Aumenta la escasez de componentes, situación preocupante

 

La escasez de componentes es algo con lo que la mayor parte de los humanos, no nos estamos concienciando, pero que están dando como resultado, una situación compleja, donde los precios de los componentes, cada trimestre aumenta. Y lo peor está por venir y es que ya se están registrando pedidos de componentes para 2023. Esto es preocupante porque las grandes empresas, están haciendo acopio de suministros para lo que pueda pasar, y está dando como resultado, un colapso en toda regla. De seguir así, podríamos ver como cada vez más, los pequeños fabricantes se encuentran sin poder producir porque los grandes se están quedando con todo, u otro tipo de situaciones igualmente preocupantes.

 

Descontrol total.

Quiero concienciaros de la situación que estamos viviendo, porque por desgracia, no lo estamos. La situación es muy preocupante, y está dando como resultado, situaciones que no se deberían permitir. Se acaba de saber que HP, ha realizado pedidos para más de un año vista, es decir, que va a tener componentes para cubrir los dos próximos años. Esto da como resultado que otras muchas empresas, que no tienen componentes, se vean afectados por las grandes empresas, que se quedan con la mayor parte de la producción. La falta de fabricas, junto con la desastrosa situación provocada por el COVID, da como resultado que todo el mundo, tenga problemas para hacerse con componentes de todo tipo.

 

Los más afectados.

Principalmente nos encontramos a los fabricantes de aparatos tecnológicos como ordenadores y teléfonos, al sector automovilístico, y a los fabricantes de tarjetas graficas, entre otros muchos sectores. Cualquier sector que os venga en mente, y que tenga como resultado el tener algún aparato o sistema tecnológico, está afectado por lo que sucede. La situación que estamos atravesando, la falta de producto y el exceso de demanda, está dando como resultado que los precios de la materia prima, cada vez sea más alta, y los precios suban de manera peligrosa. Las consecuencias están por llegar y es que es de esperar que cada vez nos encontremos con productos menos potentes a un precio más elevado. Muchos están fabricando con procesadores “antiguos” por no poder acceder a los nuevos, y lo que nos queda.

Nombres propios del problema.

El detonante de todo sin lugar a dudas han sido los meses de pandemia donde todo ha permanecido cerrado. Eso ha conllevado un efecto dominó terrorífico donde hemos ido a remolque y de donde no salimos. Al haber muy pocos fabricantes de semiconductores, unos diez más o menos importantes, y aglutinando casi totalidad de pedidos de la industria tecnológica entre tres empresas, Samsung, Intel y TMC, da como resultado que todos vayan a remolque. Las pequeñas fabricantes de semiconductores no dan abasto, y las grandes priorizan pedidos entre sus socias preferenciales. En definitiva, que todo el mundo quiere componentes, y los que salen ganando o llevándose mejores partidas son los de siempre, Samsung (que produce para ellos mismos y son de los que menos sufren), Apple, que se está llevando un montón de producción y que se la está criticando mucho por ello, Sony, LG, Huawei…, y todas esas grandes empresas tecnológicas que tenéis en mente.

 

El gran problema.

Si pensamos en la escasez de componentes, nos vienen a la mente consolas, ordenadores, móviles y alguna cosa más. Y ese es uno de los grandes errores que cometemos, en el que me incluyo. Y es que cualquier pequeño electrodoméstico, por muy absurdo que os pueda parecer, si lleva semiconductores, está en la lista de escasez. Por poneros un ejemplo. Un papa Noel de esos de navidad que se mueve y hace ruido, pues ese mismo, usa semiconductores, y por tanto, costará fabricarlo. Y así con todo. El problema que tenemos es que casi todo lo que nos rodea, lleva semiconductores, y es lo que suma y suma para que exista la escasez de la que hablamos. Esa escasez de componentes, es la preocupante. Mucho más allá de los artículos de “lujo” que están siendo muy afectados como tarjetas graficas, consolas, ordenadores y móviles. Esos son la punta del iceberg, pero detrás de ellos, hay un mundo entero de cosas con semiconductores.

 

Los coches.

De media, un coche tiene entre 50 y 150 chips. La escasez de componentes, en parte, es por la mala gestión de sectores como el automovilístico. Cuando se vieron obligados a cerrar, dejaron de comprar, con lo cual, los fabricantes de chips, asignaron esas partidas a principalmente, fabricantes de móviles y ordenadores. Cuando se recuperó el sector, antes de lo que tenían previsto, volvieron a producir en masa, pero tenían un problema, se habían quedado en la cola en la venta de chips, con lo cual, no podían completar sus pedidos. Y así con todo. La escasez de componentes se ha dado por un conjunto de malas gestiones como la comentada, que está arrastrando a muchos sectores y que ante la falta de organización, está condenando la producción a largo plazo.  No es normal ni bueno que se esté comprando para cubrir hasta 2023, es una locura.

 

Problemas detectados.

La escasez de componentes se ha visto afectada también, por problemas puntuales que han dado como consecuencia la situación actual. Por ejemplo, NXP Semiconductors, Infinenon y Samsung, tuvieron que cerrar en febrero una semana sus plantas durante una semana a causa de una tormenta de invierno que interrumpió el servicio de luz y agua. Este tipo de incidentes, donde la producción se para una semana, da como consecuencia meses de retrasos. Un incendio en otra fábrica japonesa de semiconductores también dio como resultado los retrasos que afectaban a varios sectores.

 

TSMC es el mejor ejemplo.

Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), es la responsable de la producción del 80% de microcontroladores que se usan en los coches. De elevalunas pasando por faros, frenos y demás. Todo lleva controladores. Pues bien, imaginaros que se para la producción de sus fabricas una semana. Prácticamente todo el sector se queda parado. Y eso no puede ser. No es bueno para ninguna de las partes que se centre toda o la mayor parte de la producción en una gran empresa. Es importante y necesario que se diversifiquen las compras para que no se generen colapsos de este estilo. Donde una gran empresa cierre por un problema puntual o temporal, y toda la industria vaya a remolque y se pisen los unos a los otros, que es justamente lo que está pasando.

 

Apple lo acaba de vivir.

La escasez de componentes que os comentamos, la ha notado Apple recientemente. En su congreso anual, era de esperar la aparición del nuevo MacBook. Pues bien, no se ha presentado precisamente por esa escasez de componentes que han hecho que la presentación no se hiciera, y que la producción que estaba prevista para la segundo trimestre, es decir, para ahora, se retrase al tercer trimestre. Imaginaros el impacto económico que puede suponer para una gran empresa como Apple el que en su momento del año, donde presentan sus movidas, no puedes hacerlo porque la industria está loca con el tema de los componentes.

 

Lo peor.

La parte más mala es que nosotros como usuarios, desconocemos lo que está pasando. Yo os puedo contar una parte, o enfocaros el problema, pero realmente es muy difícil mostrar o haceros percibir lo que se está cociendo en las grandes empresas. La situación es muy caótica y nosotros, como usuarios y consumidores, no estamos ayudando para nada a que mejore. Seguimos comprando sin freno. Con cada compra que hacemos de un artículo que lleve componentes, es decir, prácticamente todo, estamos poniendo nuestro granito de arena a que el pez que se muerde la cola, siga haciéndolo. Y ojo, que es comprensible, no debemos parar el mundo porque se estén dando las situaciones que se dan, pero desde luego, somos la parte más responsable de toda la situación. Si dejáramos de comprar como locos, las empresas se estabilizarían un poco.

 

Hay que frenar un poco.

Ante la escasez de componentes, no es normal que las grandes empresas, se estén haciendo acopio de tanto material. Los pequeños están sufriendo muchísimo y los fabricantes, no están repartiendo de manera justa las existencias. No es normal que grandes empresas como las mencionadas, estén con componentes para 2023 mientras otros no tienen para el mes que viene. A las grandes empresas les puede pasar factura y dejar de ingresar cientos de millones, pero es que para el pequeño, puede suponer el cierre de su negocio al no poder vender nada. Es muy injusto que se estén dando las situaciones que se dan, y que nadie parece estar poniendo freno. Se habla de inyecciones económicas para impulsar las empresas de semiconductores, de creaciones de nuevas plantas, pero mucho se habla y poco se hace.

 

Conclusión.

La situación es complicada. Al final para el usuario, no es un drama mayúsculo. Simplemente vamos a sufrir un menor numero de opciones a la hora de comprar porque los fabricantes no puedan sacar stock, y un pequeño aumento del precio del producto. Y digo pequeño porque se entiende que el fabricante está asumiendo parte de ese coste. Que al final se refleja en un menor margen de beneficio. Ellos siguen ganando, faltaría más. Pero en vez de ganar el triple del coste de producción, ahora ganaran el doble. Los accionistas se pondrán de los nervios, y veremos troperas en muchas de esas grandes empresas. Así que al final, esta situación, de una manera o de otra, nos acaba afectando a todos. Con esto no quiero concienciaros a que hagáis compras responsables, para nada. Al final, generaríamos un nuevo problema. Se trata de entender que estamos ante una situación delicada, y que, si vas a comprar algún tipo de aparato, y ves que te cuesta más de lo que pensabas que iba a costar, que tengas claro que se debe a la situación que os hemos expuesto, y que la cosa va a peor porque estamos arrastrando el problema porque la industria no frena y que va para largo. En 2023 se estima que sigamos con este problema a no ser que se pongan remedios como el de abrir plantas de producción nuevas.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner