Gracias por un 2017 espectacular

Gracias por un 2017 espectacular

 

Lectores fieles, el mayor regalo.

Quiero acabar el año con un artículo dedicado a vosotros. Ahora viene cuando el que no me conoce (aunque sea digitalmente) dirá venga va, peloteo y demás. A esos, que seguramente no son habituales, les diría que si me siguen sabrán que no soy de peloteo precisamente. Este artículo va dedicado a ti, ya sabes quién. Tú que estás cada día a mi lado con las lecturas. Que valoras el no bloquear la molesta publicidad ya que es necesario para seguir adelante. Tú que dedicas cinco minutos de tu tiempo, que es un mundo, para leerme. Porque tu fidelidad es el mayor regalo que uno puede tener. Hay páginas que tienen lectores espontáneos, pero AAM no, AAM tiene de esos, pero tiene un bloque muy sólido de gente que viene cada día a ver que se le ha ocurrido al loco que escribe estas líneas.

 

El camino elegido es muy complicado.

Escribir me gusta, me relaja, me ayuda a mejorar y me hace mejor. Tenía claro que quería escribir, y la tecnología me encanta. Seguramente si hubiera elegido un blog más general, ganaría más seguidores y más pasta, para que nos vamos a engañar. Pero no, decidí meterme en el peor campo posible, el tecnológico (Android). Digo el peor porque es uno de los más poblados. Demasiado pez para un lago. Así que tenía claro que tenía que ofrecer algo diferente y allí nació AAM. Dispuesto a mojarme, a analizar la actualidad. A no quedar bien por quedar, a soltar más puñaladas que abrazos. Quería ofrecer y ofrezco eso, mi visión del asunto. Potencio las cosas malas porque creo que con abrazos no solucionas el problema. Los problemas se solucionan afrontándolos. Eso me hace crecer poco a poco y ganar pocos simpatizantes, pero consigue algo más importante, lectores fieles.

 

Nunca hablo de cifras (o no explícitamente).

Es una máxima que tengo. Nadie sabe lo que gana AAM. Nadie sabe el volumen real de gente. Hay aproximaciones. Puedes hacer cálculos que en muchos casos son poco precisos. Sinceramente da igual. Hace unos años cuando empecé imaginaba lo que quería conseguir. Todavía estoy lejos de eso. Pero sin lugar a dudas, cuando empecé no imaginaba que en tan poco tiempo iba a estar donde estoy. No imaginaba que iba a ser mi tercer MWC consecutivo. Muchas veces a lo largo del año quiero matar al androide. Os lo juro. Muchas veces he pensado en abandonar. Pero no esto, abandonar AAM. Iniciar algo nuevo con los conocimientos adquiridos. Pero el monstruo creado me puede y tengo que mantenerlo. Seguro que si eres de los más fieles conocerás la historia de Androidealmando. No era la primera opción, que va. El blog se iba a llamar Androideando, pero por culpa de Gmail no fue. Tenía disponibles todos los usuarios menos Gmail. Es por eso que se quedó Androidealmando. ¿Curioso?

 

2018. Nos quedan muchas cosas por hacer.

Este año me propongo crecer, obviamente. Pero en plan serio. Tengo que conseguir tiempo para dedicarme a las redes sociales que las tengo abandonadas. Quiero conseguir que vosotros, los lectores, estéis más implicados en AAM. Que compartáis las noticias. Quiero haceros más participes del blog. Que lo sintáis vuestro, pero sinceramente…, me faltan manos. Seguramente implementaré en breve unos retoques que tengo ganas de probar, ya veremos. Pero bueno, eso ya… a partir de mañana que será 2018. Ahora, a preparar la ultima cena, y no os atragantéis con las uvas, más que nada porque perdería un lector, y la cosa no está para perder lectores. Jejeje. De nuevo daros las gracias, pero de corazón. Sois elementales en mi cruzada y os valoro cada día como lo que sois, la energía de mi monstruo. Feliz año

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner