Saltar al contenido
LaTeclaTec

Evolución tecnológica, ¿bien o mal?

21 junio, 2022

A menudo suelo pensar sobre la evolución tecnológica y como hemos cambiado a lo largo de los años. Y para que nos vamos a engañar, en ciertos aspectos creo que la evolución ha sido mala. Es cierto que en muchos aspectos hemos mejorado, pero a costa de perder muchas sensaciones y emociones que, por desgracia, los lectores más jóvenes, no van a saber sentir. Y para eso, siempre diré lo mismo, me encantaría que, en las escuelas y universidades, existiera una clase que fuera “historia de la tecnología”, para que pudieran saber y sentir de dónde venimos para saber a dónde vamos. Hoy voy a intentar transmitir algunas de esas sensaciones para que, en medida de lo posible, se pueda entender la evolución tecnológica que hemos vivido y si ha sido para bien o para mal.

Secciones: TIMELINE // CHOLLOS // AYUDA // MUSICA // SERIES-CINE // COMENTARIOS

Visitar LaTeclaTec con bloqueadores de publicidad, es cómo ir a comer a un restaurante e irte sin pagar la cuenta. Eres libre de hacerlo, pero ponernos en la lista blanca de bloqueos hará que lo poco que se gana con tu visita, valga la pena.  Espero que disfrutes del contenido, lo veas de la forma que lo veas, un saludo.

Cajeros automáticos.

Reflejan perfectamente la evolución tecnológica. A día de hoy, estamos totalmente familiarizados con ellos, pero, sin embargo, muchos de nosotros, hemos vivido la década en el cual vieron la luz. Concretamente fue en 1974, en España, mientras que fuera de nuestro país, fue mucho antes, en 1967 (Londres), y pese a que no los vi o sentí ya que nací a finales de los 70, sí que forman parte de mi generación. Esos cajeros de Londres, permitían meter un cheque con un material radiactivo (carbono 14) que, al colocar un PIN de 4 dígitos, permitía retirar 10 libras. La ventaja de tener la tecnología más tarde que el resto, es que, en nuestro país, los cajeros no llegaron con material radiactivo, ya fueron los que usaban tarjetas de plástico. A día de hoy creo que el uso de los cajeros va cada vez más a la baja entre los jóvenes que usan más el móvil para todo tipo de gestiones mientras que la mediana edad sí que los usa más para evitar las colas de ventanilla.

El pin de 4 dígitos.

He intentado buscar el origen de este método que a día de hoy seguimos usando. Y precisamente, viene a colación del tema de los cajeros. Resulta que viene porque el creador del cajero automático, John Shepherd, quiso poner un código de seguridad para poder retirar el dinero de los cheques. La cuestión es que le dijo a su mujer cuantos números era capaz de recordar. Él apostaba que seis, que eran los números de identificación del ejército. Su mujer le dijo que era capaz de recordar sólo 4 y en eso se quedó. Así que, a día de hoy, le debemos el PIN de 4 cifras a un invento de 1967 y a la pereza de la mujer del inventor por no recordar más números. Curioso cuanto menos, ver como la evolución tecnológica, nos lleva a que el método de seguridad más usado, se deba a algo tan casero.

El primer teléfono móvil.

También en la década de los 70 fue cuando llegó el primer teléfono móvil. Concretamente fue el Motorola DynaTAC 80000X y pesaba nada más ni nada menos que 794 gramos. La primera llamada la hizo Martin Cooper el 3 de abril de 1973. En nuestro país, como no podía ser de otra manera, fue en 1976 cuando pudimos ver el concepto teléfono móvil, pero de una manera concreta, en los coches. Únicamente era posible usarlos en los vehículos ya que iban instalados en los mismos. Únicamente se podía usar en Barcelona y Madrid, lo que dejaba claro que España, al igual que hoy, estaba limitado en tecnología y en evolucionar las grandes ciudades mucho antes que al resto. No sería hasta el 1983 cuando aterrizaría en España el Motorola DynaTAC como el primer móvil oficial en nuestro país. A día de hoy es algo que tenemos por normal el uso del móvil, pero en nuestro país, en el año 1995, casi diez años después, tan solo había el 2% de españoles con un teléfono móvil. Eso se debe a que, durante años, fue considerado un objeto de lujo y poco accesible por los consumidores. Era exclusivo para empresarios y comerciales.

Mensáfono.

Vale, seguramente si os lo digo con ese nombre, os suena a chino, pero si os digo… ¿Beeper? ¿Ya os suena más? Seguramente a los más jóvenes no les suene ya que es un aparato que creo que a día de hoy, se usa poco o en sitios muy concretos ya que el teléfono móvil ha arrasado con todo. Fue muy popular en la década de los 90, cuando convivía con los teléfonos móviles. Su éxito se debía básicamente a que los móviles analógicos no eran capaces de enviar y recibir mensajes de texto, mientras que los beeper sí que podían. Aparte, su pequeño tamaño, respecto a los grandes de los móviles, le daba cierta ventaja. Su uso era curioso, solía llegarte el aviso al beeper, y te dirigías a una cabina a llamar al número de teléfono que te salía. En España, decir Beeper es decir Coca-Cola y es que la marca de refrescos azucarados, fue una de las máximas valedoras del servicio ya que los comercializó de una manera sencilla de conseguir para los consumidores. Fue el principio del fin ya que su enrome popularidad y fiabilidad, hizo que las operadoras acabaran con el servicio para no perjudicar a los teléfonos móviles. Desde 2012, las frecuencias que usaban los Beeper, se cancelaron con lo cual, hoy en día, pese a que nostálgicos los siguen comprando, no se pueden usar.

Unidades de memoria, disquetes.

La evolución tecnológica en este aspecto, ha sido una de las que más ha cambiado. Se puede decir que, para bien, y nos quedaríamos cortos. El cambio en todos los aspectos ha sido brutal, y claramente hemos ido a mejor.  Siempre digo que soy un afortunado en el tema de la tecnología y haber vivido prácticamente todo el nacimiento y evolución tecnológica. Con las unidades de memoria pasa igual. A lo largo de estos 42 años he podido ver los primeros disquetes de la mano de IBM que eran capaces de almacenar 80kb. Como curiosidad, decir que se crearon en 1964 y no fue hasta 1971 cuando aparecieron de manera comercial. Esos disquetes de 5¼” evolucionaron a los de 3½” con capacidades que también fueron evolucionando. De los 360 a los 1440kb. También aparecieron unos de capacidad extra que llegaban a los 2880kb (2.88Mb). Posteriormente aparecieron otros disquetes que se llamaron superdisk que llegaron a los 120 y posteriormente a los 240mb. Eso ya fue en la década de los 90, pero no triunfaron demasiado porque ya estábamos en la siguiente evolución de almacenamiento, los CDs y posteriores DVDs.

CD y DVD.

Fueron los siguientes almacenamientos que sustituyeron a los disquetes. Gracias a ellos, dejamos la época de estar metiendo disquetes para jugar a juegos que hoy día calificaríamos de cutres y que a nosotros nos chiflaba (en la época eran lo más), y que no nos extrañaba o enfadaba que uno de ellos estuviera desglosado en 5 disquetes. Los CD cambiaron todo, el almacenamiento era infinitamente superior. Su aparición fue en 1985 de la mano de Sony y Philips. Sus capacidades pasaron a ser una revolución al poder almacenar 650/700mb. Curiosamente no duraron demasiado porque los DVD estaban al acecho y esos fueron el cambio radical en el campo de los almacenamientos. Aquí ya pasamos a tener 4,7gb que era claramente una evolución brutal respecto al CD. A día de hoy, los CD creo que están ya obsoletos y los DVD casi también. Hemos pasado a otros tipos de almacenamiento.

El almacenamiento actual.

Vivimos a caballo entre unidades de memoria de todo tipo. Las que más usamos son la nube, que sigue subiendo enteros, y en físico, tenemos discos duros y unidades flash como principales elementos. Los móviles están empezando a abandonar el almacenamiento físico que hemos usado mediante las MicroSD. Seguro que os sonará alguna imagen de cómo hemos pasado de las microSD de 8 megas del de principios de siglo, a los 2tb que llegan en la actualidad. Lamentablemente, como decimos, su uso va a la baja ya que su principal valedor, el teléfono, cada vez va con almacenamientos más grandes y su uso se hace cada vez más simbólico. De hecho, en la gama alta ya suelen ir sin microSD. Claramente, estamos enfocados a usar el almacenamiento en la nube, dejando todos los demás en el olvido.

El Walkman y sucesores.

1979, el año que nací también nació oficialmente el Walkman. Otro invento que revolucionó el mundo. Los casetes han estado entre nosotros un montón de décadas con muy pocas evoluciones de producto. No era posible evolucionarlo más allá de cuando salió el auto reverse, que te ahorraba el tener que girar manualmente la cinta. La evolución del walkman fue el reproductor de CDs. Su gran tamaño no le hizo un favor precisamente, si le sumamos encima que iban a pilas…, mal asunto. No existían las baterías por aquella época, o mejor dicho, no se usaban en los dispositivos portátiles. Tras el reproductor de CD, y con la posibilidad de grabar en formato MP3, lo que le daba un montón de posibilidades, aparecieron los reproductores MP3. Hay que reconocer que el tema de música portátil, ha ido evolucionando de manera considerable desde la llegada del Walkman hasta lo que utilizamos a día de hoy, que básicamente es el móvil y música en streaming o almacenada en el propio dispositivo. Poco a poco han ido muriendo todos los formatos que han ido saliendo, siendo el más importante por longevidad el Walkman y el reproductor mp3. Seguramente a nivel evolución tecnológica, es uno de los elementos que más a ido cambiando.

Conclusión.

Esto es una pequeña muestra de la evolución tecnológica. A medida que iba escribiendo me iba dando cuenta que no iba a poder tocar ni una pequeña parte de todo lo que hay, así que volveré a retomar los artículos recordando cada uno de los productos de manera más concreta y así recordamos lo que nos ha dado la tecnología que es mucho. De las evoluciones que os he comentado…, hay que reconocer que todo lo que hemos visto, ha evolucionado a bien y de manera clara y potente. De todos ellos, me quedaría con la evolución del almacenamiento que es el que ha dado saltos más bestias. Como siempre digo, me da mucha pena que las nuevas generaciones no crezcan sabiendo toda la historia de los principales productos tecnológicos que hemos tenido y que han dado como resultado lo que tenemos hoy en día. Desde el teléfono y todas sus evoluciones, pasando por el tocadiscos y todas sus evoluciones, y así uno tras otro. Lo que tenemos hoy en día viene de una evolución que no se tiene en cuenta, y creo que eso es injusto porque forma parte de una bonita historia evolutiva. Honraremos esa memoria retomando la edición de artículos extensos de cada uno de los elementos que han marcado nuestra historia tecnológica.

 

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts