Bard vs ChatGPT ¿Cuál es mejor?

A día de hoy…, no hay color. Bard es una inteligencia artificial que tiene mucho potencial, y seguramente con un poco de tiempo, será mejor. Pero ahora mismo, Bard es muy inestable. Lo poco que la he usado, me ha dejado claro que no es de fiar. Es muy impreciso en sus respuestas, y demuestra no saber lo que dice en muchas ocasiones. Mezcla conceptos, y no se aclara. Le rectificas y asume los errores, pero luego le vuelves a preguntar y se vuelve a equivocar. Es quizás la parte que menos me ha gustado de Bard. En eso, ChatGPT es mejor, asume los errores y los corrige.

Errores de Bard.

He confiado en él para dos asuntos concretos. Uno de ellos, los nominados para los Emmy. Aquí me ha demostrado que no sabe lo que dice. Ha mezclado a muchísimos nominados que no estaban en la lista. Ante mis dudas, le exponía mi inquietud con las respuestas emitidas, y seguía en sus trece. Fue incapaz de asumir los errores. De mi total confianza por cómo empezó nuestra “relación” a ese momento…, todo cambió. Ya con desconfianza, hoy le he preguntado sobre dos miniseries, Candy de Jessica Biel y Love & Death de Elisabeth Olsen. Pese a estar claro quién es quién, Bard ha confundido a las actrices y sus respectivas miniseries. Lo peor es que le dices que se ha equivocado con la respuesta, que es al revés, te dice que tienes razón, acto seguido le preguntas de nuevo, y te lo vuelve a decir mal. Eso es inaceptable.

¿Nos fiamos de él?

Si, pero no. Creo que Bard refleja lo que es una IA. Algo que te debe servir de ayuda, pero no creer ciegamente en ella. Es una IA y como tal, tiene que saber interpretar las cosas y aprender de ellas. No tiene sentido que tenga un error, se lo expongas, te lo acepte, y que luego te vuelva a caer en el mismo error. Eso no puede pasar, y por mucho que Bard esté en fase de pruebas, que todavía es experimental, es un error lo suficientemente grave como para dejarlo pasar. Me gustan las IA, pueden ayudar mucho, pero no podemos creer fielmente en todo lo que nos dicen, y tampoco podemos o debemos confiar totalmente en ellas.

Inaceptable por ser de Google.

Lo que no se nos debe pasar, es que es del todo inaceptable que Bard, siendo de Google, se permita el lujo de cometer este tipo de errores. Me ha sorprendió en negativo ver como Bard, era tan torpe a la hora de mezclar conceptos y de seguir cometiendo el mismo error pese a rectificarlo. En esto deben mejorar, y dejan claro que esa IA, no es apta para mejorar, y que únicamente nos muestran una pequeña parte de todo el potencial que tiene. 

Conectada.

La ventaja que tiene Bard, es que está conectada a internet, con lo que tenemos solución a problemas actuales. Pero de nada sirve si luego no es capaz de precisar sus respuestas. Que tenga un índice de errores tan alto para lo poco que la he usado, sólo me deja ver que está todavía muy verde y que necesita tiempo. Seguramente han querido aprovechar el bajón de ChatGPT que por primera vez ha empezado a perder usuarios, y han querido sacar tajada de ello. Veremos cómo es acogida por los usuarios, pero a mí, personalmente, Bard me ha decepcionado.

¿La usaré?

Pues para mi trabajo, tengo que decir que el uso de inteligencias artificiales, son de gran ayuda, pero que al final, no puedo confiar fielmente en ellas. Bard me puede ayudar, pero siempre a ampliar o resolverme pequeñas dudas, pero nunca a sustituir o pensar por mí. Eso, al final, nunca debería pasar, pero por desgracia, las IA se están apoderando de los usuarios y sustituyéndolos hasta a la hora de pensar. Esperemos que la gente sepa discernir entre que una IA te ayude o te haga la faena, y que lleguemos a la conclusión de que nunca debe sustituirnos a la hora de ejecutar nuestras tareas.

Conclusión.

ChatGPT triunfó porque desde el minuto 1 nos demostró de lo preciso e impecable que era en sus respuestas. Bard nos ha demostrado desde el minuto 1 que es imprecisa y llena de errores incomprensibles. Aparte de todo esto, Bard hay que recordar que es de Google, y si algo hace Google, es ganar dinero con la publicidad. Bard no tiene publicidad, y te facilita las cosas para que no tengas que entrar en webs, con lo que su principal fuente de ingresos se muere. Este modelo de negocio no va a ningún lado, y eso la gente lo tiene que ver. Bard está muy bien, pero está lejos de ser el producto final que nos darán, y pase lo que pase, se hará negocio con ella y no es el negocio que nos están mostrando. Os espero en la web de cine y series.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner