google-meet

Google Meet es desastroso

 

Vergüenza le tendría que dar a Google tener semejante engendro bajo su nombre. Que Google Meet es desastroso no es nada que vayamos a descubrir ahora. De entrada, partimos de un producto que es reciclado, ya que tras Google Meet, está Hangouts, de hecho, sigue bajo ese nombre mientras hacen el cambio definitivo. Vamos, que ahora mismo es un engendro mal parido que hace aguas por los cuatro costados. Es sorprendente como Google, que tiene todo el poder económico y de posibilidades a nivel programación, es capaz de presentar una aplicación tan mala y que hace evidente su poca funcionalidad con sólo meter a varias personas en ella. Hoy hemos hecho una videollamada grupal escolar en Google Meet donde han participado 10 personas. El resultado no podía ser más desastrosos como detallo a continuación.

 

WhatsApp toma la delantera.

Recientemente habréis leído la noticia de que WhatsApp ya permite videollamadas grupales de hasta ocho participantes en su aplicación. Pues bien, de momento solo está en la versión beta, pero hay que reconocer que funciona bastante bien, respetando el pequeño caos que supone meter a ocho personas a la vez y los consumos que eso genera. Pero bueno, funciona bien. El problema de Google Meet es que no funciona bien, ni se espera que lo haga si respetan el formato actual. No tiene sentido alguno. Hoy hemos hecho la grupal de 10 personas, donde la profesora intentaba exponer una actividad para que el resto de participantes lo hicieran, y no os quiero ni contar lo que ha sido eso. De entrada, no hemos entendido nadie lo que había que hacer. El motivo es sencillo, Meet no lo ha permitido. Os cuento el motivo.

 

Problema de Google Meet.

No mutea a los participantes para dar prioridad a uno, con lo cual, al mínimo ruido que se escucha, el programa entiende que estás hablando y te pasa la pantalla. Al no poder hacer pequeñas pantallas, sino que aparecen todas a un lado y la otra grande cambia automáticamente cada vez que alguien habla, el caos está asegurado. Puedes cambiar de cámara, pero tal cual cambias se vuelve a cambiar al que habla. Así que es inútil. Por otro lado, puedes anclar a un participante, con lo que sale en grande, pero no ves al resto más que pequeños, y no se oye ni se entiende nada. Así que mi valoración de la videollamada de Google Meet es de una global de un 1 por darle algo. Sinceramente me ha parecido lamentable la calidad de la videollamada. Y más, si tenemos en cuenta que se trata de trabajo escolar. No están para nada preparados. Fallan por todos los costados.

Los colegios están condenados.

Me preguntaba porque el colegio, pudiendo tener una aplicación mucho mejor e intuitiva como Jitsi o Zoom, optan por usar la de Google. Y la respuesta podría estar en el argumento de una de las profesoras que me comentaba que por tema derechos de imagen y demás, con Google era mucho más sencillo. Y si esto es generalizado…, los colegios están condenados a usar una aplicación tremendamente deficiente carente de sentido por tal como está montada. Insisto en que para conversaciones de 2 o 3 personas, 4 lo más, es una aplicación eficiente. Es más, cobra sentido al haber ventanas independientes fijas en pantalla. Pero pasadas esas personas, cuando ya en vez de pequeños cuadrados pone una imagen en grande y todas las demás en pequeño al lado derecho en forma vertical…, la aplicación pierde toda la esencia y sentido. Pero si el argumento es que con Google todo es más sencillo a nivel derechos de imagen y demás…, os lo compro. Pero habrá que tener claro que estaremos ante una aplicación que es muy mala. Para temas escolares, con muchas personas, un sinsentido. Prueba de ello es esta videollamada que hemos hecho donde varias horas después, la gente se sigue preguntando en que consistía exactamente el ejercicio que nadie ha podido ver.

Google y las redes sociales.

Es increíble como Google, que tiene todo internet a su disposición, que sabe más de cada uno de nosotros que incluso nuestras parejas y familiares, es tan torpe para montar una red social de calidad. Lo intentó con Hangouts, que ahora es este Google Meet. También lo hizo con Buzz, telonero de Google+, ambos fracasados. También fracasó al no comprar WhatsApp cuando se puso en venta al mejor postor, y cuyo coste hubiera sido irrisorio para ellos. Prefirieron no hacerla competir o convivir con su fracasada Google+. Y así con todo. Mientras Facebook que tenía su propia app no dudó en comprar WhatsApp, Google perdió la oportunidad de dominar el mundo todavía más, tener una red social funcional y que usaba todo el mundo, y así está. Naufragando en lo que se refiere a redes sociales y similares.

 

Google Meet falla demasiado.

Pero no es lo poco práctico e intuitiva que es la aplicación lo que más me preocupa de ella. Para nada. Lo peor de todo es que falla más que las escopetas de feria. Concretamente la profesora nos dio un link para entrar en la sala. Como hay confianza con ella me dijo de probarla para asegurarse que iba a pasar el enlace a los padres con seguridad de que iba. Así era, el enlace funcionaba. Pues bien, al día siguiente, intento entrar mediante el link y no me dejaba. Sorprendente. Tuve que entrar poniendo el nombre de la sala que encima era complicado de narices. En otra prueba que hice con mi hermana, ella creó la sala y me dijo el nombre, yo intenté entrar y no existía. Sorprendente pero cierto. Para entrar lo tuve que hacer mediante el enlace que me envió al correo porque por el nombre, que además era muy simple, no conseguía entrar. Con esto lo que quiero decir es que Google Meet tiene carencias mires por donde lo mires. Y eso, señores, si lo hace cualquier empresa, vale, pero no es cualquiera, es Google. Aparte, deberían mirarse el tema de querer potenciar Meet cuando también tienen Google Duo que es para lo mismo y que ya permite hasta 12 personas en pantalla. Veremos si con la próxima versión que van a presentar en breve y que copian todavía más cosas de Zoom, le dan un giro al desastre que tienen actualmente.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner