Botón de emergencia

 

Vivimos tiempos convulsos donde por un lado, tenemos una guerra muy loca que va a traer unas consecuencias que, a día de hoy, todavía muchos se niegan a ver. Y una de esas consecuencias es lo que está por venir en nuestro país, como en otros tantos. De entrada, una huelga de transporte que va a sembrar el caos en nuestro país, que suele ser muy propenso a volverse loco ante temores y especulaciones. Y para eso, deberíamos estar prevenidos, y por desgracia, no lo estamos. Y no hace falta ser ingeniero para ver que estamos ante una movida muy gorda, donde van a escasear muchos productos de nuestro día a día, que de rebote, subirán de precio, aunque bueno, eso lleva días pasando. Ante todo esto, debería existir el botón de emergencia, capaz de gestionar momentos de crisis como el que vamos a vivir en breve. Analizamos como debería ser ese botón de emergencia a nuestro modo de ver.

 

¿Qué propongo?

Ante situaciones como la que estamos a punto de vivir, donde se sabe con antelación que se va a liar parda…, se activa el botón de emergencia. Que es una manera simbólica de exponer una situación excepcional, donde todas las grandes superficies, sin excepción, garanticen los suministros a toda la población. Estoy hablando de sitios como Corte Inglés, Makro, Hipercor, Mercadona…, todos ellos, deberían activar ese protocolo que evitara el efecto psicosis de la gente, tal como el que seguro que muchos de vosotros habéis estado viendo donde mucha gente, especialmente chinos, arrasaban en los supermercados productos clave como pasta y aceite de girasol. Curioso, ¿verdad?

 

Los chinos son la clave.

En mi casa tenemos una máxima. Cuando ves a muchos chinos hacer algo…, malo. Eso quiere decir que se cuece algo gordo. Lo vimos al inicio de la pandemia, donde casualidad de la vida, muchos negocios de chinos empezaron a cerrar por vacaciones. Muchos lo atribuían al año chino, pero nada más lejos de la realidad, se estaban preparando para lo que venía. Ahora lo están haciendo con los alimentos. Hacen acopio de todo lo que pueden porque se espera que venga una buena crisis de escasez de productos. Es por eso que ese botón de emergencia, controlaría esa psicosis generalizada donde ahora mismo, nos encontramos con escasez de productos como el aceite de girasol. Vamos a ver como funcionaría ese botón de emergencia, porque tiene mucho de tecnológico.

 

Funcionamiento.

Tan sencillo como un sistema informático universal que gestione este botón de emergencia. Que el gobierno lo activa, porque sabe, o debería saber antes que nadie lo que se está cociendo…, pues cualquier persona que vaya a comprar productos marcados con la alerta de emergencia, pues sólo una unidad por DNI, o las que se estipulen. Es una gestión muy sencilla de hacer, y conllevaría que no habría falta de alimentos. Y me da igual que salgan los iluminados de la protección de datos, del derecho a coger lo que quieras, los de la falta de libertad de movimientos y la madre que nos parió a todos juntos. Es un estado de emergencia, y por lo tanto…, a cumplir. De esa manera, conseguiríamos que todos los ciudadanos, tuvieran de manera equitativa los productos de primera necesidad sin tener que volverse loco. Y todavía podríamos llevar esto mucho más lejos, y aprovechar más la tecnología que tenemos.

 

Los móviles al poder.

Este botón de emergencia, se podría completar con una aplicación móvil donde el que quiera registrarse, pueda obtener un listado de supermercados o grandes almacenes donde tengan productos de primera necesidad marcados en estos casos. Incluso poder reservar tus unidades y recogerlas en un periodo concreto (corto). Muchas formulas que servirían para que personas necesitadas, con incapacidades, dependientes y demás, no tengan que acudir a varios sitios buscando productos que están agotados por la psicosis de unos cuantos. Ya lo hemos vivido demasiadas veces y no aprendemos. Lo del papel de wáter fue una locura, que le siguió las mascarillas, guantes, gel y otras tantas cosas. Debemos evitar esas situaciones, y con un sistema universal de control de emergencias…, sería muy sencillo conseguirlo.

¿Es viable?

No. En el mundo de locos que vivimos…, veo casi imposible que algo así pueda pasar. Primero porque los empresarios se pondrían las manos en la cabeza diciendo que eso limita las ventas que es su manera de vivir. Supondría un control de todos los negocios que al final, siempre se usaría la pillería para conseguir saltarse las normas, aunque sinceramente…, creo que a nivel informático, el botón de emergencia es perfectamente factible. Pero vamos, que si no somos capaces a día de hoy de vivir sin plásticos (tarjetas, DNI y demás…), evidentemente no creo que seamos capaces de ir todos en la misma dirección para evitar situaciones de crisis que nosotros mismos provocamos.

 

Consecuencias de nuestra estupidez.

Entiendo (que no comparto), que la gente se vuelva loca con el tema de comprar como locos por si se acaba el mundo. Pero eso tiene consecuencias para nosotros mismos, que son por ejemplo, el precio de esos productos que se dispara ante la enorme demanda. Si fuéramos más sensatos, coherentes y responsables…, pues compraríamos las cosas a un precio adecuado sin entrar en un juego, que al final, al empresario es al que más le beneficia. Lo va a vender todo, y al precio que le de la gana. Y eso lo ve hasta un ciego. Es más, durante los dos años que hemos tenido de pandemia, esa situación se ha repetido una tras otra, sin que nadie haya puesto freno. ¿Por qué? Porque a nadie le interesa tener un ficticio botón de emergencia.

 

El aceite de girasol.

Si os digo la verdad…, no se la de años que llevo sin usar este tipo de aceite. Es una cosa que me ha sorprendido muchísimo. No tenía conciencia de la importancia que tiene para nuestra (vuestra) vida este producto. Quizás es que llevo dos décadas usando freidoras de aire, y el consumo que hacemos del aceite es mínimo. A lo mejor ha llegado el momento de que reflexionéis sobre la dependencia que tenéis de este producto y si realmente es necesario tenerla o vale la pena empezar a pensar en comprar una freidora de aire y pasar a mejor vida. Es cuestión de acostumbrarse, y los beneficios son infinitos. Entre otros…, el no tener que buscar mil sitios a ver quien lo tiene ya que se está agotando en todos los establecimientos.

 

Conclusión.

Estas semanas, estamos viendo hasta que punto una guerra es mala. Y no solo por la pérdida de vidas (lo primordial) y la destrucción de infraestructuras, sino porque los efectos colaterales son incluso peores que la propia guerra en si. Décadas de retraso, pobreza, miseria, odio, y todo lo malo que os podáis imaginar. En una guerra siempre suele haber un vencedor, pero siempre hay un perdedor, y no es el bando que pierde, que también, sino que somos cada uno de nosotros, que salimos perdiendo gane quien gane. Espero y deseo que cuando esto acabe, nos sentemos a reflexionar y analicemos todo lo que hemos hecho mal. Pero sabéis una cosa…, eso no pasará. Porque somos así de tontos. Hace un par de meses, el máximo de nuestros temores era el COVID. ¿Quién se acuerda ahora del COVID? Parece que ni existe. Somos así de necios. Nunca aprenderemos, y el botón de emergencia, que seguramente nos ayudaría a no salirnos del camino, nunca va a llegar porque somos más felices siendo unos necios.

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner