Bonito por fuera y por dentro

Bonito por fuera y por dentro

 

¿deber ser bonito por dentro un móvil?

Hoy rastreando las webs buscando las mejores noticias para teneros informados, me he topado con algo interesante. La fabricación de un móvil. Acepto que Steve Jobs sea odiado por muchos, pero no es mi caso. El concepto tecnológico que tenía es digno de análisis. Y sí, admiro a ese genio y es perfectamente compatible con ser de Android. Breve resumen. La infancia de Jobs no fue fácil. Criarte con padres adoptivos porque los tuyos no pueden o no quieren hacerse cargo es complicado.

Conocer a tu padre pocos años antes de morir (Jobs), cuando llevas décadas siendo una de las personas más importantes o famosas del planeta, tiene que ser un shock. No me gustaría estar en la piel de ese padre. Os recomiendo la biografía autorizada que os pongo abajo ya que independientemente de si te gusta o no Apple y Jobs, su historia es muy interesante. Son los inicios de la tecnología y en ella aparecen muchas cosas que seguro os gustarán. Pero venga, que me voy del tema. El concepto que impuso Jobs, móvil bonito por fuera y por dentro. ¿Es necesario?

 

No le damos un valor real al asunto.

Jobs siempre fue un enfermo del orden. Sus inventos tecnológicos siempre tenían una máxima, estar cuidados por dentro y por fuera. Era una locura ver uno de sus iMac con el nombre de las personas que habían trabajado en él en su interior. Cosas de genio o de loco. Pero es el legado de ese genio, y por suerte, a día de hoy, Apple, sigue conservando alguna de sus locuras. La del interior de los dispositivos sigue vigente. Y hoy es lo que me ha hecho levantar las orejas. ¿Realmente valoramos el interior del dispositivo? La respuesta creo que es clara. No. Es por eso que imágenes como las que os propongo quizás os hacen reflexionar. Entiendo que no le demos valor al interior porque no lo vemos, pero una vez te lo enseñan, quizás si que tienes que valorarlo.

 

Las diferencias son evidentes y preocupantes.

Entiendo que un fabricante Low Cost nos presente cosas poco cuidadas por dentro. Ahorrar costes y tal es razonable. Pero lo sorprendente es ver como los terminales mostrados son un Pixel 2XL y un Samsung Note 8. Vale, aparte de analizar eso sí, me he comido el Galaxy a propósito. Me tiene un poco hasta la peineta el tema de Galaxy para todo. No es normal que esos tres móviles que presentamos, por dentro sean tan dispares.

Como digo, lo entiendo en un móvil de 200 o 300 euros, pero en un móvil de mil euros…, deberían estar perfectamente armados, y como se ve en las imágenes…, parece más un sitio de comida rápida que un buen plato. Acepto que no cuiden mucho estos aspectos ya que en la mayoría de casos, y más ahora con teléfonos unibody, no lo vemos, pero una vez que lo muestran, la verdad es que si que es un tanto sorprendente como trabajan unos y otros. Muy serio un móvil de mil euros con etiquetas dobladas en la batería y cables de dudosa fiabilidad por allí al aire, como que no molan mucho.

Un libro tecnológico recomendado.

[amazon_link asins=’8499897312′ template=’ProductCarousel’ store=’diciembre’ marketplace=’ES’ link_id=’0f008f23-01ea-11e8-95be-1584d9b0d932′]
chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner