales, el precio que tenían. La piratería no le dio cuerda y con ello, su expansión fue menor. A día de hoy, creo que sigue sin tener la aceptación que se esperaba, y lo más lógico es que acabe su existencia sin pena ni gloria. Su alta capacidad (25gb) no fue un reclamo suficiente para que la industria apostara fuerte por ellos. Si que es cierto que el cine intenta darle salida, sacando las películas en ese formato, donde la imagen es obviamente mejor al caber mucho más, pero no cuaja y diría que es una minoría la que tiene un reproductor Blu-ray en casa. Para mi, de los almacenamientos más malo que ha existido.

 

Pendrive.

La memoria USB, más conocida como lápiz de memoria, pendrive o similares, ha sido otro de los grandes protagonistas de la historia del almacenamiento. Todos hemos tenido alguno. Desde los primeros con 8mb de almacenamiento hasta los actuales que llegan a 512gb, hemos pasado por un motón de ellos y que si tiramos de cajón de los recuerdos, seguro que sacamos unos cuantos. Yo personalmente tengo localizados, porque los tengo todos en el mismo sitio, 2 de 8gb, 2 de 16gb, 4 de 32gb, 1 de 64gb y un par de 128gb. Seguro que alguno más aparece por allí. Algunos de ellos de promociones de congresos o que te venían con el colacao o a saber. Al final, estoy seguro que cada uno de vosotros, ha tenido algún USB. Son una gran solución al tema del almacenamiento y nos pueden sacar de muchos apuros. Tener millones de documentos en la palma de la mano es algo realmente interesante, y que nos dio un giro importante ya que son los sustitutos naturales de todos los almacenamientos que hemos visto hasta ahora.

HDD y SSD.

Los discos duros fueron una evolución importante que acabaron con los disquetes. Dejamos de introducir discos para cargar el sistema operativo o cualquier cosa para hacerlo en estas cajas metálicas que permitían almacenar una cantidad ingente de datos. Llegaron a principio de los 90, con una capacidad de 250 megabytes. En 10 años ya estaban en 40GB, diez años después ya iban por los 5tb. Actualmente se llegan hasta los 20TB. Esos discos graban los datos con una aguja, que con el tiempo empieza a fallar y hace un ruido preocupante. Sus sustitutos son los SSD, mucho más pequeños, sin aguja y con capacidad de grabar datos a una velocidad infinitamente superior. Sus capacidades han ido evolucionando. Lo más normal es encontrarnos discos de 120GB, 250GB o 500GB. Pero los hay de más capacidades, obviamente, llegando hasta los 15,3TB que es el SSD más grande de la actualidad. Si tu ordenador tiene un HDD, lo puedes sustituir por un SSD y el ordenador es muchísimo más rápido. Es la mejor opción de almacenamiento a día de hoy pese a que la durabilidad de este tipo de aparatos, es limitada si le das mucha caña.

 

El paso final y el futuro más cercano.

Y es que todo esto viene porque ahora, se ha dado un paso más bestia. El que nos lleva al almacenamiento 5D. ¿Qué es eso? Pues bien, se trata de un almacenamiento, similar al del tamaño de un CD, que es capaz de almacenar 500TB de datos. Es decir, para traducir (si somos capaces) la capacidad de los inicios. 1TB equivale a 1000 gigabytes, es decir 1TB son 1000GB o lo que es lo mismo, a los inicios del megabyte. Esos 1000GB serían 1.000.000 de megabytes. Con lo que esos 500TB, equivaldrían a 500 millones de megabytes. Así que imaginaros de las cantidades que hablamos. Pasamos de hace 30 años de tener discos de 1,44 megabytes a tener ahora en un espacio similar una capacidad de 500 millones de megabytes. Eso si, es un proceso complejo y que está en fase inicial. Tienen mucho camino por recorrer todavía. Y si vamos al futuro más cercano, estos 500TB se quedan cortos con el almacenamiento ADN que permite almacenar mil millones de TB en un gramo de ADN, sin consumo de energía y en un espacio micro reducido. Como como digo, para todo eso faltan décadas o centenas de años, y no vale la pena romperse mucho los cascos. Pero existir, existe y es una opción real. Lo que si que tenemos es una historia del almacenamiento que nos deja cambios importantes que han ido marcado las décadas. Pero…, falta uno, seguramente el más importante.

 

La nube.

Sin lugar a dudas, el que está revolucionando más todo. La nube es el presente y el futuro de la información. Estamos tan acostumbrados a ella, que lo damos por natural, un proceso más de nuestro día a día. Queriendo o sin querer, almacenamos datos en la nube y con ello, exponemos nuestra información a que cualquiera la intercepte. Yo soy un asiduo a la nube, pero tengo que reconocer que la mayor parte de ella, la almaceno a nivel local, lo que no sería una nube al uso, tal y como la entendemos. Nadie se plantea o piensa en donde van a parar todos esos datos que subimos a la nube. A nadie le importa y eso es un problema. Estamos dando por normal, algo que entraña un montón de peligros que pueden dar como resultado, la perdida o interceptación de información sensible. Es el método más usado entre empresas, por su facilidad de uso y sus múltiples funcionalidades, pero no dejan de ser un peligro. Actualmente la nube continua llevándose por delante métodos de almacenamiento. Ya ni los ordenadores portátiles llevan disquetera para el DVD. Todo está en la nube y en unidad física SSD.

 

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Las comisiones de Amazon nos permiten mejorar cosas de la web y garantizar la existencia de LaTeclaTec durante más tiempo. Probar servicios como Audible, que son Audiolibros y podcast premium, que os ofrecemos TOTALMENTE GRATIS, nos permiten esas mejoras. Anímate y prueba el servicio. Nos da igual si lo usas poco, nada o mucho, nosotros cobramos la comisión con el alta mediante ESTE LINK, gracias al cual, estarás colaborando de manera muy potente a mejoras de LaTeclaTec. Otro muy potente es el de Amazon Music que tenemos durante tres meses también gratis y encuentras en ESTE LINK.  Gracias por tu ayuda. Si quieres colaborar de otras muchas formas, todas gratuitas… aquí te contamos como LINK. Todas las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía. ¿Y el premio? Pues ser de LaTeclaTec Premium y muchas ventajas que tendréis los que colaboréis. No te lo pienses, no te cuesta nada y nos ayudas muchísimo.

 

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner