Escandalosa desaparición de criptomoneda

 

Tenía que pasar.

Siempre se ha hablado de la criptomoneda como un tipo de divisa muy volátil. Sus continuas subidas y bajadas y las cifras de monedas extraviadas, robadas u olvidadas la convierten en una moneda cuestionada y cuestionable. Lo ocurrido en su paso más reciente es para hacérselo mirar. Concretamente hablamos de la QuadrigaCX, el mercado de compraventa de criptomoneda más importante de Canadá. Su creador, Gerald Cotten de 30 años, moría repentinamente en diciembre. Desde entonces, hay abierta una investigación para esclarecer que ha sucedido puesto que las criptomonedas se han volatilizado. Un total de 120 millones de euros no se sabe donde están. Sorprendente. Sin duda una prueba más del peligro de este tipo de monedas. Analizamos un poco el tema.

Movimientos poco claros y complicados de rastrear.

Empezamos cuestionando que una única persona sea capaz de controlar un capital superior a los 120 millones de euros sin ayuda o control de nadie. Eso ya es preocupante. Tener 115 mil usuarios y gestionar todo tu solo…, es de muy crack y muy osado al mismo tiempo. El resultado demuestra que no es una gran idea. Tampoco ayuda el sistema que existe para la gestión de este tipo de divisas. Concretamente hablamos de las “cold wallets”, unas carteras de criptomonedas sin conexión exterior para evitar el robo. Eso complica las cosas mucho, y más cuando Gerald usaba varias de estas. Concretamente seis, que administraba desde su portátil. Vamos, que el amigo estaba llevando un negocio de más de 100 mil usuarios y más de 120 millones de euros desde un portátil. Peligroso no, lo siguiente.

 

El tema se complica mucho.

Una consultora está ayudando a esclarecer lo sucedido. Se sabe que cinco de estos monederos que usaba Gerald no tiene fondos desde abril del 18, y el otro parece haber recibido criptomoneda de otro mercado para luego usarlo para transferir bitcoin al monedero de QuadrigaCX. Lo curioso es que no hay movimientos desde una semana antes de que muriera Gerald. Con lo cual…, ¿Dónde están mis criptomonedas? No se sabe y posiblemente no se llegue a saber. Pero desde luego el tema parece estar muy complicado. Quizás estamos ante algo sin mucho misterio, o podría ser un asesinato para quedarse con ese dinero. Vete a saber. Con criptomonedas de por medio…, cualquier cosa es posible. Lo que está claro es que más de 100 mil usuarios están con el alma en vilo esperando saber algo sobre su dinero.

 

Conclusión AAM sobre desaparición de criptomoneda.

El Wall Street Journal hizo un estudio por el cual estimaba que a finales del año pasado, entre el 17 y el 23% de la criptomoneda, estaba desaparecida u olvidada. La gente olvida las claves de entrada, su disco duro se corrompe y ya no pueden acceder y casos similares. Me parece una cifra muy alta que deja claro lo peligroso de este tipo de divisas. Con el caso de la muerte y desaparición que os comentábamos, queda claro el riesgo que se corre. Siempre hemos recomendado el uso responsable de la criptomoneda, y nos escandalizamos de ver las locuras que ha llegado a hacer el ser humano con ella. Desde comprar viviendas con criptomonedas, pasando por hipotecar sus viviendas para comprar divisas y mil locuras más. Hay que tener un poco de cabeza y no volverse loco. Hay muchísima gente que se ha hecho de oro con ella, es cierto, pero casi en el momento actual no es lo más recomendable. Compra con cabeza y evita tener que ponerte las manos en la cabeza porque miles de euros que has puesto se han esfumado.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner