Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

¿Por qué admiro a Steve Jobs?

21 diciembre, 2020

 

Los que me sigáis desde hace mucho tiempo, sabréis de mis preferencias tecnológicas. Nunca las he ocultado y no me cuesta trabajo decir que me encanta Apple y que tienen sus orígenes en Steve Jobs. Para mi, una de las personas más influyentes de la historia (especialmente en su campo), y al cual, le debemos gran parte de las cosas que usamos a día de hoy. Los que son anti Jobs, seguramente usarán argumentos como que él directamente no es el ideólogo de muchas de esas cosas que se le atribuyen, pero señores, no seamos cínicos. Al final el líder de una empresa, es el que se lleva los méritos, y en este caso no será menos, cuando encima, es directamente protagonista de muchos de esos éxitos. Siempre se supo rodear de los mejores, y sacar lo máximo de ellos, y eso, es una virtud que no todos tienen. Vamos a darle un repaso a muchas de esas cosas.

 

Una historia impresionante.

Hay que reconocer que la historia de Jobs, te guste más o menos, es una historia sorprendente y muy interesante. Para conocer en profundidad esa brutal historia, lo mejor es hacerlo con la única biografía autorizada por él mismo. Por 10 euros tenéis acceso a un mundo tecnológico con muchos puntos interesantes y que vale mucho la pena leer si te gusta la tecnología. A modo resumen o puntos clave, tenemos el nacimiento de muchas empresas (Apple, Microsoft…), movimientos empresariales sorprendentes, como la expulsión del creador de la propia empresa (Steve Jobs). La compra de una empresa que se convierte en clave en el sector de la animación. También se hace mucha mención a la mala vida del genio con su familia, a la cual no trató para nada bien. Relación con sus empleados, creación de su nueva y desacertada empresa, y un montón de cosas que te llevan a los inicios de muchas empresas que luego han quedado en nada, o que se han convertido en enromes viniendo de la nada.

 

Steve Jobs el creador.

De su mano llegaron muchos inventos revolucionarios. El más importante de ellos, por ser el primero, fue el Macintosh. El primer ordenador personal de consumo con interfaz gráfica y ratón. Que dicho sea de paso, fue otro de “sus inventos”. En este caso, y como explica en el libro, no fue una creación propia. Sino que hizo gala de su instinto depredador tecnológico y en una visita a Xerox Park, lo vio y no le hacían ni caso. Él supo ver el potencial del ratón y cogió esa idea para reventar el mercado. El Macintosh fue una auténtica revolución tecnológica, al igual que lo fue el iPhone. Considerado el primer Smartphone, aunque si somos quisquillosos seguramente ese honor corresponde más a la BlackBerry, pero bueno. Fue una revolución absoluta y que supuso un cambio radical a lo que teníamos hasta ese momento. El iPod fue otra gran y brutal revolución ya que hasta ese momento, lo que planteaban era inimaginable. Con el iPad llegaría otra revolución, y que a día de hoy sigue siendo la referencia en tablets. Fueron los primeros en apostar por algo tan revolucionario y el éxito fue y es brutal. Y el iMac supuso otra vuelta de tuerca por su diseño sorprendente que otros intentaron copiar sin tanto éxito.

Mucho más de Jobs.

Los comentados seguramente sean los mayores éxitos de Steve Jobs, pero para nada son los únicos, y los otros no son menos importantes. La aparición de la iTunes fue otro golpe sonado del genio, que supuso una completa revolución en el panorama musical. Y si nos fijamos en la gran pantalla…, de su mano también llegó la revolución de lo digital. La animación concretamente. Primero comprando una empresa moribunda a George Lucas, y luego convirtiéndola en Pixar para hacer de ella la mayor revolución de la animación de la mano de Toy Story, la cual fue la primera película de animación completamente hecho por ordenador. Eso le supuso a Steve Jobs, estar muchos años por delante del resto y hacer de una empresa ruinosa, una venta exitosa.

 

La familia.

Seguramente la parte más tormentosa y menos agradable de Steve Jobs. Una infancia dura donde sus padres lo dieron en adopción para que años más tarde, ya con Jobs famoso y poderoso, se reencontrara con su padre. Padre de hijos, donde la hija no fue reconocida o aceptada por él, con frases muy bestias que dejo para los que lean el libro, y con un montón de luces pero muchas más sombras. Realmente es sorprendente todo lo que hace referencia a su familia, y el trato que tenía con ellos. Seguramente la parte más dura y menos bonita de toda su impactante e interesante vida. Decir que dentro de todo lo malo que hizo y como lo llevó…, se podría decir que murió dejando todo bastante bien, teniendo en cuenta como lo había manejado todo.

 

Su muerte.

Evitable. Si bien siempre ha sido un genio avanzado a su tiempo, y que siempre dijo que tenía claro que iba a morir joven, su muerte seguramente se podría haber evitado o se podría haber llevado de otra manera. El 5 de octubre del 2011 murió el que para mi ha sido personaje más importante de la historia de la tecnología. La causa de su muerte fue un cáncer de páncreas. Lo duro del caso es que dicho tumor era “fácilmente” operable y le hubiera supuesto, seguramente, vivir con casi total normalidad. Pero sus fuertes creencias en la medicina natural y otras movidas mentales suyas, porque a lo largo de su vida ha coqueteado con todo tipo de sustancias, hicieron que perdiera un tiempo precioso con terapias alternativas que no le hicieron nada más que empeorar y que ya fuera tarde. Tan listo para unas cosas y tan tonto para otras. Una verdadera pena.

 

Nueve años de tortura innecesaria.

Desde octubre del 2003 hasta el 5 de octubre del 2011 que es cuando falleció, Steve pasó una tortura innecesaria por su mala cabeza. Incluyendo nueve meses de tratamientos de medicina alternativa que visto lo visto no le sirvieron de nada y que posteriormente, cuando ya era tarde, lamentó de no haber hecho caso a diferentes médicos que le recomendaron encarecidamente que se operara. Según un especialista, el 100% de los pacientes con un tipo de cáncer similar al suyo, tienen una vida totalmente normal como mínimo una década después de ser operados. Steve Jobs convivió con la enfermedad durante ocho años, donde se incluyeron muchos tratamientos, entre ellos un trasplante de hígado. Finalmente murió en su casa a causa de un paro cardíaco derivado del cáncer que padecía. Una verdadera pena.

 

La muerte lo hace grande.

Seguramente, y con el paso del tiempo, su muerte, al igual que la de otros grandes de la historia, sirve para engrandecer al personaje. El ser humano tiende a mitificar a aquellas personas que hacen cosas grandes pero que hasta que no mueren, no se elevan al séptimo cielo. Nos ha pasado a lo largo de la historia con multitud de personalidades y sigue pasando lo mismo. Quizás si no hubiera pasado lo que pasó, y Steve Jobs no hubiera muerto a la temprana edad de 56 años, podría haberse dado el caso de que el personaje se hubiera comido a la persona. Es decir, Jobs era un tío tremendamente complicado, con el que era muy difícil trabajar, según narra él mismo. Así que quizás la vida se lo hubiera comido, o tal vez hubiera sido expulsado de nuevo de su propia compañía por alguna locura que se le hubiera ocurrido. Recordemos que la Apple actual, rompe totalmente con muchas de sus convicciones que llevaba a rajatabla, como el tema de hacer terminales más grandes.

 

¿Película que hay que ver?

El tema del libro es perfecto para vivir en casi primera persona la vida de Steve Jobs. Pero para complementar esa lectura, que la pongo como principal y elemental…, podríamos continuar con una película, Piratas de Silicon Valley, que si bien es cierto no está autorizada por Jobs, relata perfectamente muchas de las cosas que leemos en el libro y que claramente apunta a una de las mejores “biografías” del autor. Además, no es monotemática ya que en ella no solo se narra la historia real de la fundación de Apple de la mano de los dos Steve, sino que también se narra la historia de la fundación de Microsoft, y la unión que tienen ambos genios de la informática. En ella podremos ver como una vez más, las clásicas guerras Barça/Madrid, Blanco/Negro, Android/iOS…, se repite. Son necesarias y en este caso, aunque de una manera algo diferente, también existe una guerra Apple/Microsoft.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast.Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram o en el grupo de debate donde podrás dejarnos tus comentarios, quejas, dudas o sugerencias

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts