SoftBank vende Boston Dynamics

 

Seguramente hace un par de años ni sabrías quienes son, hoy, posiblemente te suenen aunque sea ligeramente. Eso se debe porque los robots de Boston Dynamics, han salido a la palestra últimamente y se hicieron virales. SoftBank posiblemente también te suene, y no sepas de que. Pues bien, seguramente, si te interesa la tecnología, la habrás oído porque recientemente ha vendido ARM a NVidia, una venta que todavía no se puede dar por cerrada y es que pese a lo que muchos piensen, está congelada a falta de ser aprobada por las entidades reguladoras, algo que no está del todo claro que pase por lo que podría suponer la venta. Así que como esa operación está parada, y era de 40 mil millones, SoftBank vende Boston Dynamics a Hyundai y de esa manera consigue liquidez.

 

¿Buena venta?

Personalmente os diré que si que me parece buena venta. Pero muy lejos de los motivos que os podáis imaginar. Pese a que soy un hombre tecnológico, tengo que reconocer que no soy nada dado a alabar o adular a los humanoides. No me gustan nada los robots que intentan clonar nuestros movimientos y ser lo más humanos posibles. Nunca me han gustado, los veo como un enemigo más que como un aliado, pese a que tienen muchas funciones que me pueden parecer interesantes, creo que siempre se le da un objetivo oscuro y siniestro y no puedo apoyarlos. Es por eso que la venta me gusta porque supone algo interesante, que ese negocio todavía no está cocido y que no acaba de interesar. Y el motivo por el cual pienso os lo argumento a continuación. SoftBank vende Boston Dynamics y es la tercera vez que cambia de manos en menos de una década, y eso, no es normal.

 

Muchos cambios.

Que Boston Dynamics cambie de manos 3 veces en 8 años solo puede tener una lectura, algo falla. Y ese algo falla no sabemos que puede ser. Quizás el alto coste que supone mantener una empresa así. Se especula con que SoftBank ha estado inyectando capital por valor de 150 millones cada año para que la empresa mantuviera la estabilidad. Empresa que ha pasado por muchas manos. Fue fundada por Marc Raibert hace 29 años. Siempre tuvo un enfoque militar lo que le valió para tener subvenciones para desarrollar robots asesinos. Y así fue como fueron creando diferentes robots que gustaban al ejercito, pero no acababan de cuajar. Google ya iba con las orejas levantadas viendo las cosas que hacían y la compró en 2013.

Boston Dynamics de Google.

Los de Montain View le dieron un enfoque totalmente diferente a la empresa. Dejaron de lado el corte militar para intentar enfocarla en investigación. Para ello, pusieron a Andy Rubin al frente de la empresa. Seguramente os suena ese nombre, ¿no? Andy es el padre de Android, y cuando digo eso no es exagerado. Fue el creador de la empresa Android que más tarde se convertiría de la mano de Google, una vez comprada, en el Android que conocemos hoy en día. Pero su andadura en Boston Dynamics duró poco y es que el “bueno” de Andy, tuvo que dejar la empresa pocos meses después de su nombramiento por motivos “extra laborales”. Recordemos que fue acusado de acoso por parte de una trabajadora, motivo por el cual dejó la empresa. Google dejó la empresa en el limbo sin saber que hacer con ella sin un líder claro, y en 2017 SoftBank la compró por un montante que se desconoce, al igual que tampoco ha trascendido oficialmente por cuanto la había comprado Google, aunque se habla de 165 millones de dólares. Curioso que se oculten o no queden claro este tipo de datos empresariales que suelen salir a la luz.

 

La Boston Dynamics de SoftBank.

Para entender la venta de Boston Dynamics a Hyundai, nos tenemos que centrar en que SoftBank es un gigante que está pasando por momentos complicados. Como comenté antes, vendió ARM a NVidia por valor de 40 mil millones, y con eso, ya tenía liquidez suficiente para afrontar los años complicados que estamos atravesando. Pero el problema es que esa venta sigue paralizada y no queda claro durante cuanto tiempo o si finalmente darán luz verde a la operación. Recordemos que ARM es la arquitectura que usan todos los fabricantes de móviles y tablets del planeta, con lo cual, que pase a manos de NVidia, no huele o suena bien y es por eso que sigue paralizada la venta. A eso le sumamos que SoftBank viene de empresas fallidas que le han costado mucho dinero como son Uber y WeWorks. Sólo con el gigante del coworking tuvo que inyectar 9500 millones para evitar su bancarrota. Así que con unos números tan desastrosos…, hay que sacar pasta de donde sea, y es allí donde entra Boston Dynamics.

Nadie sabe que hacer con ellos.

Se han mostrado al mundo, y se han visto sus enormes condiciones. Pero no es suficiente, nadie sabe que hacer con los malditos robots. Y es esa parte la que me alegra. Que nadie sepa que hacer exactamente con ellos es algo que me llena de satisfacción, porque como dije antes, no me gustan por lo que representan. No me gusta que la gente admire a esos robots sin caer en la cuenta que su misión, más pronto que tarde, es la de acabar con nuestros puestos de trabajo. Son nuestros sustitutos, los encargados de lidiar batallas miserables donde no importe nada más que el que tenga más dinero para invertir en más robots ganará las batallas. Batallas sin miramientos, donde se destruirá todo lo que se pueda, y encima con unos destructores de hojalata. No me gusta. Lo podría enfocar en todo lo bueno que pueden aportar, por supuesto, pero es que lamentablemente, el enfoque que siempre se le da es el original, para uso militar.

 

Boston Dynamics de Hyundai.

Y ahora cae en manos de Hyundai, y es una alegría para mi. El principal objetivo militar de estos robots, entiendo que quedará un poco más aparcado ahora en manos de esta empresa. O no, vete a saber ya que hoy en día, las empresas tienen tantos intereses en diferentes sectores puestos que dan miedo. Pero SoftBank no tira la toalla del todo y es que la venta de la empresa es del 80%, se quedan con un 20%. Hyundai pagará por ese 80% un montante de 880 millones de dólares, lo que se supone que le dará algo de liquidez a SoftBank para que siga con su ajetreada vida de compraventa de empresas. Y es que el gigante no para quieto ni un minuto y parte de estos problemas económicos se deben a que nadie imaginaba que el COVID iba a llegar para sacudir con tanta fuerza. No es que la empresa esté en apuros, para nada, simplemente ha dejado de presentar cuentas de resultados con muchos ceros y los accionistas se ponen nervioso.

 

En casa del herrero…

Curiosamente, Hyundai que se dedica a la venta de coches, tiene como objetivo reducir la dependencia de los coches en un 50%. Suena a chiste pero no lo es. Una empresa de coches que quiere acabar con el negocio de los coches. Pero no, lo que busca es diversificar negocio y conseguir que parte de ese negocio sea en robótica. Curiosamente, Ford, rival de Hyundai, compró una empresa rival de Boston Dynamics, Agily Robotics, con el objetivo de crear furgonetas autónomas capaces de hacer repartos sin la intervención humana. Así que como vemos, mi miedo aunque cambie de manos es el mismo. Los robots con el objetivo de quitarnos más puestos de trabajo.

 

Conclusión.

Lo de Boston Dynamics es cuanto menos inquietante. Un negocio que mola mucho y que tiene un futuro prometedor, pero que va pasando por diferentes manos y no se aclara. Lo peor es que en manos de Hyundai no tiene la sensación que la cosa vaya a cambiar demasiado pese a los planes que hemos comentado que pueden tener para ella. Me quedo con la parte positiva de pensar que dejarán un poco de lado el tema militar, aunque no me deja tranquilo del todo porque hay otras muchas empresas que se dedican a lo mismo. Boston Dynamics ha sido la cara visible del tema de robots militares, pero tengo más que claro que como ellos, hay decenas de empresas que se dedican a lo mismo. Que esté en manos de Hyundai…, ni frio ni calor la verdad. Habrá que ver que tal funciona con sus nuevos dueños. Pero me quedo con el cambio repetitivo de manos y lo poco normal que es eso.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner