DIGI rey absoluto de las telecomunicaciones

Pues seguramente, a día de hoy a nadie le sorprende que digamos esto de DIGI rey absoluto y es que en LaTeclaTec, nunca hemos escondido nuestro cariño por esta compañía y la forma en la que está haciendo las cosas. Pero una cosa es saberlo y otra es tener datos oficiales de la CNMC, y eso es lo que tenemos ahora, datos que corroboran lo que venimos contando hace tiempo, DIGI va como un tiro. A modo resumen, y con esto no quiero que sirva para dejar de leer el artículo, diríamos que Movistar ha conseguido estabilizar su malos datos de los últimos años, que Vodafone y Orange tienen mejor salud en la parte móvil y peor en la fibra y que DIGI le ha quitado la tostada a MásMóvil tanto en fibra como en móvil.

Datos puros y duros.

Recordemos que los datos oficiales que tenemos representan lo sucedido durante todo el 2022. Así que, con los datos en mano, tenemos que durante el 2022, el 62% de números que cambiaron de operador, se decantó por DIGI. El 30% por otros OMVs independientes y el 8% al grupo MásMóvil. Y con esto, hay que leerlo tal cual, “GRUPO”, eso no significa MásMóvil, sino todas las marcas del grupo. De las líneas perdidas, el 45% pertenecía a Movistar, 32% a Orange y el 23% a Vodafone.

Marcas del Grupo MásMóvil
Yoigo, Pepephone, MASMOVIL, Lebara, Lyca Mobile, Llamaya y Virgin Telco y a través de sus marcas locales: Euskaltel, R, Telecable y Guuk.

¿Y el resto?

Movistar, Orange y Vodafone cierran 2022 perdiendo. La cuestión no es que pierdan, que es algo que tenían más que asumido, sino saber cuánto pierden. En estas estadísticas me molesta mucho que a MásMóvil no la tomen como marca, sino como grupo. Eso desvirtúa mucho los datos, ya que no refleja la realidad. De las tres grandes, Vodafone es la que pierde más de todas. Concretamente el doble de pérdidas que Orange (88 mil) y muchísimo más que Movistar que pierde 12 mil. Todo esto en cuanto a la banda fija. De esta manera, el GRUPO MásMóvil suma algo más e 200 mil líneas mientras que los operadores independientes logran más de 300 mil quedando en el lado opuesto del gráfico. 

Situación de MásMóvil.

Si algo tenemos que destacar de los datos obtenidos, aparte de ver a DIGI rey absoluto de las telecomunicaciones, tenemos que destacar que MásMóvil goza de una buena salud. Es la única de todas que consigue mantener el tipo con el efecto DIGI y las locuras de precios que maneja. Los datos de MásMóvil dejan claro que siguen creciendo de una manera destacable y eso cobra mayor importancia si tenemos en cuenta que DIGI ha entrado en el mercado como un elefante en una cacharrería. De esta manera, MásMóvil es la única de las grandes que no se desinfla, pero como digo, son unos datos muy irreales ya que hablar de todo el grupo no deja claro quién es quién dentro de la compañía. 

La situación de Orange, Vodafone y Movistar.

No es la peor. Aquí es una de cal y una de arena. Por una parte, tienen el batacazo de la banda ancha y por otra el éxito en la parte móvil. En el lado opuesto tenemos a Vodafone, que mejora en móvil, pero se da la gran leche en la banda ancha. El tercero en discordia no hay por donde cogerlo, pierde en todo. Estos datos dejan claro que los consumidores, siguen abriendo los ojos y penalizando a las tres compañías, que durante años han navegado sin obstáculos y ahora hay muchos que les están pintando la cara y dejando claro que están fuera de mercado. No tiene sentido que tengan unas tarifas tan altas y tan poco actualizadas. Y encima esto llega en el peor momento, con fusiones de muchas de ellas que ahora, más que nunca, dejan claro que son necesarias. 

El éxito de DIGI.

Es algo digno de aplaudir. Entraron en el mercado con unos precios que dejaban al resto en evidencia, y en los últimos años no han hecho más que mejorar sus condiciones. Han expandido su servicio a costa de Movistar, con un acuerdo comercial que destrozó a Movistar que vio como los clientes se le iban a mansalva a una empresa que tenía unos precios sin igual y usando su servicio, para ahora, estar pasando a todos esos clientes a su fibra directa. Al principio los invitaban a cambiar, ahora directamente los obligan a hacerlo. Y es que para DIGI, entre tener que pagar un alquiler a Movistar por ese servicio y tenerlos directamente con ellos… Pues allí está su éxito, precios rompedores, servicio perfecto alquilado perfecto y servicio propio expandiéndose que funciona muy bien. Han dado la campanada. 

¿Hasta cuándo?

Tengo claro que DIGI tuvo un objetivo desde el principio y que, para ello, fijó una cantidad ingente de dinero para vivir durante 5, 7 o 10 años, y que cuando se acabe…, pues veremos qué pasa. Es decir, me da que algún inversor potente puso una morterada de dinero a fondo perdido, da igual si hay beneficios, sólo interesan clientes. Y cuando ese capital se acabe…, pues quizás empezamos a ver como suben precios. Esta es una hipótesis que tengo. Quizás nunca pasa, pero me da que los de DIGI están perdiendo mucho dinero y que son conscientes de ello. Ojo, que si es así, me parecería igual de bien. Una apuesta arriesgada, que si les sale bien, quizás no tengan que subir precios cuando ese supuesto capital se acabe, y como ya tendrán la mayor parte del mercado, directamente podrán mantenerse. Si no es así, si se acaba el dinero y tienen que subir precios… pues tan sencillo como cambiar. Disfrutemos del momento y aprovechemos el excelente servicio que están dando a unos precios que es imposible igualar. 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner