bose

Bose cerrará sus tiendas

 

El comercio electrónico manda.

Bose, una de las marcas más reconocibles a nivel auriculares de alta calidad, cerrará todas sus tiendas físicas de América del Norte, Europa, Japón y Australia. ¿Razón? La mayor parte de las ventas de sus productos se realiza a través del comercio electrónico. Actualmente Bose cuenta con un total de 119 tiendas en estas regiones con todo el volumen de empleados, que dejarán en breve su trabajo. El resto de regiones quedan de momento, fuera de la criba. Concretamente hablamos de tiendas en Emiratos Árabes, China, India y Corea del Sur. En total, hablamos de unas 130 tiendas que, a corto o medio plazo, correrán la misma suerte. La compañía ha explicado que en las tiendas donde su comercio será online, seguirá teniendo los productos en tiendas de minoristas. También dejan claro que no van a dar datos de empleados que se quedan fuera, pero si que afirman que ayudarán a la recolocación e indemnizaciones para los empleados que se queden fuera (faltaría más).

 

Crónica de una muerte anunciada.

Lo que le ha pasado a Bose, es la crónica de una muerte anunciada. El comercio físico no tiene prácticamente sentido alguno en cada vez más sectores. Ya hemos visto como pasó y sigue pasando con las operadoras. Muchas de ellas han dejado de tener tiendas físicas, o han reducido drásticamente su presencia. Podríamos pensar que es obvio, no se necesita el trato directo y es un gasto que no pueden asumir. Perfecto. ¿Y que me dices de los bancos? Porque LaCaixa, con todo el potencial que tiene hace exactamente lo mismo. Está quitando un montón de sucursales que cambia por grandes Store que engloban cuatro o cinco sucursales (incluso más) del mismo cuadrante. A estos no es que les falte la pasta. Simplemente es cuestión de lógica. Cada vez más la gente tira por el negocio online y el físico queda para unos pocos.

 

aparatos bose

 

El comercio online lo puede todo.

Podremos patalear todo lo que queramos, pero al final, llegamos a la conclusión que lo que hace Bose es la lógica. Y es una pena, porque hablamos de una empresa con una repercusión e importancia que no la tienen muchas otras. Con lo cual, si ellos llegan a esa conclusión, que no van a hacer muchas otras que tienen una situación global mucho más ajustada. Las tiendas físicas no tienen demasiado sentido, especialmente para marcas tan reconocibles como Bose. Es decir, el que quiere unos auriculares de esta marca, sabe que va a comprar calidad. Lo pide por internet y listo. Que no le convence el producto, lo devuelve o lo cambia. Y si van mal dadas y quieren ver el producto en directo, van a una tienda minorista que lo tengan y listo. Con esto te ahorras tener que mantener a 119 tiendas con más de 500 sueldos. Con sus vacaciones, sus bajas, sus permisos, sus subidas de sueldo…, todo eso se elimina. Hay que mirarlo fríamente. Es rentable.

 

La tecnología sigue dejando cadáveres.

Lo de Bose no hace más que engrandar la gigantesca lista de empleos que se mueren por culpa de la tecnología. No dudo que es algo necesario, que hay que cambiar el chip y adaptarse a las nuevas maneras de hacer comercio. Pero es una pena. Y ojo. Seguramente yo soy una de esas personas que “ayudo” a que dejen de haber tiendas físicas especializadas. No piso una tienda ni que me den dinero, y si lo hago, es para ver algo en directo que me apetece ver. Como cada vez más gente. Vas a la tienda, miras el producto, lo tocas, lo usas, y luego te vas a tu casa, te metes en Amazon y lo compras a mejor precio. Aceptemos que es el nuevo negocio y que la tienda física no tiene nada que hacer ante esto. ¿Motivo? Sencillamente porque el precio de internet no va a poder alcanzarlo el de la tienda. Porque el de la tienda tiene que pagar el alquiler de la tienda, el sueldo de los empleados, luz, impuestos y muchos más. El que lo vende por internet la mayor parte de estas cosas no las tiene que pagar, por ese motivo, entre otros, siempre va a ganar. Y aquí es donde quizás los actores que se encargan de gestionar todo esto, deberían tomar medidas y hacer que las reglas del juego no le den tanta ventaja a uno frente a otro. Es una guerra injusta donde acabaremos teniendo nuestras ciudades repletas de badulaques y de tiendas de reparación del móvil. No hay más.

 

auriculares

 

Las tiendas físicas no tienen sentido.

Apple ha sido una que, en un pasado, ya dijo sin tapujo alguno que sus tiendas no eran rentables de manera individual. Es decir, si miramos una por una, no son rentables, lo que les pasa es que, en el conjunto, si que lo son. Porque las que no llegan, se compensan con otras que van fuertes. Y aparte de todo esto, su modelo de negocio hace que las tiendas sean importantes por imagen y por soporte. Pero empresas como Bose, es lógico que lleguen a esta conclusión porque pasa lo comentado. La gente va a sus tiendas (que había pocas), miraban el producto, lo probaban, se iban a casa y lo comprarán por la web o a minoristas online que les hacía mejores precios. Así no se puede luchar. Y esto les ocurre porque Bose se enfoca a un público joven o de mediana edad, y éstos saben usar por norma general la tecnología, pues no hay más, se culmina el desastre.

 

Efecto rebote.

Lo que me imagino que va a ocurrir es que las marcas que tienen sus tiendas irán cerrando para centrarse en el modelo de negocio online. Esto de rebote hará que los minoristas adquieran esos productos para intentar venderlos. A su vez irán viendo como la gente hace lo comentado, lo miran, lo prueban y se van a casa a comprarlo. El minorista acabará cerrando porque no será viable. Todo quedará en manos de los grandes centros comerciales que serán los únicos que seguirán vivos. De rebote los pequeños comerciantes que queden en las ciudades irán cerrando porque la gente se irá directa a los centros comerciales donde tendrán muchas opciones y todo centralizado. ¿Resultado? El comercio de nuestras ciudades, salvo zonas céntricas y similares, será inexistente. Vale, suena muy catastrofista, pero es que sinceramente creo que es lo que va a pasar. Es más, ya está pasando. Muchas zonas residenciales nuevas, donde los bajos se ponen de locales, todos están cerrados y no se alquilan. La gente no invierte porque saben que es una mala inversión. Así que o los gobernantes buscan una solución a esto, o habrá muchas Bose en un corto periodo de años.

 

Conclusión sobre Bose cerrará sus tiendas.

La parte negativa de esto es que los jóvenes que suben ahora, ya usan de manera nativa la tecnología. Pero el problema es que los de mediana edad, la proporción de gente que usa la tecnología para comprar todavía no está mayoritariamente extendida. Quizás hablamos de un 60/40% el tanto por ciento de uso, o quizás incluso más diferenciado. No os sabría decir quien es quien, pero si que creo que sigue habiendo una diferencia entre el tanto por ciento que compra online de manera general y el que no lo hace. Con lo cual, esos de mediana edad que van adaptándose a las nuevas tecnologías, irán haciendo que se incremente el tanto por ciento a favor del online, haciendo que muchas más tiendas físicas lleguen a la misma conclusión que Bose. Es decir, todo va a ir a peor en cuanto a tiendas físicas. Y dudo mucho que alguien vaya o quiera parar esto. Es muy complicado porque si lo intentas frenar, la gente acabará acudiendo al mercado de importación (todavía más). Así que Bose es una de las que toma una decisión que muchas más van a tomar.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner