de iPhone a Android

Cambiando de Android a iOS

 

Personalmente hice el cambio de Android a iOS hace más de un año, y mi satisfacción con el cambio es máxima. Ya he hablado de ello hace tiempo, pero hoy quiero volver a las andadas principalmente porque con la aparición del nuevo iPhone SE, creo que mucha gente va a dar el salto. Y lo creo básicamente el terminal de Apple, salvo por el reducido tamaño, está muy pero que muy bien. Seguir manteniendo a estas alturas el botón central histórico, cuando Apple, como el resto de fabricantes que lo mantienen o mantenían de manera histórica es cada vez más difícil, este iPhone SE se postula como un gran robador de usuarios Android. Pues bien, hoy voy a exponer cosas que se ganan y se pierden con este cambio. Quizás algún punto coincide con artículos ya publicados, ya que no es la primera vez que trato el tema, y otros serán nuevos o enriquecidos. Pero antes…, uno de mis podcast destacados. Todos en tu app favorita buscando LaTeclaTec o al final del artículo.

Ir a descargar

El punto más importante.

La tranquilidad. Cambiar de Android a iOS te da una tranquilidad extra en muchos aspectos. Uno de ellos, en saber que todo va a ir bien (sobre el papel) y que la actualización hará que tu dispositivo irá mejor. Hemos visto de manera constante como en fabricantes del estilo Xiaomi, con algunas actualizaciones la liaban muy parda. En iOS eso no suele pasar, aunque no son perfectos y siempre hay errores. Lo bueno de esto es que esos errores se corrigen rápidamente porque como todos están con el mismo sistema, es más sencillo solucionarlo. La ausencia de fragmentación, hace que todo sea mucho más sencillo. El volumen de dispositivos actualizados a las últimas versiones es brutal. Hablamos de móviles de hace más de 5 años que están actualizados al ultimo sistema. Eso en Android no pasa. Ningún fabricante alarga tanto la vida de las actualizaciones porque no les interesa. Obligan a renovar equipos más a menudo.

 

El desgaste no es el mismo.

Seguro que si te manejas por las tiendas de segunda mano, habrás visto que el precio de los iPhone es mucho mayor que del resto de fabricantes. El desgaste del teléfono a niveles precios es mucho menor, y puedes vender un iPhone de hace varios años por una cantidad bastante elevada. Obviamente el precio del mercado de segunda mano en móviles está tremendamente adulterado, pero si que es cierto que se nota mucho ese menor desgaste como marca. Quizás en eso influye el cariño y casi religión con el que los usuarios de los iPhone tratan a sus dispositivos. Se les da mucho más valor a los teléfonos, o al menos, esa es la percepción que tengo. Aparte de eso, como dije antes, gracias al sistema de actualizaciones, permite que esa larga vida de sistemas operativos, haga más sencilla su buena venta. En Android, la gente no compra un terminal de hace dos años por un precio elevado porque sabe que ya no tendrá actualizaciones. Y a día de hoy, el tema de actualizaciones y tener el móvil a la última versión, sigue vendiendo mucho.

Menos exigencias.

Uno de los puntos que he visto en mi cambio de Android a iOS ha sido la falta de necesidad de preocuparme por el hardware. Que si cuatro cámaras, que si más RAM, todo eso en iOS “no importa demasiado”. Los dispositivos funcionan a todo rendimiento con mucha menos RAM que los equipos Android. Eso es una evidencia y tal es así que desde no hace demasiados años, Apple amplió a 3gb de RAM los dispositivos que hasta ese entonces iban a 2gb sin problemas. Es muy grande tener un dispositivo con la mitad de memoria RAM que uno Android y que el rendimiento sea igual o mejor. Además, Apple no hace alarde de esas características. Entiendo que porque quedaría en evidencia respecto a Android y le haría perder clientes, o quizás pasaría todo lo contrario. Pero está claro que el mensaje que se vende es que con un iPhone, todo fluye. Y ese punto me gusta porque se quitan del medio un tema que me toca bastante la moral. Gente comprando terminales nuevos porque tienen 6gb de RAM, o más. Convencidos que eso les dará mejores resultados y luego resulta que usan el móvil para abrir WhatsApp, Facebook, correo y web. Que eso con 2, 3, 4, 8, o 12gb de RAM, te va a rendir igual.

 

3D Touch, una maravilla.

En este punto de mi paso de Android a iOS, tengo que reconocer que es ventajoso porque le doy mucho rendimiento al 3D Touch. Concretamente en el PUBG Mobile. ¿Qué es el 3D Touch? Pues bien. Es un sistema de presión de la pantalla, que permite hacer cosas. Por ejemplo, si le hago una leve presión al icono de Telegram, por ejemplo, me permite ver una serie de acciones rápidas como enviar mensaje o similar. Eso está muy bien, y si te acostumbras a usarlo, te ahorra un montón de pasos. Yo por ejemplo, lo uso mucho para abrir vistas previas de webs sin necesidad de abrir la pestaña. Con una leve presión en una búsqueda de Google, veo información de webs sin tener que entrar. Pero sobretodo, donde lo noto mucho es en el PUBG Mobile, y otros shooters especialmente. Tenemos en los ajustes la posibilidad de activar el 3D Touch. ¿Y que nos permite eso? Pues ahorrarnos los gatillos y tener un movimiento más que el resto de personas. ¿Cómo? Pues mientras la gente sin accesorios y sin esta tecnología (que lo tienen pocos), solo puede usar el movimiento de dirección y disparar, o apuntar y disparar. Con el 3D Touch podemos apuntar, movernos y disparar. Es decir, tenemos un movimiento más. Y os aseguro que se nota y mucho. Es cierto que con los gatillos tienes los mismos movimientos, pero yo que los he tenido en Android…, os aseguro que no es lo mismo. No entiendo como no usan esta tecnología más fabricantes. Son muy pocos los que lo usan, y muchos de los que lo hacen, es sólo en una parte de la pantalla. En iOS, lo tenemos en toda la pantalla y en la mayoría de modelos.

 

Cosas malas del paso de Android a iOS.

Hasta ahora he hablado de maravillas. Tiene cosas malas, obviamente. Por ejemplo en diseño. Todos están cortados por el mismo patrón. No hay variedad y eso, entiendo que a muchos les pueda importar. Si tienes un iPhone, estéticamente sabes que tienes el mismo terminal que todos los demás de tu mismo móvil. Es más, en Apple, si no fuera por el cambio de dirección de las cámaras traseras…, no sabrías si estás viendo uno u otro. A mi sinceramente esto no me quita el sueño, pero entiendo que a muchos les importe tener un diseño arriesgado, rompedor, diferente… Por otro lado tenemos las personalizaciones. Android es infinitamente más personalizable y eso, la verdad, tiene su encanto. Tener un móvil “único” por la disposición de la pantalla, ajustes, y demás aspectos estéticos, mola. En iOS todos estamos cortados por el mismo patrón. No esperes cambiar accesos rápidos de la cortina de notificaciones, porque ni tenemos. Bueno, si que tenemos, pero es diferente a la de Android. Nosotros la tenemos en la parte inferior, es decir, tenemos dos cortinas de notificaciones. Una arriba donde aparecen notificaciones y otra abajo donde tenemos ajustes rápidos que por suerte, se pueden modificar y ordenar. Pese a que estoy en la sección de cosas malas…, tengo que decir que me gusta más el sistema iOS con esta doble barra deslizable.

 

¿Hay menos malware en iOS?

Esa es la percepción que tenemos. Pero en realidad no es que haya menos malware, lo que sucede es que al ser un ecosistema muy cerrado y donde todos estamos en lo mismo, es más fácil dar con él. Es decir, en Android muchos están bajando aplicaciones de terceros, de canales de piratería y demás sitios. Esto genera un agujero enorme de seguridad porque al ser un código más libre, cualquiera puede introducir malware en esas apps y liarla. Luego el boca a boca hace el resto y tenemos el virus expandido de manera sencilla. En iOS eso no ocurre. La única manera de entrar es mediante Apple Store. No hay otra manera (a no ser que tengas Jailbreak). Con lo cual, es muy difícil que entre malware, que entra. Pero como es un único frente abierto, es más sencillo localizarlo. Si a Apple se le escapa, que pasa y mucho, siempre habrá usuarios que reportan problemas y se localizan rápido. En Android ocurre igual, se la cuelan en la tienda de aplicaciones, pero como aparte de ese frente tienen el resto comentados…, es más fácil. Aparte es de cajón. Android domina el negocio con el 90% de cuota de mercado aproximadamente. Es de cajón que exista más malware en Android o que se tenga esa percepción. Son muchos más los preocupados o afectados.

 

Ecosistema Apple.

Por último, en este recopilatorio del cambio de Android a iOS, que no es que no existan más puntos, pero me quedaría muy largo, no me puedo olvidar del ecosistema Apple. Si tienes varios equipos de la manzana…, estás de enhorabuena. Se potencian y se complementan a la perfección. Y en mi caso, que tengo un iPhone, un iMac, un MacBook y un iPad…, pues os podéis imaginar que el beneficio es máximo. El pasar cosas de uno a otro, avisos de notificaciones que aparecen sin tener que tocar nada en otros equipos, sincronización de muchísimas cosas,…, todo fluye. En esto hay que reconocer que Apple se lo ha trabajado mucho. Los equipos se complementan y se hacen mucho más potentes. En definitiva, que Apple lo ha hecho realmente bien en el tema ecosistema. Ha conseguido un nivel de complementación prácticamente perfecto.

 

Conclusión sobre el cambio de Android a iOS.

Está claro y hasta ahora no he hablado de ello, que el precio de los equipos de Apple es muy elevado. Demasiado. Pero es que detrás hay tantas cosas que la hacen diferente al resto… No he hablado de su soporte técnico, pero es digno de admirar. Solución de problemas a distancia, con equipos de hace tropecientos años, atención en tienda, profesionalidad y eficacia, eso también va en el precio. Es cierto que durante años lo han hecho mal. El cobro de los sistemas operativos de antaño y el rápido desgaste o abandono de los equipos estaba a la orden del día. Pero poco de eso queda. Actualmente yo tengo el iMac (6 años) y iPad (7 años) funcionando sin problemas. Es cierto que a nivel hardware, los equipos son flojos. Se quedan atrás muy rápido respecto al resto. Pero como dije antes, gracias a su sistema, equipos con menos hardware, rinden perfectamente igual o mejor que otros más potentes. A nivel gráfico en juegos no entro, allí van perdidos, pero en trabajo…, el rendimiento es brutal. Así que si estás en Android y estás pensando en hacer el cambio de Android a iOS…, te lo recomiendo. No esperes encontrar la barra libre de hacer y tener lo que quieras, porque no pasa, pero al final…, no encontrarás a faltar tantas cosas de las que hacías en Android porque son secundarias.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner