Golpe a la piratería

 

Andan las aguas movidas en todo lo que tiene que ver con la piratería. Hoy, somos un poco menos libres. Tanto si pirateas como si no…, la justicia está dando muestras de que el internet, tal y como lo conocemos, ya no existe. Se acaba la privacidad y el libre albedrio. Hoy, toca comentar el golpe a la piratería, intentando dar la información que se tiene, sin posicionarme ni a favor ni en contra, simplemente exponiendo todos los puntos que veo conflictivos en este tema.

 

El problema.

Hace unos años, Euskaltel estuvo metida en un lio donde tuvo que facilitar datos de clientes para una demanda por vulnerar contenido audiovisual con derechos de autor. Vamos, que algún iluminado fue contra alguna página que alojaba contenido ilegal. Muchos clientes de Euskaltel, fueron condenados a pagar 150 euros por película descargada y 100 euros por capitulo descargado. Fue una sentencia bastante polémica porque se salta el derecho fundamental de internet, la privacidad. Me parece bien que se deje un rastro y que luego se pueda recopilar información para tomar medidas legales, pero siempre contra el que aloja el contenido y no contra el que lo descarga. Es como si vas a por el yonki en vez de ir a por el camello. ¿Quién tiene mayor culpa? Pues ese es el debate que se abre con la sentencia.

 

¿Quién es más culpable?

Podemos leerlo de dos maneras. La lectura de que el que apoya la piratería, bajando contenido con derechos de autor, es el máximo responsable porque de no hacerlo, el que aloja el contenido no se comería un colín, y lo contrario, que el que aloja el contenido si no lo hiciera nadie descargaría contenido ilegal. Ambas posturas me parecen correctas, y posicionarme más a favor de una u otra, no va conmigo. Creo que al final, lo justo o normal sería ir a por el que aloja el contenido, porque está sacando un redito económico, mientras que el que lo descarga, al final puede deberse a muchísimas razones que no es cuestión de defender, pero quizás podríamos llegar a justificar.

La piratería y sus beneficios.

Siempre he defendido la misma postura. La piratería es un regulador maravilloso. En todos los sectores existe un tanto por ciento de gente que piratea. Incluso en las web, podemos asociar el bloqueo de anuncios con la piratería, porque estás saltándote lo establecido para sacar rédito de ello. Ya se que es muy diferente, pero que se entienda la comparación. Spotify, Netflix, HBO…, todas tienen un tanto por ciento de gente que piratea su contenido. Y en ello existe algo bueno, y es que reflejan cuando una compañía es competitiva o cuando se está pasando. Spotify y Netflix son los máximos exponentes de lo que digo. Cuando tienen precios atractivos, la piratería baja, y cuando los suben, la piratería se dispara. Que se lo digan a Estopa. El grupo musical, que tan famoso se hizo tras subir una maqueta que todo el mundo pudo escuchar gratis. La piratería es peligrosa, por supuesto, pero en ocasiones es un elemento maravilloso que sirve para que los fans, puedan tener algo que no tendrían porque económicamente no se lo pueden permitir o no quieren.

 

Regula precios.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que la piratería es directamente responsable de que los precios no se disparen. Gracias a ella, la industria musical, por ejemplo, tuvo que reinventarse y ajustarse al máximo porque veían como la gente prefería descargar la música antes que comprarla. Gracias a ello, los precios se redujeron una barbaridad, se empezaron a implantar ideas de Box con fotos, descuentos de demás, y se abrió un abanico de posibilidades que seguramente, sin la piratería no hubiera llegado o lo hubiera hecho más tarde. No es cuestión de defender la piratería, simplemente es cuestión de entenderla y ver que no todo es blanco o negro.

 

Ir a por el débil.

Con este tipo de sentencias, donde el que descarga contenido acaba pringando, se da la máxima que el pequeño siempre pierde. En vez de ir a por el poderoso que fomenta ese tipo de actos, se va a por el débil, que seguramente, en un tanto por ciento considerable, piratea el contenido porque le gusta el cine y las series y no se puede permitir andar con suscripciones o comprando entradas cada dos por tres. Al final al actor de turno, lo que le interesa es llegar con su trabajo a la gente, porque quizás el que ha visto esa película o serie pirateada, le ha gustado mucho el actor y a la siguiente decide pagar y poner su granito de arena a que todo marche. Que un juez acceda a las IPs de los usuarios para luego perseguirlos por descargar contenido ilegal, me parece reventar por completo el concepto de privacidad y del internet tal y como lo conocemos.

 

Situación personal.

Tengo que reconocer que hace años que no consumo habitualmente contenido ilegal. Cuando era joven estaba a la orden del día, y casi todos lo tomábamos como algo habitual y normal. Esa tranquilidad si que creo que es mala y peligrosa. Dar por normal algo que no lo es, seguramente sea peligroso y no sea justo. Es la parte por la cual, este tipo de sentencias, no me parece descabellada y creo que tienen un punto de posibles represalias que harán que la gente se lo piense dos veces antes de hacer según que cosas. Pero…, ¿parará esto la piratería?

 

¿Punto de inflexión?

Pues sinceramente… creo que no. Lo único que van a conseguir es que se tomen otros caminos, y que servicios como Telegram, vean como aumentan (todavía más) el volumen de contenido ilegal que se aloja en sus miles de canales donde hay de todo y más. Es difícil ponerle puertas al campo, y dudo que esto consiga frenar la piratería. Quizás la contiene un poco, pero poco más. Y creo que en eso también hay algo positivo. Que la gente le tenga un poco de respeto a piratear me parece correcto, porque el concepto que hay actualmente me parece hasta peligroso. La gente baja películas y series (principalmente), sin pudor alguno. En redes sociales vemos como se promocionan infinidad de webs donde se aloja contenido ilegal. Ese punto es el que no me gusta, el pensar que es un viva la fiesta es malo, y con este tipo de medidas, pese a que no las apoyo del todo, espero que tengan el efecto que comento.

 

Privacidad en la red.

Siempre he defendido la ID única. El que internet no sea un viva la fiesta. Que la gente se ha acostumbrado a hacer lo que quiere sin que les pase nada. Eso no es bueno, y creo que el concepto de ID única, donde exista cierta privacidad, pero dejando rastro, es mejor que ir a por las IPs de la gente que descarga contenido. Bloqueas a la gente que lo hace, mediante una ID única, y le impides el acceso a la web. Un aviso de unos días, unas semanas, una multa, un lo que quieras, pero mediante ese concepto y no mediante el chivatazo de la operadora de turno, la cual ejerce de chivato de clase y facilita unos datos que, siendo una empresa poderosa, debería proteger con más recelo. Veremos como evoluciona el tema, porque todavía están con un tira y afloja que veremos en que acaba. Pero de momento, los cimientos que están poniendo me parecen cuanto menos, cuestionables.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner