Carrefour contra PepsiCo

Que vaya por delante que me parece una medida de lo más interesante, pero si la analizamos de manera imparcial…, estamos ante un movimiento de lo más cuestionable. Que Carrefour, una de esas grandes empresas, las cuales, a nivel de política interna, tienen seguramente muchos puntos donde podríamos cuestionar su funcionamiento, sea quien de lecciones de algo a otra de esas mega empresas o marcas…, tiene narices. Vamos a analizar que ha sucedido entre Carrefour y PepsiCo.

Dos super marcas.

 Hablamos de dos potencias muy grandes en sus respectivos sectores. Por un lado, Carrefour, una de las marcas más conocida entre los supermercados, que, entre otras cosas, trabaja con muchas empresas nacionales que dan forma a sus productos marca blanca, como Tosta Rica, Damm, Puleva…, entre otros, y por el otro, PepsiCo, la matriz de una marca hiper conocida como es Pepsi, donde se encuentran otras muchas marcas como Lays, Doritos, Cheetos, Ruffles, Tropicana, Aquafina, Nestea, Gatorade y un largo etcétera. Vamos a contaros que ha sucedido.  

Lo que dice Carrefour.

La cadena de supermercados, que, entre otros, en nuestro país, recordemos que se quedaron con todos los de una marca mítica como era Pryca, argumenta que la decisión de retirar todos los productos de PepsiCo de tiendas europeas, se debe al rechazo de subida de precios que están poniendo desde PepsiCo muchos de sus productos. Es por eso que cuando se acaben las existencias de los productos, dejarán de reponerlos. Tampoco estarán disponibles desde la página web.

¿Entiendo la decisión?

Para nada. Estamos ante una empresa que literalmente vive de vender productos de esa marca como de otras muchas. Ellos no deberían tomar parte de esa manera, ya que seguramente si empezamos a mirar con lupa a Carrefour, veríamos que muchos de sus puntos a nivel empresarial, son cuestionables. Es cierto que al final, es su espacio y ellos deciden quien está dentro. Pero me parece muy cínico que ahora digan que retiran esos productos por no estar de acuerdo con su política de precios, cuando ellos están haciendo una política de precios abusiva con, por ejemplo, el sector del campo a los cuales les compran los productos a precios ridículos, y encima a nosotros nos los venden cada vez más caros.

¿Qué debe hacer PepsiCo?

Pues la verdad, estamos ante una situación de lo más incómoda. Personalmente creo que PepsiCo debería seguir a lo suyo, y si cree que tiene que poner esos precios, las grandes superficies que vendan esos productos, deben acatar la decisión. Pero el problema es que posiblemente otras grandes marcas de supermercados se sumen al boicot, con lo que podríamos ver como los productos PepsiCo, dejan de venderse en demasiados sitios y podrían hacerles un roto importante en sus previsiones económicas. Es complicado, pero sinceramente, yo creo que PepsiCo debería seguir a lo suyo, tengan o no razón.

Lo que puede pasar. 

Si PepsiCo acepta el boicot, y se baja los pantalones con Carrefour, estaríamos ante una difícil situación ya que el mensaje que se estaría transmitiendo es que los supermercados, tienen potestad para decidir el precio de los productos que se ponen en sus tiendas. Y personalmente creo que eso no es bueno. Bastante tragamos con lo que lo hagan con los pequeños comercios que están en él, como los agricultores que ven como les pagan una miseria por productos que luego venden con el precio multiplicado por tropecientos. Así que si extienden su poder también sobre las grandes marcas…, vamos apañados. 

¿Exageran?

No sé hasta qué punto diría eso, pero lo que está claro es que el valor del producto lo marca la compañía que lo fabrica y nunca el intermediario. Y dándole un vistazo a la web de Carrefour…, podemos ver por ejemplo patatas Pringles, cuya marca recientemente ha pasado a manos de Kellogg, están a 2,69 el bote, sin embargo, de ellos no se dice nada. Como digo, creo que Carrefour no debería censurar productos por subidas de precio. Creo que es un método de presión demasiado agresivo, aunque por otro lado entiendo que si ellos no venden el producto porque es caro y luego no se retorna y tienen que asumir las perdidas…, es comprensible el movimiento.

Conclusión.

Entiendo por un lado la postura de Carrefour desde el punto de vista que ante semejante subida, los clientes pueden llevarse un mensaje equivocado, de que los precios de Carrefour son caros, cuando al final, ellos son intermediarios los cuales compran a un precio, generalmente muy bajo, y meten un incremento para tener beneficios. Como es lógico no es el mismo precio el que consigue Carrefour por los Doritos, que el que consigue Supermercado Juanita. Uno compra mil toneladas y el otro dos kilos. Es evidente que el precio nunca será el mismo, y es en parte, lo que me escama del asunto. Que sean precisamente ellos los que llevan a cabo el boicot…, no me cuadra demasiado. Veremos como acaba todo esto, pero es un movimiento que puede resultar muy peligroso.

Os espero en la web Hablo de…, donde tenemos temas de lo más interesantes.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner