Pantallas de televisión. ¿Cuál elegir?

 

Hoy tengo el difícil reto de explicar que tipos de pantallas hay en el mercado, y sobretodo, cual es la mejor elección. Es lógico que la gente no sepa o entienda el funcionamiento de las tecnologías existentes, y para eso estamos aquí. Para intentar arrojar un poco de luz en las pantallas de televisión y en la elección de la que mejor va a tus necesidades. Porque no nos engañemos, al final, es lo más importante, elegir bien. Recordemos que la televisión es algo que durante muchos años (o al menos sería lo lógico), va a estar contigo en la parte más importante del día, la del relax, la de tu rato de desconexión, y que mejor que tener la más adecuada. Pero antes…, promoción. Los podcast de LaTeclaTec. Escucha al que escribe los artículos, con sus giros y matices que el blog no se pueden dar. Todos en tu app favorita o al final del artículo. Y no olvides Twitter y Telegram (@LaTeclaTec).

Ir a descargar

Los leds.

Para para entender todo lo que se va a exponer, ya que es complejo y seguramente al rato ya no acordarás por la similitud de modelos y tecnologías…, es elemental entender que son los leds. Todos seguramente estamos más o menos familiarizados con los leds. Están cada vez en más sitios, y por cierto, para que conste en acta, este tipo de tecnología tiene muchísima más luz azul (la mala) que el resto de iluminación, con lo cual…, están destrozandonos más la vista. Yo acabo de renovar mis gafas, y me las he puesto con el cristal que reduce o según dicen, elimina la luz azul. Veremos que efectivos son, pero creo que a día de hoy, es lo más sensato. La luz azul es responsable de quemar la retina, y con la edad, cada vez cuesta más que se regenere y es cuando toca aumento de graduación, pérdida de visión, cataratas y otras movidas. Pero bien, los leds. Toda pantalla móvil, especialmente, está compuesta por un motón de leds. Cada uno de estos puntos son los responsables de que luego veas lo que ves. Pues bien, en las televisiones tenemos más o menos lo mismo. Luego os matizo pero ya os adelanto que no es lo mismo un led que un pixel. Quedaros con eso porque es importante.

¿Qué cantidad de leds hay en un móvil?

Vamos dando pasos adelante para llegar al tema del artículo, las pantallas de televisión. Es importante dar estos pasos para que luego entre todo mejor. ¿Sabes cuanta cantidad de leds tiene un teléfono móvil? Pues por ejemplo, el que tengo yo. El iPhone 8 Plus, tiene más de 300 mil leds. Así que haceros una idea de las que puede haber en un televisor. Que por cierto, cada vez el estándar es más grande. Están ya intentando fijar el modelo tipo en 55”, una salvajada, pero bueno, yo he entrado a trapo y mi televisión es de ese tamaño. Con modelo estándar me refiero a que los fabricantes intentan estandarizar un tamaño de pantalla porque luego les sale mucho más económico por hacerse en masa pantallas y cristales de esos tamaños. Para llegar al destino, es importante también saber que es un pixel. Cada pixel está formado por un led rojo, otro azul y otro verde.

 

Tipos de pantallas de televisión.

Venga, vamos al turrón. Ahora si que con todo lo mencionado, creo que estamos preparados para entrar en materia. Dejando de lado los LCD, que se siguen vendiendo aunque diría que ya ni se deben fabricar, o si se hace debe ser en minoría…, los tipos de pantallas de televisión que vamos a encontrar son LED, OLED y QLED. Más adelante si me queda espacio os hablaré de una nueva tecnología que llegará de la mano de Samsung para el año que viene, las QNED. Pero eso ya es una movida que dejamos para más adelante. Vamos a comentar que tecnología usan cada una de ellas. Insisto en que las tecnologías son similares, y al final la elección se va a ver condicionada por el precio que quieras pagar, el tamaño, y lo que el vendedor quiera venderte en ese momento. Porque al final, es lo que va a pasar. Las grandes superficies se quieren sacar productos del medio porque están otros nuevos pendientes de entrar. Con lo cual, si las Philips son las que le quedan unidades y hay que quitarlas del medio, te van a recomendar una de ellas antes que otra que podría irte mejor pero no lo harán porque ese es el hueco que hay que dejar. Lamentablemente es así, pero no te preocupes, la propuesta que te hagan será buena, es la suerte, pero no tiene porque ser la mejor existente en ese comercio.

 

Tecnología LED.

Entre las que hay, es la que más hemos tenido ya que hasta la aparición de las OLED y QLED, son las que nos han acompañado durante más tiempo. Este tipo de pantallas de televisión destacan por ser una tecnología similar al LCD pero la iluminación de los píxeles se realiza mediante un panel con LEDs. Los puntos fuertes de esta tecnología es que son mucho más finos y ligeros, que consumen poco y que son más propensos a durar mucho tiempo.

Tecnología OLED.

Aquí nos encontramos con que cada pixel genera su propia luz. Esto permite que le gestión de las capas sea mejor y que el grosor se reduce a la mínima expresión y destacaríamos por encima de todo que son mejores en colores que la tecnología LED. Al emitir cada pixel su propia luz, permite darles mucha más nitidez a las imágenes. Es decir, como comentamos antes, cada pixel está formado por tres leds, así que es de cajón que una tecnología donde cada pixel emite su luz, es lógica que sea mejor que un panel donde todos trabajan en equipo.

 

Tecnología QLED.

Aquí estamos en una tecnología que mejora la OLED. Es exclusiva de Samsung y lo que hace es mejorar la emisión de luz de cada pixel. No deja de ser la misma tecnología pero evolucionada. La gran diferencia es que cada pixel puede activarse de manera individual, con lo cual, consigues mejor detalle de imagen. Los OLED generan su propia luz, pero si hay un espacio que no debe tener nada, pondrá un negro, blanco o un tono para conseguir ese efecto. En cambio con el QLED, si allí no debe haber nada, el QLED hará que ese pixel no se encienda y haga el efecto exacto. Esto parece muy interesante, pero teniendo en cuenta lo que cuestan las pantallas de televisión OLED y QLED… se te quita la tontería. El precio es bastante más alto. La característica más destacada es que los QLED no son orgánicos, es decir, con el tiempo no se degradan. El resto de tecnologías son orgánicas y envejecen con el paso del tiempo.

 

Tecnología Smart TV y Android TV.

Evidentemente estamos hablando de cosas diferentes, pero en muchas ocasiones, la gente acude al comercio de turno pensando en que es una tecnología como LCD, LED, OLED y QLED. Algo que es evidente que no es así. Las Smart TV son televisiones que se conectan a internet y que te permiten usar una serie de aplicaciones. A día de hoy, diría que también son las que más se fabrican y que si tienes que comprarte una televisión, independientemente de la tecnología que use, es elemental que sea Smart TV o estarás comprando un producto obsoleto. Por otro lado tenemos Android TV. Podríamos hablar de algo parecido a las Smart TV pero no sería correcto ya que pese a que alguna aplicación pueden estar en ambos, como Netflix, HBO o alguna otra, hacen cosas diferentes. Android TV es un sistema independiente y te permite muchas mas cosas que las que te deja hacer una Smart TV. Lo malo es que están tan capadas que lo que vayas a hacer es muy limitado y si quieres ir más allá tendrás que hacerlo de manera externa mediante la instalación de aplicaciones desde tiendas ajenas a Google Play.

 

Resoluciones existentes.

Lamentablemente tengo que introducir este concepto y liaros un poco más. Y es elemental porque entre las pantallas de televisión que existen, nos encontramos con varias resoluciones que vale la pena tener en cuenta. Tenemos HD, FullHD, Ultra HD y 4K. También se están empezando a comercializar o a hablar de las 8k, pero bueno, frenamos un poco porque con tanto concepto os voy a volver locos. Las HD serían las pantallas que debéis evitar a toda costa. No se en que cantidad se hacen, pero las he visto en tiendas y su mayor reclamo es su precio extremadamente reducido. Podemos encontrarlas por menos de 100 euros. Atractivo, cierto, pero muy obsoletas. No os las recomiendo. También tenemos la resolución Full HD. Es la más común, y no por ello la más recomendable. Su formato es 1920×1080 píxeles, que es el que en teoría, emiten las televisiones. Quizás os suena más por formato 1080p. Pues eso. Las anteriores, HD, son las que salían con formato 720. Luego encontramos resolución Ultra HD que pasa a tener un formato de 3840×2160 píxeles. Obviamente a mayor número de píxeles mejor calidad de imagen. Por último tenemos las 4k que ofrecen un formato de 4096×2160 píxeles.

¿Qué resolución elegir?

Dejando de lado la elección entre tanto tipo de pantallas de televisión que tenemos, con la resolución la cosa está más clara. Lo más normal es que cojáis una 4k. Y no porque se la más recomendable. Sencillamente porque es la que más accesible es. La mayoría de fabricantes es la que más potencian, pero no por ello la más recomendable. Yo por ejemplo, tengo una 4k, y la uso, pero en general, no se usa. Quizás los jóvenes sean los que más opciones tengan de llegar a usarla, pero en general, entre gente de 40 en adelante, dudo que la usen a no ser que tengan Netflix o alguna plataforma streaming. Con lo cual, si tienes la misma pantalla en Ultra HD y en 4K, y el precio es muy diferente…, es decir, que la 4k sea más cara…, apunta al Ultra HD que tienes más que de sobras.

 

Las que van a venir.

Si no estamos suficientemente mareados con las pantallas de televisión existentes…, llega Samsung y da un paso más allá. Si no tenemos bastante con las LED, OLED, QLED y otras que no os he comentado como las QD-LED, las MicroLED, IPS y alguna más que se queda en el tintero, llegarán las QNED. Y como ya estáis súper mareados, como es lógico, no voy a extenderme demasiado. Es una nueva tecnología, sin más. El proceso de fabricación será más sencillo y rápido que los actuales sistemas y es por eso que lo van a potenciar para principios del 2021. Así que éramos pocos y parió la abuela. Pero no os preocupéis, entre que sale y que llegan…, todavía queda para que os tengáis que preocupar en una nueva tecnología. Así que vais servidos con las que hay que no son pocas. Ahora toca analizar entre todas las pantallas de televisión que hay y sus respectivas tecnologías, cual debería coger o hacia cual es interesante decantarse. Para eso, voy a hacer un punto y aparte, ya que tengo que pensar bien lo que os voy decir. Recordad que todos mis artículos son en directo, no modifico ni preparo nada. Bueno, preparar si, artículos que leo previamente en caso de necesitar información, pero una vez tengo todo en la cabeza, lo suelto sin filtro. Así luego sale lo que sale a veces, pero bueno. Os cuento la elección en las conclusiones, que quiero tocar un último punto importante.

 

¿El tamaño importa?

La de veces que hemos oído esto, y no precisamente de la manera que os lo quiero exponer. El televisiones el tamaño importa pero a diferencia de otras exposiciones, donde quizás no diría lo mimo, en lo que nos concierne, a mayor tamaño peor van las cosas. Es decir, si nos fijamos en una pantalla de móvil, tiene entre 5 y 6”, es un tamaño muy pequeño donde si lo ves a 720 o 1080, apenas vas a notar diferencias aparte de mejor resolución, obvio, pero se deja ver. Sin embargo, en televisiones, a medida que aumentamos el tamaño, las deficiencias de resoluciones y calidad de imagen se nota más. Si vemos una emisión antigua, de esas en analógico, lo veremos mejor en una pantalla de 32 que en una de 55”, independientemente de la tecnología actual que se use. Así que si vas a comprar una televisión y no vas a invertir mucho dinero…, ojo porque contra más grande sea, más vas a ver las deficiencias que todas tienen.

El negro es elemental.

Para llegar a la conclusión de cual es la mejor, es fijarnos en los negros. Y no me refiero a personas, me refiero al color negro de las imágenes que vemos. Las LED sufren muchísimo con los negros mientras que las OLED/QLED ganan clarísimamente. Yo ahora mismo estoy con una LED, viniendo de una OLED y tengo que decir que estoy tirándome muchas veces de los pelos al ver películas o series donde en oscuridad, y me refiero en oscuridad de lo que ves, no de tu entorno, sufren muchísimo. Especialmente las Xiaomi, que viendo lo que veo en la que tengo, sinceramente no la compraría, en los negros sufre cosa mala. Cambian totalmente lo que se ve y llegan incluso a pixelar por no saber como interpretar lo que ven. Eso las OLED no lo hacen y sufren mucho menos. Así que si eres un maniático de la imagen, las OLED ganan claramente a las LED en los negros.

 

¿Cuanto debo invertir?

Como este artículo de las pantallas de televisión ya me ha quedado eterno y me he metido en todos los jardines habidos y por haber…, voy un poco más allá y me meto en el terreno económico. Al final el dinero que vamos a invertir en una televisión es la parte más importante. Mucho más que si tecnología, prestaciones o cualquier otra cosa. Así que vamos a por los precios. Si eres un usuario no demasiado exigente con la calidad de la imagen, calidad de los negros, matices de lo que ves y demás movidas, con que inviertas entre 400 y 800 euros, es más que suficiente para tener una buena televisión. Obviamente cambia mucho así que fijaría el precio medio en 700 euros para una buena televisión para gente no demasiado exigente. Si quieres algo más potente ya tenemos que meternos en la barrera cercana a los mil euros para tener algo más pro, pero vamos, que el usuario medio, con un gasto de 600/700 euros en una televisión creo que es más que suficiente. Hablo de los 400 por culpa de Xiaomi (la que yo tengo), que ha sacado televisiones a precios rompedores con una características muy buenas. Pero lo malo es que en imagen son flojas. No me sirve que tengan un buen conjunto si donde tienen que destacar no lo hacen. Así que si tienes que renovar tu televisión…, 700 es el mejor precio a pagar. Además ese precio seguro que viene de “Antes a…” con lo cual seguramente esa pantalla que te llevas venía de un anterior precio de 900 o por el estilo. No creo que sea necesario gastar más para vivir una buena experiencia, independientemente de la tecnología que usen.

Conclusión sobre las pantallas de televisión.

Con todo lo expuesto, que no es poco…, vamos a determinar cual es la televisión que debemos comprar. Cada vez estamos más decantados por televisiones grandes. Es lo que el fabricante nos quiere vender. Así que viendo como está el patio…, creo que la elección en la mayoría de casos sería una televisión de 55” que como dije antes, es el estándar que nos quieren imponer. En cuanto a la resolución adoptada…, lo lógico sería que fuera 4K. No están pasándose con los precios y se vende bien. La gente entra en el 4K de cuatro patas aunque luego no lo usen. Con lo cual, entiendo que seguramente será una 4K la que te acabes llevando, pero como dije antes, no es necesario y si te ahorras dinero o la que te gusta es una Ultra HD…, perfecto. Y ahora vamos a lo gordo. Tecnología usada. Yo sinceramente, no entraría en las QLED. Son más caras y pese a que son mejores, no me gusta el uso abusivo del azul (el que daña la vista). Con lo cual, me quedaría en OLED que claramente me gustan más que las LED pese a que a nivel óptico, y no visual, me gustan más las LED. Óptico me refiero a lo que hacen a la vista, y visual a lo que vemos. Visualmente son mejores las OLED, pero a nivel óptico con mejores las LED porque te dañan menos la vista. Pero si no eres un “tiquismiquis” …, elegir OLED o LED, actualmente tendrás una televisión muy buena.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner