El acoso consentido de las operadoras

 

El acoso consentido de las operadoras

 

Lo que debería ser delito se convierte en algo natural.

Es sorprendente lo que vivimos con las operadoras. En cualquier otro escenario sería un escándalo. Hoy vamos a darle mucha caña a las operadoras. A TODAS. Es un tema generalizado aunque me pueda centrar en una o alguna. Todas actúan igual. Si digo que me parecen y que son unas acosadoras nadie me va a decir nada, porque lo son. Cuando una persona o personas te llaman continuadamente por teléfono pese a decirles que no quieres y que no te interesa, en mi país se les puede llamar acosadores. Lo sorprendente como expondremos a continuación, es las respuestas que tienen ante ese acoso. Es realmente sorprendente.

 

Una situación insostenible.

Es sorprendente el alto índice de personas con problemas con las operadoras. Todos o casi todos sufrimos de ellas en mayor o menor medida. Yo personalmente he tenido este año muchos problemas con MásMóvil especialmente y con Vodafone ahora mismo. Lo de MásMóvil era sinceramente preocupante. Con días donde me podían llamar hasta en 8 ocasiones. Fueron dos semanas muy fuertes donde me llamaban de diferentes partes de España. Con Vodafone llevo cuatro días a llamada diaria. Esto a mí me da un poco igual, pero entiendo y veo que en personas mayores es desesperante. Mi madre sin ir más lejos, la están cosiendo desde Jazztel. Es una vergüenza.

 

El gobierno lo sabe y no hace nada.

Aunque parezca mentira, el tema de las operadoras es un tema que todo el mundo conoce. Es vox populi lo que hacen y nadie parece estar interesados en solucionarlo. Si trasladamos esto a otros ámbitos de la vida… uf uf. Yo creo que cuando alguien dice no, es que no. Si en otros ámbitos de la vida lo damos como lógico y normal, como puede ser que en las operadoras ese código no exista. En las operadoras le dices que no quieres y al día siguiente o el mismo día vuelven. Es inaceptable. Por ley debería estar penado. Si dices no, debería quedar registrado correctamente y tener al menos un año de tranquilidad.

Los argumentos de las operadoras es el colmo.

Suelo responderles por Twitter. Como curiosidad decir que si tienes una cuenta con pocos usuarios, no te hacen ni caso, pero ojo, como tengas una cuenta con más de 500 usuarios…, tiemblan. Pero a diferencia de lo que se pueda pensar, sus argumentos son la ostia. Textualmente me han dicho en varias ocasiones, lo que me da que pensar que es política interna lo siguiente. “si quieres dejar de recibir llamadas te puedes apuntar a la lista Robinson” es decir, que asumen el acoso al que someten a los ciudadanos y como solución les ofrecen apuntarse a una lista que evita ese acoso. Es decir, aceptamos el acoso como natural y ponemos la solución de meterte en un programa de protección de acosados. Manda huevos. Otra frase leída de esta gentuza es la siguiente “danos tu numero por mensaje privado para dejar de llamarte” es decir, chantaje puro y duro. Aceptamos que acosamos, que se puede evitar, pero que no lo hacemos porque mediante el acoso siempre cae algún cliente.

 

Un sistema único y controlado por gente externa.

Para mi es elemental que todo el sistema de llamadas de las operadoras a los usuarios esté centralizado. Un organismo único que gestione el tema. Que se compartan entre todos la lista entera de usuarios si quieren, pero señores, que una vez llamado, no puedan hacerlo en un plazo mínimo de varios meses, incluso un año si se pudiera. Creo que estamos demasiado indefensos ante esta gentuza que abusa de su estatus y que nadie ve problemático llamar a una persona ocho veces en un día o varias veces todos los días pese a decir que no te interesa y que no quieres contratar nada con ellos. No creo que sea demasiado difícil obligar a las operadoras a respectar la llamada rechazada y evitar que puedan llamar de nuevo.

 

[av_image src=’https://androidealmando.com/wp-content/uploads/2017/01/1484758760-picsay.jpg’ attachment=’9292′ attachment_size=’full’ align=’center’ styling=» hover=» link=» target=» caption=» font_size=» appearance=» overlay_opacity=’0.4′ overlay_color=’#000000′ overlay_text_color=’#ffffff’ animation=’no-animation’][/av_image]

 

Una solución cruel.

Acepto que lo que hago a veces es cruel, pero señores, lo que hacen ellos es más cruel. Muchas veces cuando me llaman, opto por una estrategia muy cabrona. Le digo que sí, que estoy interesado y la pobre comercial que hace el miserable trabajo de acosar a la gente por una miseria mensual, se emociona porque va a cerrar una contratación. Empiezo a darle los datos, muchos de ellos falsos o incorrectos, y llegados un punto, cuando ya me he cansado, le digo que no me interesa, o que todo es mentira. El mosqueo es importante, pero señores, en esa crueldad se esconde algo. Esas llamadas suelen ser grabadas, y luego alguien lo escucha. Y al menos, verán lo sinvergüenzas que son y que a veces, aunque seamos pocos, nos revelamos y les damos donde más duele.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner