Carga rápida como zanahoria para el burro

 

Siento ser yo el que os diga esto, pero todos aquellos que levantáis las orejas o atraen vuestra atención con el tema de la carga rápida…, me parecéis la historia esa del burro y la zanahoria. No es por faltar, que podría serlo, pero es que sinceramente…, pienso en la carga rápida y os veo como el burro caminando porque tiene delante una zanahoria sin darse cuenta que esa zanahoria está atada a una especie de caña y nunca la va a coger. Pues la carga rápida viene a ser algo similar. Algo terriblemente absurdo que usan los fabricantes para atraer tu atención y desviarnos de lo realmente importante o necesario. Vamos a darle una vuelta a este tema.

 

El problema.

Que vaya por delante que no busco que nadie se ofenda, y si eres de los que pone hincapié a la carga rápida…, tranquilo, no estás sólo. Es bastante generalizado. Y mi misión el este artículo es la de intentar que al menos, veas un punto de vista diferente, que quizás consiga hacerte abrir los ojos. Leía ahora un artículo donde hablan del Xiaomi Mix 5, que vendrá con una carga rápida de 150W. Otro que se promociona con la carga rápida es el Oppo Find X3 Pro, que tenéis ahora en oferta en Amazon con más de 400 euros de descuento. El tema es que venden esa carga rápida de 65W pero no se habla de la carga inalámbrica, para mi, mucho más importante. Y con eso me refiero a la zanahoria y el burro. Los fabricantes te venden la moto con las cargas rápidas, cuando se supone que el objetivo es un teléfono que te dure todo el día y te de igual la batería.

 

Carga rápida o inalámbrica.

Cien por cien la carga inalámbrica. En cuanto a sistemas de cargar tu móvil, te van a vender mil y una motos. Yo te voy a explicar mi experiencia personal y lo que creo que es mejor. Como digo, nadie tiene la ciencia exacta de cual es la mejor manera de cargar tu terminal, pero te aseguro que la que te propongo, tiene mucha lógica y te ayudará. Yo siempre cargo el móvil de noche, en la base inalámbrica. ¿Motivo? El cargador lo tengo en el estudio y así duermo sin tener cerca el móvil, algo que me parece elemental para conciliar bien el sueño, sin tener ondas móviles cerca y descansando del maldito teléfono que bastante enganchados estamos a él. En Apple, llevan años con una tecnología muy interesante que permite aprender de tus costumbres. De esa manera, el móvil por la noche se carga un 80% rápido y el 20% restante lo hace a ritmo lento, para que cuando te levantes, lo tengas al 100%.

 

¿Acierto de Apple?

Por supuesto. Me parece una funcionalidad increíble. Es cierto que si cada día te levantas a una hora, no vas a conseguir nada. Pero si eres como yo, de costumbres… pues perfecto. De lunes a viernes siempre me levanto a las 7am. El teléfono lo sabe, y a esa hora ya me tiene el “café listo”. El fin de semana sabe que me levanto entre las 9 y las 10, pues más de lo mismo. De esa manera, la batería no sufre estrés de carga. Mi anterior móvil, el iPhone 8 Plus, me duró 4 años con este sistema de carga, y la vida de la batería fue excelente en cuanto a desgaste. En Apple tenemos la posibilidad de ver la salud de la batería y el desgaste que va sufriendo. Creo que es la mejor manera de cargar el terminal puesto que cargarlo por la noche en la mesita es de las peores cosas que puedes hacer. Y dejarlo totalmente cargado y dormir con él al lado, tres cuartas partes de lo mismo. Entre seis y ocho horas de móvil en reposo. Según el modelo, un 15/30% de batería consumida, es un absurdo. Por cierto, en eso lo de Apple también son muy buenos. El móvil si lo dejas totalmente cargado, cuando te despiertas, el consumo de batería es irrisorio, ni al 5% llega en el peor de los casos. Tiene un modo reposo automático brutal.

El engaño de la carga rápida.

Se nos vende este sistema como necesario o muy importante, cuando en realidad, tiene más de tontería que otra cosa. ¿Motivos? Primero de todo, por lo expuesto. Se entiende un teléfono como un elemento que tiene que intentar durar el máximo de horas posible. Con lo cual, un sistema de carga rápida para tenerlo cargado en un momento, es absurdo cuando se supone que buscamos no cargarlo. Pero esto no es lo principal, lo más importante es que esa carga rápida requiere de cargadores adaptados. Es decir, que si tengo un móvil de carga rápida de 65W pero intento cargarlo en un cargador convencional, obviamente no funcionará y será una carga normal. Con lo cual…, en la mayor parte de sitio donde nos hurga cargarlo, no podremos si no tienen una carga especial.

 

El mito de la carga rápida.

De toda la vida, se nos ha vendido la idea que cargar las cosas rápido es sinónimo de desgaste o deterioro de la batería. Ahora parece que eso ya no interesa y se vende otro tema diferente. Pues bien, yo sinceramente no lo compro. Tengo un iPhone 13 con una carga rápida miserable. Es lento de narices, pero me da exactamente igual. El móvil me dura todo el día independientemente del uso que le de. Suelo hacerle entre 5 y 7 horas diarias de pantalla, que es un uso elevado, y sin problemas. Llega a la noche con batería, lo dejo en la carga inalámbrica y hasta el día siguiente. Poco sufrimiento de batería con las cargas y una vida larga para ella. Creo que es la mejor manera posible. Es por eso que a mi, el invento este de la carga rápida…, está muy bien, perfecto, pero me la trae al pairo.

 

Son unos mercenarios.

Siempre están vendiendo la moto de la carga rápida porque si hicieran lo mismo con la carga inalámbrica, estarían elevando el coste de materiales. Y es que poner la carga inalámbrica, como hace Apple en todos sus diseños desde hace varios años, supone introducir una especie de espiral en la parte trasera, que resulta costosa, aunque tampoco en exceso. Es por eso que los fabricantes prefieren apuntar a la carga rápida, mucho más viable y económica y que para que nos vamos a engañar, se vende mucho mejor y atrae más el interés del público. Pero sinceramente…, creo que es mucho más interesante y necesaria la carga inalámbrica. El futuro pasa por ese sistema, y hará que nos olvidemos de cargar el móvil.

 

¿Cómo?

Existen multitud de bases, mesas, coches y muchos otros lugares donde tu móvil se cargará con la carga inalámbrica sin que te des cuenta. Especialmente en entornos como escritorios (cada vez más), donde toda la base donde nos apoyamos a hacer las tareas y demás, es una enorme base de carga que hará que tus dispositivos se carguen con el simple gesto de dejarlos encima. Es por eso que es ultra importante este sistema. Hará que nos olvidemos de cargar porque el gesto de dejar el teléfono ya será como enchufarlo a la corriente, con lo cual, la carga rápida será innecesaria. Yo por ejemplo tengo carga inalámbrica en el coche de serie. Cada vez más modelos lo llevan de serie y es una maravilla. Entras en el coche, dejas el móvil y listo, cargando. Es cierto que suelen ser cargas muy lentas, pero oye, poco a poco y con buena letra. Como decimos, es un sistema costoso y a medida que los fabricantes lo usen, irá reduciéndose el coste. Si os fijáis, ni un solo Xiaomi de gama media, media-alta, incluso muchos de gama alta, tienen este sistema. Esperemos que poco a poco lo pongan en más modelos como los tope de gama y empecemos a verlo en cada vez más terminales.

 

Conclusión.

Siempre he usado el mismo protocolo de carga. Tanto cuando tenía teléfonos sin carga inalámbrica como con carga inalámbrica. He tenido terminales de carga rápida, y no voy a ser un cínico, molan. Pero es que al final, priorizo tecnologías y me parece mucho más importante y necesaria la inalámbrica que la rápida. Es por eso que siempre me pongo del lado de los terminales que tienen carga inalámbrica. Es más, desde que tuve el iPhone 8 Plus, me prometí a mi mismo, que siempre que fuera posible, mis futuros teléfonos contarían con dos características elementales, carga inalámbrica y NFC. Que eso ya lo dejamos para otro episodio, pero el NFC tampoco se vende bien, aunque por suerte, aquí si que vemos que cada vez más modelos de gama media lo incorporan.

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner