tesla cybertruck

Elon Musk está desolado

 

Un desastre incontestable.

Si recordáis, el otro día os hablaba de la presentación a las pocas horas de hacerse, y ya os comentaba el enorme desastre que suponía el tema de que se rompieran los cristales del Tesla Cybertruck. Pues bien, no tardaron en empezar a correr como la pólvora unas imágenes que le han hecho un daño cuantificable hasta la fecha en más de 700 millones de dólares en pérdidas. ¿Porqué? Pues porque lamentablemente el mundo de las grandes empresas se mueve por accionistas, y éstos, cuando pasa algo que no está en el guion, se ponen nerviosos y todo empieza a ir mal. No ha tardado demasiado en salir a dar explicaciones del motivo por el cual se supone que se rompieron los cristales. Elon Musk está desolado, eso es incontestable. Invertir millones en un proyecto y que se vaya al garete por una tontería…, no es bueno.

 

El Cybertruck es igual de bueno.

Da igual si el coche tiene los cristales irrompibles o se rompen. El coche me parece igual de increíble. Pero un desastre como el de hacer media presentación con el coche destrozado necesitaba de una excusa creíble. Y para que nos vamos a engañar. La excusa expuesta la verdad es que no ha resultado demasiado convincente. Según Musk, el problema de que se rompieran las ventanas es que primero le dieron con la maza. Eso habría hecho que la base del cristal se rompiera, en la parte que no se ve, y eso provocase que no absorbiera bien los golpes. La explicación me parece factible, pero el problema reside en que con el cristal delantero tienes excusa, pero el trasero no fue golpeado, con lo cual, sí o sí hay un defecto. Se podrá corregir o no, pero es un error. Absurdo, porque sinceramente no necesito que tiren una bola de acero para saber que el cristal es resistente, de hecho, resiste, roto, pero resiste. Me parece suficiente.

 

 

Errores de principiante.

Ya comenté en caliente en el otro artículo que me parecía un error no haber usado cristales blindados para esa presentación. Es decir, estás engañando a la gente, pero que demonios, en una presentación, las cosas se presentan, sin más. Las maquillas, las preparas para que todo salga perfecto. Nadie te va a venir luego a decir que ha tirado una bola de acero al cristal y se ha roto, porque sencillamente se entiende que no se debe hacer eso. Con un cristal blindado no hubiera pasado nada y todo hubiera quedado bien. Entiendo por otra parte, que no se hicieron las pruebas suficientes en un coche real para medir correctamente hasta donde podían llegar. Si hacen esa prueba en diez coches y seis peta…, pues está claro que debes cambiar la puesta en escena. Pero es que esta gente que es tan sumamente inteligente, porque lo son, no cayeron en la cuenta que perfectamente podrían haber girado el coche. De esa manera, la foto del coche roto la tienes, pero no una presentación integra con el coche roto, que es lo que más daño le ha hecho a Musk.

 

Futuro del Cybertruck.

Esto es una anécdota. Cara, porque esos 700 millones perdidos se entiende por el tema de los cristales, duelen, pero los van a recuperar. Es un dinero volátil. Ahora baja y luego sube. Hay más de 150 mil reservas del coche, con lo cual, por muy fracaso de presentación que fuera el tema de los cristales, la gente lo quiere. Es obvio que revisarán ese punto y harán que el cristal sea más fuerte en su base y evite que pueda pasar ese tipo de cosas. Me hubiera gustado estar en el cuerpo de Musk el momento del fatal incidente y el resto de la noche. Estoy seguro, que sabiendo como es, no durmió o lo hizo bastante mal. El rebote que se debió coger, seguro que fue de campeonato. Este tipo de personas no se permiten errores de este tipo, y si trascienden mucho, peor todavía. Viven de la imagen y estas cosas se pagan. Por otro lado, ya han dicho que harán una versión más pequeña y que añadirán paneles solares en la parte superior para que se cargue, supongo que en la zona trasera donde tiene la cortina. Con o sin error, estamos ante un pedazo de coche y un futuro prometedor.

 

Conclusión sobre Elon Musk está desolado.

Tiene que ser muy duro tener una idea tan buena, ser un producto revolucionario y que al final la gente hable más del incidente del cristal que del coche. Está claro que Elon Musk está desolado y es triste, pero hay que aceptarlo. Metió la pata y no pasa nada. Se asume y se sigue adelante. Esto no va a suponer un descenso de reservas o nada similar. Ha perdido 700 millones de dólares relacionados se entiende, con el incidente, pero de igual manera que los pierde los recupera. Para este tipo de personas, eso no es un problema. El problema es la imagen. Estoy seguro que para él, el tema de los 700 millones es anecdótico y que ni se ha parado a pensar en todo el dineral que supone eso. Es lamentable que las grandes empresas se muevan de esta manera. Suben y bajan el precio de las acciones según si alguien estornuda o no. Respecto a la explicación del problema…, como dije, no necesito justificación. Me gusta el coche, me da igual si tiene ventanas irrompibles o muy resistentes. Para el caso es lo mismo. No voy a tirarle nada ni espero que nadie lo haga.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner