de Android a iOS

Cambio de Android a iOS ¿Valió la pena?

 

El cambio es grande.

Tengo un iPhone 8 Plus desde hace un año mas o menos. Tengo que reconocer que me dio miedo/respeto dar ese paso. Toda la vida con Android a tope era mucho tiempo para cambiar a un sistema completamente nuevo para mi. Es cierto que lo había tenido en el iPad, el cual más o menos es lo mismo, pero no deja de ser un móvil y el uso que le das cada día es muy diferente al que le das al iPad. Si tengo que hacer una valoración general del cambio, es que en general, estoy ampliamente satisfecho.

Es cierto que he perdido un montón de funciones y comodidades que tenía en Android, pero al final, si analizo lo que uso y como lo uso, tengo que reconocer que no necesitamos Android y su infinidad de cosas/posibilidades. El precio está claro que es un hándicap importante que trataré más adelante, pero tal como estoy, con el iPhone y sin pensar en lo que cuesta y tal…, estoy ampliamente satisfecho. Así que puedo decir que el cambio de Android a iOS ha sido satisfactorio.

 

De Android a iOS, lo peor.

Claramente tengo dos puntos conflictivos con el cambio a iOS y que podrían haber desembocado en vuelta a Android. Por un lado, tenemos el teclado. Soy de Swiftkey de toda la vida y tengo que reconocer que en iOS ese teclado, pese a estar, es lamentable. Todo teclado que quiere estar en iOS tiene que cumplir las normas de la secta, es decir, no vas a tener la posibilidad de usar la lógica y poner a un lado de la barra espaciadora el punto y al otro lado la coma. Como mucho vas a tener el punto. Lamentable.

Eso me parece un atraso impresionante, y lo peor, Apple no permite (o eso parece) que se modifique ese parámetro. Por otro lado, tenemos las aplicaciones de mensajería. Tanto WhatsApp como Telegram en Android son infinitamente mejores. Y con WhatsApp encima tenemos el añadido de que no puedes quitar el sonido de envío de mensajes en conversación. Para una persona sensible a los sonidos como yo, es terrorífico. En definitiva, que estos dos aspectos son casi determinantes en la elección de sistema para mi. Cuesta mucho acostumbrarse al cambo a peor.

 

Lo mejor en el paso de Android a iOS.

Sin lugar a dudas la comodidad de despreocuparte de todo. Sabes que una aplicación, un juego, cualquier cosa va a funcionar en principio correctamente. No hay cierres forzados ni cosas extrañas. Te sientes seguro y eso se agradece. Eso es la percepción que tienes. Pero la realidad es otra, y en verdad hay muchas cosas que fallan, la inseguridad es menor que en Android, posiblemente, pero el riesgo también existe. Básicamente si hay menos riesgo es porque iOS es hermético a más no poder.

Desde el momento que no puedes instalar cosas externas, pues reduces el riesgo a que te cuelen Malware mal intencionado. Sigue entrando, pero al estar en todos por igual, la detección es más rápida. Además, en Android…, que tire la primera piedra quien no tiene o ha tenido alguna aplicación de terceros externa a la tienda. Es un clásico, y en parte, la magia por la que Android es lo que es. La facilidad de pirateo y de conseguir cualquier cosa por el morro, hace que sea un foco mayor de malware.

 

El precio, determinante.

Sin lugar a dudas es el talón de Aquiles de Apple. Sinceramente podría permitirme tener un iPhone, pero moralmente no me permito gastarme 800, 900 o 1000 euros en un terminal. Y si tengo el iPhone 8 Plus, es simplemente porque hice un cambio a un amigo por el Mi6 que yo tenía. De no ser así, seguramente no hubiera tenido nunca un iPhone. Es cierto que actualmente tengo el iPad, el iMac, el MacBook Air y el iPhone 8 Plus, pero si analizamos como llegan a mi vida, se comprende que no es precisamente una situación de acomodamiento económico o de caprichos.

Todos los productos han llegado en fechas señaladas mediante regalos conjuntos. iPad para un cumpleaños, iMac para navidades, MacBook Air para cumpleaños, y el iPhone con el mencionado cambio. Tanto el iMac como el iPad tienen más de cinco años y todavía funcionan. Esto quiere decir que, como productos, calidad de los mismos y durabilidad, estoy ampliamente contento y me costaría tener otro producto que ese. Pero son artículos de larga durada. El teléfono, por tipo de uso y tal, difícilmente lo puedes alargar hoy día a cinco años. Con lo cual, cuando se muera el iPhone, o me sale otro chollo, o volveré a Android.

 

¿Volver a Android de iOS es posible?

Si os digo la verdad…, tengo igual de ganas de volver como de no volver. En alguna ocasión, cuando quiero probar algo ilegal o cosas similares, cojo del cajón el Mi A1 que tengo y me pongo a hacer de las mías. Tengo que reconocer que sólo entrar ya estoy deseando salir. No me gusta nada Android desde que estoy en iOS. Pero es quizás por ser Android puro y estar habituado a Miui. Creo que cambiar de iOS a Android es doloroso y de iOS a Miui menos traumático.

Sobre si es mejor Android o iOS…, tengo que reconocer, habiendo estado en las dos plataformas, que me parece mejor iOS por la comodidad de despreocuparte de casi todo. Pero que, en Android, si quieres hacer cosas y probar cosas, es mucho mejor. Muchas veces en iOS me siento medio estúpido por la complejidad de hacer según que cosas, encontrar archivos que no se guardan en ningún sitio o buscar en carpetas que es prácticamente imposible o innecesario. En esos aspectos si que encuentro que en Android tienen una libertad que, de buscarla, se agradece. Pero por lo general, ambos sistemas me parecen muy buenos.

 

¿Los juegos?

Claramente en este aspecto tengo que decir que iOS le da varias vueltas a Android. Me he encontrado con el Mi6 y su poco más de un año de vida limitado en juegos con el PUGB Mobile, donde he tenido que bajar la calidad para jugar sin problemas. En iOS eso no lo he tenido que hacer y tiene un periodo de tiempo similar. El iPad que ahora es de mi hijo, tiene más de cinco años y corre la mayoría de juegos sin problemas. En sobremesa o portátil no entro, pero en móvil (Tablet y móvil), claramente me parece muy superior iOS. Por no hablar del TouchID que me permite mediante la presión leve de pantalla, tener movimientos que en Android no tengo. Existe algún teléfono que tiene zonas de TouchID, pero es que en el iPhone es todo el panel y tengo que reconocer que como estoy muy en juegos tipo Shooter, se agradece un montón.

 

El eterno debate del precio de las aplicaciones.

Es un clásico, al igual que es una leyenda urbana que a día de hoy no tiene fundamento. Llevo más de seis años en iOS (primero con el iPad y ahora con el iPhone), y nunca he tenido la obligación de comprar aplicaciones. Es más, me dieron una tarjeta regalo con 15 euros y tardé más de tres años en gastarla. Vale, soy catalán y de puño cerrado, pero no tengo necesidad ni tienes porque tenerla para poder usar cualquier cosa. Hay aplicaciones gratuitas para casi todo. Es cierto que he comprado alguna aplicación, pero más por capricho o por premiar al desarrollador que otra cosa. Por ejemplo, acabo de comprar una aplicación de Cámara que me ha costado siete euros.

Es cara, pero entre que estoy cansado de no poder usar el modo 16:9 en la pantalla, es decir, que se vea la imagen entera sin cortar al lado, y que me aburre tener una aplicación de cámara sin demasiada personalización, pues la he comprado. ¿Tenía necesidad? Para nada. Con la de serie tengo más que suficiente. La que he comprado tiene mil pijadas para hacer, no usaré ninguna, pero allí están, por si me aburro poder usarlas. Las aplicaciones de pago por lo general son caras, y lo peor son las suscripciones. Muchas son mediante suscripción mensual o anual que valen una pasta. Pero hay de todo. Si no quieres comprar nada, se puede. También si quieres comprar barato, se puede. Si quieres algo muy pro, lo tienes, eso si, te tocará pagar y mucho. Así que la leyenda urbana de que iOS es caro en Apps…, nada de nada.

 

Conclusión sobre de Android a iOS.

Muy contento con el cambio y preocupado por el día que tenga que volver. He descubierto en iOS la poca necesidad de tener que estar probando cosas. Es cierto que, por el tema del blog, me va bien tener y probar cosas, pero no es necesario. Por lo general estoy contento con todo lo que tiene iOS. Me gustaría que fuera menos hermético en ciertas cosas, pero entiendo que eso sería acercarlo un poco más a la percepción de inseguridad de Android. Con lo que me quedo es que seas de Android, de Miui (o similares), o de iOS, tenemos sistemas muy potentes y completos. Ambos tienen sus aplicaciones propias que tienen sus alternativas en el sistema contrario.

Con lo cual, siempre vas a poder estar en cualquiera de las dos plataformas y no encontrar nada o casi nada a faltar. Si no miramos precios, me quedaría siempre con un iPhone de calle, me parecen mucho mejores en el cómputo general. Pero como por desgracia eso no es posible…, me quedo con Miui y los Xiaomi. Veremos si me sale otro chollo de aquí un año o dos y me llevo otro iPhone. Por cierto, para rematar. Soy de los que cambia de móvil cada año. Desde que tengo el iPhone, primero tuve un iPhone 8 Plus y ahora tengo un iPhone 8 Plus Rojo, no he cambiado de móvil y eso hace más de un año y dos años de ciclo de móvil, con lo cual, algo he mejorado con el iPhone, los teléfonos me duran más.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner