amazon

Amazon Prime llega a los 150 millones

 

Es una cifra muy interesante, y como miembro de Amazon Prime, tengo que hablar de ello, siendo crítico, porque existe una parte muy negativa en esta cifra, pero con otras muchas cosas buenas. Nos tenemos que acostumbrar al modelo de negocio de Amazon y saber las consecuencias que va a tener. Porque obviamente, lo que están haciendo está teniendo consecuencias muy importantes que quizás unos conocen, pero pasan y otros directamente quizás no conocen y es interesante que sepan. Vamos a darle una vuelta al tema, pero no sin antes, dejaros uno de mis podcast promocionados. Todos en tu app de podcast favoritas buscando “LaTeclaTec”, o abajo donde te doy los enlaces. Espero que te gusten y nos sigas, cada vez son más los que lo hacen.

Un avance sin freno.

Lo de Amazon es tremendo. La anterior cifra redonda, la de los 100 millones de suscriptores Prime, que data de 2018. Es decir, en menos de dos años, han conseguido subir 50 millones de suscriptores, algo que es digno de aplaudir. Es una empresa exitosa. Tanto es así que Jeff Bezos, su creador, es desde hace un tiempo el hombre más rico del mundo. Si queréis más cifras…, vamos a por los ingresos. Jeff se ha embolsado un total de 87400 millones de dólares, lo que supone un incremento del 21% respecto al año anterior. Son cifras de locos que no harán más que subir y es que Amazon, no para de crecer. Si hablamos de beneficios…, la empresa subió un 8% durante el último trimestre del año. Como veis, las cifras son espectaculares. No se sabe donde está el techo de Amazon, pero desde luego, no han llegado al límite ni mucho menos.

 

¿Vale la pena Amazon Prime?

Para responder a esto, vamos a exponer lo que nos ofrece y a que precio y luego damos la respuesta. Cuesta 36 euros al año o una cuota de 4.99 al mes. Obviamente te sale mucho más a cuenta la modalidad anual, y aplaudo este tipo de tarifas ya que representa un buen ahorro y te ahorras la cuota mensual que se hace pesada. Como ventaja principal es la de tener entregas en 24h sin coste adicional. Esto sin lugar a dudas es su gran punto a favor, y si eres de comprar mucho en Amazon, obviamente te sale a cuenta por la comodidad. Pero no es la única ventaja, ni mucho menos. Por poneros un ejemplo, he comprado artículos en Prime que he devuelto sin problemas y sin Prime estar dos semanas para que acepten la devolución. Otra de las ventajas de los Prime, es que pueden acceder a ofertas flash media hora antes que el resto de usuarios. Esto, de nuevo si eres un habitual, es una gran ventaja porque si son unidades limitadas, al salir para todos se pueden haber acabado.

 

Multimedia como extra.

Está claro que la mayoría de gente coge Amazon Prime para tirar de compras online. Pero desde hace tiempo, Amazon Prime es mucho más que eso. Están invirtiendo bien y fuerte por el cine y series. Actualmente en Amazon Prime Video hay bastante contenido interesante, aunque vamos a ser sinceros, su catalogo es bastante limitado, aunque va creciendo. Lo bueno es que en cantidad/calidad, están muy bien. También tiene música y es que tienen más de dos millones de canciones sin publicidad con una reproducción de 40 horas mensuales. Puede que no sean muchas, o que te lleguen, pero estamos hablando de un servicio sin pagar más.

Si quieres todo a full, tienes la cuota mensual de 10 euros por Amazon Prime Music que lleva tiempo subiendo sin parar y se ha convertido en una alternativa real a Spotify. Por si es poco, tenemos más. Con Prime también tiene acceso gratuito a cientos de libros electrónicos. Con Prime Reading podrás leer sin necesidad de tener un dispositivo Kindle. Pero todavía hay más, y es que si quieres almacenar tus fotos, te ofrecen espacio ilimitado para tus fotos en máxima resolución y 5gb para tus videos en Amazon Photos. Quizás este punto me impide usarlo y es que tengo muchos videos y superaría el límite. Si no fuera por eso, lo usaría sin lugar a dudas. Pero ojo, entiendo que tenga ese límite por temas de seguridad y de evitar locuras de subidas por parte de los usuarios.

 

Amazon y las tiendas.

Venga, ahora que estáis embelesados con tantos servicios…, vamos a la parte oscura de Amazon Prime. Aunque lo correcto sería hablar de Amazon y no de Prime puesto que es el servicio en conjunto el que está destrozando a las tiendas. Amazon es y será el máximo responsable de la destrucción de los comercios tal como los conocemos. Siento ser así de duro y directo, pero es la realidad, o la realidad que estoy viendo y veré. Si pienso en un futuro no muy lejano, veo las ciudades sin tiendas más allá de panaderías y los badulaques.

Tiendas como tal, creo que van a desaparecer en su gran mayoría y que, para poder entrar en una, será en centros comerciales y poco más. Obviamente también creo que las grandes cadenas al estilo Berska, Nike, Adidas, Blanco, Mediamarkt, y similares, si que seguirán estando por todos lados. Pero me refiero a esos pequeños comercios, van a desaparecer, seguro. Y pruebas de ello hay a patadas. Amazon es el máximo exponente de que esto suceda, es obvio que no los únicos, pero si los máximos responsables. Y tenemos que asumirlo como algo que está pasando y que seguirá sucediendo.

 

¿Tienen futuro las tiendas?

Ninguno. Y como dije antes, me estoy refiriendo a tiendas pequeñas y no a cadenas. Y no tienen ningún futuro porque actualmente ya están que se tambalean. Internet puede con todo, y con razón. Tal como está montado, no hay color. Mientras la tienda tiene que pagar suministros, empleados, bajas, subidas, vacaciones, local y otros temas, internet no paga nada. Si eres como Amazon, los mayoristas te ponen la alfombra. Pero no hace falta ni eso. Con que vendas mucho no necesitas ni almacén. No tienes empleados, no pagas suministros. Ante eso no se puede competir. Y es la pena que veo a todo esto.

Se ha generado una desigualdad que deja claramente a las tiendas en desventaja. Y si ya eres Amazon…, pasa lo que pasa. Compran en grandes cantidades, lo distribuyen entre sus almacenes y entregan al momento. ¿Quién va a competir con eso? Nadie. Es por eso que las tiendas están abocadas a la desaparición. Empresas como Bose, gran exponente del mundo del sonido, ya anunció hace unas semanas que cerraba sus tiendas porque su negocio mayoritariamente se gestionaba online.

 

Las tiendas y Amazon.

Las tiendas, principales enemigas de Amazon ya que les quitan el negocio, han tenido que hincar la rodilla. Muchas de ellas venden en Amazon. ¿Motivo? No se puede competir con alguien tan grande. Las tiendas venden en Amazon aceptando sus condiciones y ajustando los precios y también en las tiendas. ¿Resultado? Venden mucho más en Amazon, aunque los precios sean más bajos. Al final hay que aceptar que Amazon es un sitio muy práctico y cómodo y que la mayoría de tiendas acabarán estando allí. No creo que sea una muerte rápida, pero si que se irán desangrando.

Aceptarán estar en Amazon y trabajarán en dual. Verán que las ventas son mucho mayores allí y tendrán que ajustarse el cinturón y aceptar el nuevo panorama de ventas. Es imposible competir contra alguien que te posiciona los artículos en más baratos, estrellas de usuarios y demás movidas. Comprar en Amazon es sencillo y cómodo, y si tienes Amazon Prime ya ni te cuento. El negocio que tienen está preparado para que año tras año, la gente entienda que tener Amazon Prime es lo más sensato. De allí esos números. 50 millones de nuevos suscriptores en menos de dos años no es poca cosa.

 

¿El usuario es el responsable?

Obviamente lo es. Pero es del todo lógico. Vivimos en un mundo donde nos aprietan por todos lados. Sueldos muy bajos, alquileres o hipotecas altas, muchos gastos en suministros, comida, y encima, nos tiene que sobrar para ocio. Entre comprar un artículo que vale 50 en la tienda y que el mismo en Amazon está por 30, me quedo con el de 30. Y me da igual que el argumento de la tienda sea que tiene que pagar sueldos y demás movidas. No me importa. Y siento ser así de claro, pero es la realidad. No te vas a poner a pensar en el motivo por el cual cuesta más. Compras el barato porque tu economía no te permite andar con excesos. Y eso es el punto clave donde los gobiernos no han actuado. Han decantado la balanza sin proteger al comerciante. Las tiendas están abocadas a ser un simple escaparate donde la gente vaya a probar las cosas y luego se vaya a casa a comprarlo por internet.

La comodidad manda.

Tener Amazon Prime es darle clic a un producto y tenerlo a las horas o al día siguiente. En muchas ocasiones es tal la comodidad que me he permitido comprar dos o tres artículos similares y luego probarlos y decidir cual me quedaba. Y es que su sistema de devoluciones es otro punto fundamental. Tienes en muchos casos dos meses para devolverlo. Cientos de puntos de recogida donde llevas el producto y de manera rápida y cómoda lo recogen y todo listo. Es un sistema ideal para todos. Incluso para el que recoge los paquetes. Esos puntos de recogida suelen cobrar unos 5 céntimos por paquete. ¿Una miseria?

Por supuesto. Pero es que ese punto de recogida es una tienda o un parking, que tienen su negocio y eso es un extra. Con lo cual, por coger paquetes que una vez al día recoge un transportista que te caigan unos euros…, no está mal. Y lo mismo con los repartidores. Autónomos. Que no tienen nada mejor que hacer en muchos casos. Cada vez son más este tipo de perfiles. Y quizás es el punto más oscuro de Amazon, pero señores, está a la orden del día. Autónomos y gente externa que si reparte gana y si no, no cobran. No tienen bajas ni movidas. Vamos, un negocio de negreros en toda regla. Pero nosotros, los que compramos allí, somos los que estamos dando peso y lógica a este tipo de negocio.

 

Conclusión sobre Amazon Prime.

Estamos abocados a este sistema de negocios. Es una pena, pero sinceramente…, creo que al final es lo que nos merecemos y a lo que nos lleva la manera de vivir que tenemos. Al final un empresario no quiere tener tiendas físicas. Los empleados se sublevan, te piden aumentos, bajas en muchos casos injustificadas, alquileres, vacaciones, bajas de maternidad, todo un sinfín de temas, que si bien entiendo que en la mayoría de casos son lógicos y necesarios, en otros y pensando en la parte del empresario, entiendo que se quiera cambiar por el negocio de internet.

Es más sencillo todo. Pero ojo, que esto pasa porque los que mandan lo permiten. Si se pusieran impuestos extra a este tipo de negocios online, la cosa cambiaría. Pero no se ha hecho y ahora toca ver como los negocios de toda la vida cierran. Internet se ha llevado por delante todo. Incluso farmacias que son tan necesarias. Ya he visto en las zonas que regento varias de ellas, que eran 24h, cerrando por la noche. Otras desapareciendo. Y es que hasta los medicamentos los puedes comprar por internet con sus comodidades.

Al final, todo es una cosa tan lógica… Para que te vas a desplazar, con lo costoso que supone el transporte, las aglomeraciones de gente, las altas o bajas temperaturas de los locales, todo en general. Acabaremos comprando todo por internet sin pisar una tienda. Y ojo, que esto pasará progresivamente. Las tiendas tienen vida para años ya que la gente mayor es la que va a tirar de ellas. Pero estoy seguro que si las tiendas fueran sólo para gente de 12 a 60 años, no quedaba ni una.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner