Derrocar a los poderosos es posible, una supermarca es la solución

supermarca
Seguro que en alguna ocasión habéis pensado en que haría falta para derrocar a empresas como Samsung o Apple, y la verdad solo hace falta hacer las cosas bien y tener paciencia. Samsung ha estado muy debilitada, pero el hacer las cosas bien le ha valido volver a escalar posiciones y volver a ser la dueña del cortijo. Huawei a base de hacer bien las cosas se ha situado en una posición envidiable, hasta el punto de que va a ser uno de los rivales a batir en el global anual. Ahora bien, ¿qué pasa con marcas como Sony, HTC, LG y compañía? Su situación en algunos trimestres roza lo ridículo, sus cuotas de mercado son de chiste, muchas de ellas viven gracias a que son una división dentro de la gran empresa, y eso, y activamos el modo “vamos a soñar que es gratis” tiene desde mi punto de vista fácil solución. La supermarca
Que os parecería que todas las empresas con cuota muy pequeña decidiesen unir fuerzas y trabajar juntas en un bien común, estaría bien, ¿verdad? Si algo tienen en común todas esas marcas de “segunda fila” es que cada una de ellas tiene un punto fuerte, diseño, sonido, software, tecnología, todas pueden aportar algo, con lo cual, imaginar que se unen Sony, HTC y LG, hacen un fondo común y se sientan a proponer las ideas que tiene cada uno, lo meten en una coctelera y sacan un terminal brutal capaz de competir contra Huawei, Apple y Samsung. Es perfectamente posible. Las tres tienen en común que son grandes marcas, con grandes productos, pero que la gente prefiere comprar Samsung a uno de los suyos por precios similares. Sus marcas están gastadas y limpiarlas es “sencillo”, una mesa, tres mandatarios, unas bases, un nombre y a liarla. Cada uno aporta el 33% de la inversión que realizarían por su cuenta, y tres modelos, gama baja, media y alta. No se necesita nada más.
¿Fácil verdad? Es una lástima que con lo sencillo que sea, esto no pase de ser un mero sueño. Las posibilidades de que esto que propongo ocurriese son nulas, y lo son no porque sea un loco de la vida, lo son porque estamos hablando de mega empresas que antes que hacer eso, asumiendo un fracaso a nivel individual, preferirían hundir la empresa. De hecho ya se han dado casos donde los máximos mandatarios han preferido dejar morir la compañía antes que asumir el fracaso y aliarse con otras marcas o sistemas, sea el caso de Nokia y BlackBerry sin ir más lejos. Pero vamos, que lo que propongo es algo que se puede hacer, eso es una evidencia, y personalmente creo que la gran masa social vería bien una súper marca, pero bueno, seguiremos soñando que por suerte es gratis.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner