Saltar al contenido
LaTeclaTec

Sanciones a empresas de comida a domicilio

8 mayo, 2022

 

Os planteo algo que me ha ocurrido en alguna ocasión, y que, en ciertos casos, puede resultar un problema enorme. Hablo de las empresas de comida a domicilio y la política empresaria que tienen. Es cuanto menos curiosa, porque no existe un sistema de sanciones establecidas, por el cual, en caso de no efectuar la entrega en un periodo de tiempo determinado, no ocurre absolutamente nada. Vamos a exponeros el problema con el que nos hemos encontrado alguna vez, el que nos habéis trasladado muchos de vosotros que os han ocurrido, y al final, dejar plasmado en este artículo, todas las situaciones a las cuales nos vemos expuestos.

Secciones: TIMELINE // CHOLLOS // AYUDA // MUSICA // SERIES-CINE

Visitar LaTeclaTec con bloqueadores de publicidad, es cómo ir a comer a un restaurante e irte sin pagar la cuenta. Eres libre de hacerlo, pero ponernos en la lista blanca de bloqueos hará que lo poco que se gana con tu visita, valga la pena. Por otro lado, usar navegadores como DuckDuckGo, hacen que tu visita, sea del todo innecesaria en términos internos. No dejas rastro, no sabemos que te ha gustado de la web, no podremos intuir que te gusta para ofrecértelo. Tenlo en cuenta y por supuesto, visítanos como quieras, pero siempre preferiremos un lector que nos dé pistas a uno que no nos de absolutamente nada. Espero que disfrutes del contenido, lo veas de la forma que lo veas, un saludo.

Comida entregada tarde.

Vamos al centro del problema y es que no existe un regulación de cómo deben actuar este tipo de servicios. Es decir, no existe una normativa, y si existe no la conocemos, por el cual, esa empresa que te pone que entregarán tu pedido en 30 minutos, por poner un ejemplo, si luego se retrasa 30 minutos, que tengan algún tipo de penalización. Porque en muchos casos, nos hemos encontrado con la incomodidad de hacer un pedido y que se retrase mucho más de lo normal o entendible, y la comida que es caliente, llegue fría, o en un estado malo por haber perdido la temperatura adecuada al producto. Y como digo, no existen un sistema de sanciones por tiempo de más, y eso, a la larga, es un problema para el usuario.

Comida no entregada.

Este ya es un problema más bestia. Resulta que, en alguna ocasión, nos hemos encontrado como las empresas de comida a domicilio, no han entregado la comida porque directamente, han perdido el pedido o están desbordados y no dan más de si. En estas ocasiones la situación es extrema, porque seguramente ya vienes de más de 1 hora esperando el pedido, y reclamándolo en varias ocasiones. Y ya de por sí, no se vosotros, pero yo cuando estoy mucho rato esperando la comida, se me pone el estómago de mala leche y no me entra nada. Como para encima, esperar más de una hora y que te digan que no te lo llevan porque no pueden. Eso es un caso extremadamente grave que entiendo que debería tener como consecuencia, una sanción que como mínimo, compense el daño provocado.

¿Tipo de sanción?

Sinceramente…, no tengo ni idea. Eso ya, sería cosa de los expertos que determinen cuanto daño han hecho y como se debe reponer el daño realizado. A mi entender, si estoy esperando un pedido que no llega, como mínimo, la sanción a mi favor, debería ser del triple del dinero invertido en el pedido. De tal manera, si he invertido 20 euros en el pedido, que se me retornen 60 euros. Creo que sería una compensación justa al daño realizado. Porque evidentemente, que haga un pedido de 20 euros, no me traigan la comida, y luego se limiten a devolverme los 20 euros…, a mí no me soluciona nada. Me quedo sin comida, con cara de tonto y con hambre. Eso no es normal. En cuanto a sanciones por retraso…, pues habría que ver. Entiendo que te puedes retrasar, 10, 15 minutos, pero pasarse de 30 minutos, creo que ya debería ir acompañado de una sanción del doble del precio pagado. Es más, por cada 30 minutos le incorporaría esa sanción. Sobre un pedido de 20 euros, si te pasas de 30 minutos, retornarle 20 euros, por 60 minutos, 40 euros, 90 minutos 60 euros…

Abarcar más de lo que puedes.

Todo esto de las sanciones, como es lógico tiene un sentido, acabar con aquellos que abarcan más de lo que pueden. Hay muchas empresas de comida a domicilio que tienen mucho éxito y se aprovechan de él. Hay que tener en cuenta que, por norma general, esas empresas son restaurantes que tienen a sus clientes in situ, y aparte, hacen pedidos a domicilio. Pues bien, nos hemos encontrado en muchos casos donde las empresas, van cogiendo pedidos telefónicos sin parar, y se pasan de volumen aceptable. Es decir, si un restaurante es capaz de realizar 40 servicios por hora, pongamos 30 físicos y 10 telefónicos, no puede ser que acabe con 80 servicios por hora (40 físicos y 40 telefónicos). Cuando pasa eso, es cuando se va a producir con total seguridad, los retrasos. Porque esa persona va a atender primero a los que tiene físicos, mientras trastea con los pedidos telefónicos. No dará abasto con todo, seguro, y será un caos. Ese caos es el que da como resultado que tu comida llegue fría, tarde o ni llegue.

Las valoraciones.

En las empresas de comida a domicilio, está bien leer las valoraciones, pero creo que más importante que una buena valoración, que se puede deber a mil y un factores, sería interesante poder ver el nivel de efectividad en cuanto al horario. Eso es para mí, incluso más importante que una valoración de 5 estrellas porque el repartidor ha sido super majo, o de 1 estrella porque olía mal o estaba mal peinado. Creo que hay que diferenciar las cosas y priorizar lo que realmente nos interesa. A día de hoy, los pedidos, en mayor o menor medida, ya te vienen precintados porque más de uno…, mejor lo dejamos en eso y que cada uno interprete lo que quiera. Que ya me veo explicando lo que hacen ciertos repartidores y os acordareis de mi en los próximos pedidos que hagáis.

El precinto.

Iba a dejarlo pasar, pero no puedo. Me reconcome por dentro si no lo expongo. En más de una ocasión, hemos oído quejas sobre servicios que se han entregado sin alguno de los productos comprados. Eso se ha debido en muchas ocasiones, a que el repartidor se lo ha comido. Son prácticas que, por desgracia, han sido más habituales de lo que nos gustaría. Repartidores cabreados con su jefe que han escupido o manipulado los alimentos que te llegaban, otros que se comían parte de la cena camuflando luego el pedido para que no se viera tocado…, las hay de todo tipo. Por desgracia, a día de hoy, esas cosas siguen pasando, y más por desgracia, es difícil detectarlo. He visto repartidores poniendo el precinto de seguridad una vez han llegado al domicilio, algo que me ha escandalizado porque si no lo ves, te llega el producto precintado y resulta que no es de tienda, sino que lo ha puesto él antes de entrar.

Hay que regularlo todo mejor.

No puede ser que estemos viendo muchos locales que te mandan la comida a domicilio con un precinto tan rudimentario como grapas. Eso, aparte de un peligro con el cual nos hemos topado en muchas ocasiones, donde las grapas al abrir la bolsa de cartón, han caído dentro de la comida, con el peligro que representa, es un método poco fiable. Porque puede salir el pedido de tienda sin precinto y el transporte ponerlo una vez llegado al domicilio. Los pedidos, tendría que ser obligado, que todos salieran con precintos de seguridad de la tienda. TODOS. Y eso, a día de hoy no ocurre. Somos asiduos a pedir a domicilio, y nos hemos encontrado muchas veces que nos entregan el pedido sin precintar. Sinceramente, no soy muy escrupuloso, pero no me gusta un pelo que me entreguen los pedidos así, porque el nivel de manipulación que puede recibir ese pedido, es elevado. El tema de las sanciones creo que es otro aspecto que habría que regular en las empresas de comida a domicilio. Nos ha pasado en muchas ocasiones, pedidos que no llegan, otros que llegan tarde…, no es aceptable. Nos ha pasado incluso en uno muy gordo, que fue de más de 150 euros (comida familiar) y que no lo trajeron con el inconveniente que nos supuso tener a 12 personas más de hora y media sin la comida que tenía que estar. Y no se hizo nada, devolución de dinero y listo. Esas situaciones no pueden darse. Evidentemente esa empresa quedó tachada para siempre de mis sitios de confianza.

Conclusión.

Las empresas de comida a domicilio tienen una responsabilidad muy grande al gestionar nuestros pedidos y poner algo tan delicado a manos de un tercero que a saber lo que puede hacer. Se debería potenciar un servicio mejor, donde los envases queden precintados desde que salen de cocina y evitar posibles manipulaciones. Dar con un transportista cabreado, indignado, con ganas de liarla, es relativamente sencillo. No digo que sean como uno que viene a veces a mi casa y que me deja planchado porque me entrega el pedido como haciendo de mono en el rey león presentando a Simba. Creo que no es necesario llegar a esos extremos, aunque sinceramente…, me resulta muy gracioso el colega, así como haciendo una reverencia, tiene guasa. Pero lo que no puede ser es que nos encontremos pedidos que salen de una manera y llegan de otra por culpa del transporte. Eso no es normal y es incluso peligroso. Que se implementen unas medidas de seguridad, higiénicas y una escala de sanciones por retrasos que nos proteja un poco.

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts