bichos raros

Bichos raros tecnológicos hace una década

 

¿Hemos evolucionado para bien?

Si miramos la tecnología que estamos usando actualmente y la que existía hace una década, demasiadas cosas han cambiado. De aquí habría que hacer un análisis profundo sobre si realmente hemos ido a mejor o no. Si nos trasladamos al 2009, ciertas cosas que hacemos hoy en día, nos harían parecer unos bichos raros. Son demasiadas cosas las que han cambiado, con lo cual, os voy a dejar una cuantas para luego llegar a conclusiones. Y seguro que por el camino me dejo demasiadas, con lo cual, es una batalla que ya doy por perdida de entrada. Es imposible que me acuerde de todos los avances tecnológicos que hemos tenido con el paso de la última década. Si os digo la verdad, no se ni por donde empezar. No encuentro documentación que me oriente en un timeline correcto de todas o más importantes evoluciones, así que me toca ir un poco a boleo. Se me ocurre por ejemplo la fibra óptica. Hace diez años ni pensábamos en que estaríamos navegando a 600 megas de velocidad, o incluso más. O que tendríamos 5G, vamos, ni el 3G nos imaginábamos. A nivel telecomunicaciones está claro que somos unos bichos raros si nos trasladamos al 2009. Pero otros cambios nos pueden hacer pensar que seríamos unos bichos raros en esa época.

Hablarle al teléfono y no a través del teléfono.

Es seguramente uno de los puntos donde claramente, si nos trasladamos al 2009, se nos consideraría unos bichos raros. Actualmente no debería parecernos raro ver a gente hablarle al móvil. Las mejoras en la velocidad de la red y las aplicaciones que nos permiten hacer video llamadas, nos han dado algo muy grande. Poder hablar con gente que está a cientos de kilómetros como si estuvieran al lado nuestro es posible. A mi, personalmente, me sigue pareciendo raro ver a alguien hablarle a la pantalla del móvil, pero esa rareza es por la falta de costumbre, lo tengo muy asumido como algo normal y que no debería ser raro, aunque me de la sensación. Si hace diez años alguien nos ve hacer eso, seguramente se cambiaría de acera o llamaría a la policía. Muy cuerdo no parecerías, y es que hace diez años, esto era impensable en teléfonos móviles.

 

Los auriculares inalámbricos.

Seguramente sea uno de los pasos mas grandes que ha dado la tecnología a nivel comodidad. Si buscamos un referente en los auriculares inalámbricos, claramente hay que mirar a Apple. Son los grandes impulsores de este tipo de auriculares, y que, gracias a ellos, muchos viven de esto ya que la infinidad de copias que han salido de los Airpods es descomunal. Eso si, cuando salieron, muchos iluminados se empezaron a reír del sistema. Memes y burlas a doquier con algo que luego el que no lo tiene parece atrasado. Por cierto, ahora que hablo de los memes, otra cosa que hace diez años no existía o no era muy habitual. Los memes. Que gran invento. Los hay de todos los colores. Quizás hace una década, lo más cercano a los memes hubiera sido los añorados Tois. ¿Os acordáis? Toi sobao, toi contento, toi enfadao… Que recuerdos. Aquellos monigotes verdes lo que dieron de si y que se saltaban todas las normas morales de la RAE.

 

 

 

Cosas conectadas a internet.

Hace diez años se nos caía la baba con poder navegar por internet desde el móvil. Y es que a pesar de que internet en el móvil existía desde una década anterior, nunca lo habíamos exprimido como lo empezábamos a hacer en 2009. Y es que señores, hay que recordar que, pese a que pensemos que llevamos toda la vida conectados en el móvil, es desde 2007 gracias de nuevo a Apple con su primer iPhone, cuando empezamos a descubrir lo que hoy tenemos. Android saldría poco más de un año después y la cosa ya se desmadró del todo. Pero no sería hasta 2010 cuando empezamos con la multitarea (de nuevo de manos de Apple), y todo lo que ha ido viniendo después. Seríamos unos claros bichos raros si nos vamos al 2009 y nos ponemos a mirar por internet con el reloj, con la Tablet, televisión, o todo el universo “internet de las cosas”.

 

El transporte si que nos hace bichos raros.

Es seguramente el cambio mas grande en todos los aspectos. Estamos en plena transición donde se intenta o se da la imagen de querer dejar atrás combustibles contaminantes como el gasóleo y gasolina para dar el paso al hidrógeno y, sobre todo, a la electricidad. Los coches eléctricos hace una década como que no, y ahora cada vez son más los que hay, aunque si somos certeros, habría que decir que son los híbridos los que están dando los pasos más grandes. También se nos hubiera mirado como a bichos raros si sacamos el móvil y pedimos un taxi o un Uber/Cabify. Mucho menos había una posible idea de compartir coche, alquilar por horas/minutos y muchas otras opciones de movilidad que tenemos. Por no hablar de los patinetes eléctricos. El gran caos ha llegado a nuestras ciudades con estos aparatos que han llegado sin una regulación y ahora son incontrolables. Mucho daño ha hecho, pero siendo justos, han cambiado la manera de ir al trabajo. Cada vez son más los que dan el paso al patinete eléctrico y es que en poco tiempo, lo tienes amortizado y más teniendo en cuenta al precio que va el abono de transporte.

 

Pagar con el móvil.

SI hace diez años voy a un supermercado y saco mi móvil para pagar, directamente la dependienta le da al botón del pánico o si estoy en EEUU me saca una recortada. Es para mi una de las grandes cosas que nos deja esta década. Cada vez está mejor visto y no pareces un bicho raro por pagar con el móvil. Yo desde que empecé a usarlo, ha cambiado mi manera de vivir por completo. Ahora no tengo ni cartera. Me ahorro posibles robos y me siento mucho más seguro e informado. Lo pago todo con el móvil, ni tengo cartera ni dinero en efectivo. Es más, en alguna ocasión esto me ha supuesto inconvenientes como quedarme sin abono del transporte público y no poder comprarlo porque no lo tienen adaptado al contactless. Curioso que sitios como ese no estén adaptados. Por suerte, la mayoría de sitios si que están adaptados y se puede pagar casi en cualquier lado. También ha cambiado mucho el tema de las comisiones y es que ahora, cada vez hay más sitios donde incluso dos euros los puedes pagar con tarjeta.

 

Los perros ya no molan, mejor una Roomba.

Sin lugar a dudas, esta marca es la que se ha encargado de agitar este mercado. Ahora hay muchos modelos y marcas, y pueden ser totalmente autónomos. Tienen cámaras y están conectados a internet. Te permiten manejarlos desde el móvil como si fuera un coche teledirigido, y, en definitiva, es un claro producto que hace diez años ni nos lo hubiéramos planteado. Nos facilitan la vida y conozco de mucha gente que ha olvidado lo que es la escoba y el recogedor. Es sin duda, uno de los inventos revolucionarios que han llegado para mejorar nuestra vida y hacerla mucho más cómoda. Eso si, hay que ir con ojo a la hora de elegir modelo. Depende del que compres puede resultar prácticamente inútil si tienes muchos obstáculos en casa y se volverá loco. Y hablando de mascotas…, muchas de ellas no se llevan demasiado bien con que alguien aparte de ellos, vayan libremente por la casa y encima haciendo algo útil y que va muy relacionado con ellos ya que para los pelos de perro es una de las maravillas que nos ofrece estas máquinas.

 

Las plataformas streaming.

Si bien es cierto que el streaming ya lo teníamos con Spotify desde el 2006, si que es cierto que ni por tarifas ni por equipamiento, lo podíamos disfrutar. A día de hoy eso ha dado un vuelco increíble y son muchísimas las plataformas de streaming que existen. Son el barómetro de la piratería y sus precios comedidos hacen que baje la piratería y lo contrario cuando lo suben. Claramente si a alguien de debemos que haya descendido la piratería de cine y series esa es Netflix. Gracias a ellos ha descendido claramente la gente que acude a páginas web para buscar contenido protegido por derechos de autor. Prueba de ello es que cuando Netflix subió las tarifas, curiosamente también subió el pirateo. Hace una década era impensable ponerte a ver series y películas sin parar, eligiendo la que querías y sin anuncios. Es otro de esos grandes avances que hemos dado y que hace una década nos situaría de nuevo como unos bichos raros.

 

Pulseras y relojes inteligentes.

Otro de los que si trasladamos al 2009 nos mirarían como bichos raros. Ahora gracias a ellos, aparte de la hora, que debería ser su función básica, podemos monitorizar un montón de cosas. Ver mensajes de texto, el tiempo, mirar correos, responder, incluso hablar por teléfono. Mirar las pulsaciones que tienes, cuanto has caminado y mil movidas más. Es sin lugar a dudas el producto en expansión del momento. Cada vez es más típico ver a gente con pulsera o reloj inteligente y es un boom que no para de crecer. Desde China son cada vez más los relojes y pulseras inteligentes que nos ofrecen a unos precios realmente económicos. Y venga, voy a ser pesado. ¿Gracias a quien le debemos el tema de los relojes inteligentes? Aquí lo dejo. En cuanto a pulseras…, no se a quien se lo debemos. ¿Quizás a Fitbit? No acabo de tenerlo claro.

 

Conclusión sobre bichos raros tecnológicos.

Está claro que hemos dado pasos de gigantes en muchos aspectos relacionados con la tecnología. No sabría deciros cual de todos los avances comentados es el más importante o más interesante. Seguramente me quedaría con el streaming por lo que supone, por lo que entretiene y por lo que ha regulado el tema de la piratería. El internet en el móvil y las tarifas cada vez más simpáticas también lo pondría como destacado porque de estar anclados todavía a las tarifas de hace una década, no podríamos hacer muchas de las otras cosas como ver webs, escuchar música, video y demás movidas. Obviamente y no he entrado porque si no, no acabamos nunca, WhatsApp y similares tienen su parte enorme de importancia. Hace una década no existía o acaba de nacer ya que su nacimiento fue en 2009 precisamente. En definitiva, que estamos mucho mejor gracias a la tecnología y la evolución que ha sufrido nos ha beneficiado claramente. Eso si, a costa de volvernos más vagos o inútiles ante según que situación. En ese aspecto si que creo que hemos empeorado claramente. Pero al final, el balance es ampliamente positivo.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner