Eric Emerson Schmidt, el líder a la sombra

 

 

Aquellos maravillosos años.

En esta nueva entrega de AMA (Aquellos Maravillosos Años) para hablar de este personaje, más conocido como Eric Schmidt. Según una prestigiosa revista, el hombre más influyente de la red junto a los creadores de Google. Es curioso porque es una persona para muchos desconocida, a no ser que estés puesto en temas de la historia de la tecnología. Pero aquí donde lo veis, Schmidt ha estado en todas las salsas menos en la de Microsoft. Y ha estado no de manera figurativa, para nada, ha estado cortando el bacalao y ha estado codo con codo con el mismísimo Steve Jobs, del cual, le debemos un AMA. A sus 63 años, Eric es multimillonario gracias a las grandes decisiones estratégicas que ha ido haciendo a lo largo de su vida.

 

Google y Apple, sus destinos frecuentes.

Eric Schmidt ha trabajado y trabaja para ambas empresas. De hecho, dejó su cargo de consejero delegado de Apple (2006/2009) por conflicto de intereses entre ambas empresas (Apple/Google). Es un asiduo a las fiestas anuales del grupo Bilderberg, donde acuden anualmente aproximadamente unas 130 personas, las más influyentes del planeta. Vamos, casi nada. Pero en los últimos años, su papel en Google y Alphabet ha ido perdiendo protagonismo y al parecer, el cese a sido pactado entre ambas partes, pero después de muchos años, Eric ha dejado este enero, consejero delegado. Ahora es asesor, vamos, que lo tienen como vieja gloria para imagen y poco más. Una pena, pero que narices, con 62 años que tiene… puede dar mucho en otros campos y para que negarlo, hay que dejar a las jóvenes promesas dar guerra.

 

La mesa tecnológica.

En una figurada mesa de las personas más importantes de la historia tecnológica, tengo claro quien estaría sentada en ella. Como anfitrión Steve Jobs. Y como invitados Bill Gates, Larry Page, Sergei Brin, Steve Wozniak y Eric Schmidt. Dos nombres, los últimos, injustamente olvidados en muchas ocasiones cuando hablamos de historia tecnológica.. Luego podríamos invitar a muchos más, como a Mark Zuckerberg, Jonathan Ive y alguno más. Pero vamos, que los nombres principales y por ende, para mi los más importantes de la historia tecnológica, son esos.

 

Google, su gran obra.

Si pensamos en la mejor faena que ha conseguido Eric, seguramente sea la que ha capitaneado durante años, Google. Cuando los creadores del buscador por excelencia lo llamaron en 2001 para que se subiera al barco y consiguiera que ese potente buscador fuera algo más, consiguió lo inimaginable. Las acciones de la compañía pasaron de un valor de 130 dólares en 2004, a los más de 1200 dólares que valen en la actualidad. Es cierto que quizás eso hubiera ocurrido igual, antes o después sin Eric, pero que narices, al César lo que es del César.

 

Proyectos nacidos bajo mandato.

Como CEO de Google, aparte del mencionado ascenso meteórico, ha vivido cosas muy importantes. El nacimiento de Android y la compra de YouTube seguramente sean las dos piezas más relevantes. Pero sin lugar a dudas, y en parte es una injusticia que no se le reconozca más, fue el encargado de juntar todas las piezas para que Google fuera lo que es hoy día. Es cierto que Larry y Sergei tuvieron la genial idea de “inventar” el buscador. Pero señores, Eric fue la persona que se encontró con todas las piezas de un bólido y las montó para que rodase. Y eso la historia no lo ha valorado suficiente. Como digo, Google iba a funcionar sí o sí. Pero quizás sin su influencia no hubiera despegado tan rápido y otros hubieran ocupado el lugar que ocupó el buscador que hoy es una de las empresas mas grandes del mundo.

 

Conclusión AAM sobre Eric Schmidt.

Como he comentado durante todo el artículo, creo que es uno de los grandes nombres de la historia de la tecnología. No lo han valorado suficiente, pero tampoco creo que le haga falta. En la historia quedará todo lo que ha conseguido. Sin haber fabricado nada, se convirtió en multimillonario a base de su trabajo. Posee acciones de Google por valor de más de 12 mil millones de dólares, casi nada. Seguramente ahora que ya no está en las altas esferas de Google, pueda vivir una vida más relajada y quien sabe, quizás se embarca en algún nuevo proyecto. Sea donde sea…, hay que agradecerle a Eric lo que ha hecho por la tecnología.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner