Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Catalunya en llamas

18 febrero, 2021

 

Hoy toca poca tecnología y mucha indignación. Pero tranquilos, os prometo que de toda esa indignación que hoy me sale plasmar en mi web, existirá tecnología en cada tema que comente. Empezaré diciendo que, como barcelonés, catalán, español y europeo, por este orden y hasta que alguien me demuestre o certifique que no es así, o que deja de serlo…, siento vergüenza e indignación por mis semejantes. Me muevo bastante por TikTok con fines informativos y nunca por colaborar o engrandecer una red social que me parece lamentable en muchos aspectos (aquí mi primer apunte tecnológico), y estoy viendo auténticas locuras. Videos de gente saqueando tiendas, curiosamente de grandes firmas, destrozo de cajeros y algo que ya empieza a ser típico, quema de contenedores. En definitiva, por toda Catalunya, hay caos y locura. ¿Motivo? Vamos a exponerlo, obviamente. Hoy, en LaTeclaTec…, Catalunya en llamas.

 

¿Por qué pasa esto?

El motivo, o, mejor dicho, la chispa que ha dado como resultado este caos y que se usa como excusa o motivo de las revueltas, es la encarcelación de Pablo Hasel. Este rapero de Lleida, ha entrado en prisión por una serie de Twitts, canciones y frases que han sido consideradas delictivas. Yo no estoy aquí para juzgar si eso es justo, o no. Sinceramente…, no voy a entrar. Me tengo que basar en aquellos que tenemos y es un historial delictivo donde se le ha condenado varias veces a prisión y multas cuantiosas por el mismo motivo. Delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones del Estado. ¿Es para tanto? Pues tampoco estoy aquí para juzgar eso. Y no porque tenga una visión hacia un lado o hacia otro. Sencillamente son una serie de causas juzgadas por los que velan o deberían velar por nosotros y como tal, acato las sentencias. Luego me podré quejar o parecerme mal, que por norma general me lo parecen, pero son causas juzgadas.

 

Primer problema.

En el caso de Pablo Hasel, cuando ya te condenan la primera vez en 2014 por el mismo motivo que te lleva ahora a prisión, y esa condena es de dos años…, pues ya tenemos la primera pista. En esa ocasión no entró en prisión porque era su primera condena y como era menor a 24 meses, se lo ahorró. En 2018 fue condenado nuevamente por volver a hacer lo mismo. Esta vez, se le pedían 2 años de nuevo, pero luego se rebajó a 9 meses. Y por esa condena si que entró en prisión. Concretamente por 64 mensajes publicados en Twitter entre 2014 y 2016 y por una canción publicada en YouTube bajo el título de “Juan Carlos el bobón”, la cual, todavía se puede escuchar en YouTube y dice lindeces como… “apuntaba maneras cuando mató a su hermano Alfonsito”. Aquí quiero pararme para decir…, así no.

 

No todo vale.

No me quiero ir del tema que es Catalunya en llamas, pero creo que es importante matizar estos temas para ver en lo que acaban. Y podré estar más o menos de acuerdo con la sentencia del 2018, me parecerá más o menos libertad de expresión. Pero creo que no todo vale, y desde el momento que te burlas de la muerte de un hermano por un accidente (al menos así se recoge), o defiendes cosas que han sucedido llevándolo a un extremo para nada necesario…, no me parece justo. Pablo Hasel está en la cárcel porque el sistema le ha recordado en varias ocasiones que no todo vale y que ese no era el camino correcto. Él ha elegido seguirlo y ahora tenemos a Catalunya en llamas por algo que era perfectamente evitable. A mi me parece muy bien que Pablo Hasel reivindique lo que le de la gana, pero siempre desde el respeto y sin saltarse las normas que nos representan. Y ojo, que en muchísimas de esas normas no estoy de acuerdo. Es más, creo que este tipo de acciones deben ser penadas con cuantías económicas y nunca con cárcel. Pero lo que yo piense no es importante, nos tenemos que basar en la justicia como máximo órgano regulador de la sociedad independientemente si creemos más o menos en ella, y está claro que Pablo Hasel, ha ido al límite y ha pagado las consecuencias. Os dejo un link con los Twitts por los que fue condenado en 2018 y por los que entró en prisión para que os hagáis una idea del nivel.

 

Se pudo evitar.

Volvemos a retomar la parte tecnológica de todo esto. Si a Pablo Hasel se le hubiera aplicado una cuarta parte de la censura de Twitter a otros…, todo esto se podría haber evitado. Que yo sepa, nadie salió a quemar la calle cuando en 2018 se le condenó a entrar en prisión. Ahora en 2021 se ejecuta la entrada en prisión, por algo que sucedió entre 2014 y 2016 y cuya sentencia llegó en 2018. Aquí si que podemos decir que la ley es injusta. No es normal que algo que haces en 2014, pagues las consecuencias en 2021. Pero eso ya es otra historia. El tema es que Twitter tendría que haber silenciado a Pablo Hasel hace muchísimo años. Y no lo digo porque me parezca lo correcto, lo digo porque según las normas de ellos mismos…, deberían haberlo hecho. Y para ello me remonto a nuestra actualidad, donde hemos visto que Twitter ha ejecutado con puño de hierro a Trump por muchísimo menos. Sin embargo, de Hasel podemos leer hasta 64 Twitts que sobrepasan cualquier limite (al menos para Twitter) y que no tuvieron el castigo que se les aplica a otros.

 

Apunto a Twitter.

¿Tenemos Catalunya en llamas por culpa de Twitter? Pues decir eso sería faltar a la verdad. Pero si que, en gran medida, son los responsables. Si a Pablo Hasel se le hubieran parado los pies en las redes sociales, se le hubiera acabado un altavoz enorme que genera muchas cosas, entre ellas odio. Con lo cual, si al tercer Twitt se le paran los pies, no hubiera llegado a tanto. Pero no se puede usar eso de excusa, ya que Twitter es imposible que controle todo este tipo de cosas. Controlar a un súper famoso con millones de seguidores es más sencillo que hacerlo con alguien más anónimo. Personalmente los culpo, y me baso en cosas claras. Actualmente, mientras tenemos Catalunya en llamas, supuestamente como consecuencia de la encarcelación de Hasel, Twitter sigue teniendo activa y sin bloquear la cuenta del que ha encendido la llama. Es incomprensible que la cuenta, que cuenta con más de 100 mil seguidores, y que es considerada una persona peligrosa según la justicia, siga activo. Es la parte que no se puede aceptar y que se debería cambiar.

 

¿Y las revueltas?

Son consecuencia de la crispación social y frustración de la sociedad. No hay que ponerle excusas, es inadmisible. Pero es consecuencia de un cúmulo de despropósitos. Lo malo es que como siempre, unos cuantos se manifiestan, y otros cuantos, que hacen demasiado ruido, aprovechan para delinquir. Y lo triste es que no estamos preparados o armados legalmente para contrarrestar esto. Ayer se confirmó que una manifestante perdió el ojo a causa de una pelota de goma. Creo que las prohibieron, pero sigue ocurriendo. Pero según parece, no es una bala de goma, sino de foam. Son similares pero se tienen que condenar ya que no son lo mismo. ¿Es la solución? Pues no, pero es que de alguna manera se tendrán que hacer oír. Si no se usan pelotas de goma, ¿Qué usan? Si usan armas, malo, si usan pistolas táser malo también. Al final hagas lo que hagas, malo. Y en eso me pongo de parte de la justicia. Si hay una manifestación autorizada, perfecto. Pero desde el momento que se va de madre y se tiene que disolver…, se hace. Si no lo aceptas, atente a las consecuencias. No hay más. No se puede justificar la violencia con violencia, por supuesto, pero llegar al punto de la violencia que ejercen los que se manifiestan de manera no pacífica, me parece el inicio de la locura.

 

¿Solución a esto?

Pues lamentablemente no existe solución porque nadie la quiere encontrar. Soluciones hay a millones. De entrada y ya que esto tiene que ser tecnológico, yo pondría cámaras de vigilancia en cada esquina de cada edificio. Que todas las grandes ciudades estén controladas por ellas. Circuito cerrado. No accesible por personal salvo orden judicial. Que pasa algo como lo que ha sucedido…, pues se localizan las imágenes, se hace el seguimiento de los alteradores, y se toman medidas. Pero medidas ejemplarizantes. Se suma el cómputo global de daños y dinero que nos va a costar repararlo todo, y se les cobra a los asaltantes. Sin más. No tienes dinero…, pues a la cárcel hasta que puedas hacer frente a todos los gastos. Y en la cárcel pagando, nada de a cuerpo de rey. Trabajos sociales y lo que sea necesario. Porque esto es un puto cachondeo. La gente está crispada, cierto, pero empezando por estos temas.

 

Pablo Hasel no importa nada.

Vamos al meollo del asunto. Pablo Hasel no importa ni media en nuestra Catalunya en llamas. Es simplemente el mechero que se usa en un charco de gasolina. Las revueltas poco o nada tienen que ver con el rapero. Y al final es triste que, en nombre de alguien, se acabe delinquiendo. Porque como comprenderéis, que Hasel esté en la cárcel, poco o nada tiene que ver con el asalto a tiendas de alta cuna como Louis Vuitton, Channel o similares. Y a esa gente hay que perseguirla. Y como implantarnos un chip que no se pueda manipular y que permitan en casos de emergencia, revisar para ver quien ha estado en tal sitio y perseguirlo no se puede, que yo lo haría…, pues habrá que tirar por otra vía. Yo sinceramente lo haría. Todos con un microchip implantado. Que hay un follón como el de estos días…, pues todos los que están en ese lugar se monitorizan. Megafonía clara, “manifestación disuelta, en 5 minutos todos fuera o se toman medidas” y el que esté monitorizado y condenado. Es todo muy ciencia ficción lo se, pero se podría hacer. Evidentemente nunca se aceptaría porque la sociedad no quiere ser controlada, pero sería magnifico.

 

¿Somos humanos?

Llegados a este punto es cuando me pregunto que narices hacemos en este mundo. ¿Realmente nos merecemos vivir? Somos el peor cáncer que pueda tener el planeta. Nos destruimos entre nosotros y nos hacemos la vida imposible. Es incomprensible que por la puesta en prisión de una persona que ha sido juzgada, acabemos con una chica de 19 años marcada de por vida y que vivirá sin un ojo. Ahora esa chica que hacemos con ella. Vivirá marcada por este acontecimiento. Quizás se aparta de todas estas movidas, o quizás todo lo contrario, se radicaliza más y se vuelve peligrosa. Al final yo creo que todo esto se debe cortar de raíz. Manifestación por Pablo Hasel, perfecto. Se va de madre, se disuelve pacíficamente. Que no se acepta…, pues no se puede justificar la violencia, pero tampoco se puede aceptar que no se atiendan a las ordenes que intentan precisamente evitar todo esto. Se invierten un montón de recursos en parar todo este tipo de cosas. Cientos de agentes acordonando zonas calientes, intentando parar a los radicales, y todo porque usan esa manifestación para delinquir. ¿Vale la pena autorizar manifestaciones para que unos pocos lo usen de escudo para delinquir? No es justo.

 

Conclusión sobre Catalunya en llamas.

No es la primera, ni lamentablemente será la última. La gente está muy quemada, y no los culpo por ello. Los gobernantes nos están llevando a la extrema pobreza, la justicia nos está demostrando no ser justa, y todo eso es un caldo de cultivo perfecto para que acabemos como hemos acabado. La tecnología puede ayudar muchísimo en todo esto. De nuevo culpo a Twitter como máximo responsable de lo que ha ocurrido. Si le hubieran silenciado como a otros, no hubiera tenido un altavoz tan grande. Twitter no es justa con las cancelaciones de cuentas. A unos por poco los censuran y a otros por mucho nada. Eso debe cambiar. No son responsables directos de lo que está ocurriendo, seguro, pero han puesto su granito de arena, y es un granito muy grande. A los manifestantes decirles que les entiendo en parte, pero que no puedo defender a un hombre que ha sido juzgado por reiteración de delito. Considerar eso como delito debe ser el debate, pero no la condena ya que venía avisado. Libertad de expresión, por supuesto, pero sin sobrepasar ciertos límites que creo que Pablo Hasel, ha sobrepasado con creces y que seguro que desconocen muchos de los que están partiéndose la cara por él.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts